martes, 25 de mayo de 2010

Oliver Ka & Alfred: Por qué he matado a Pierre

Idioma original: francés
Título original: Pourquoi j'ai tué Pierre
Fecha de publicación: 2007
Valoración: Muy recomendable


Se suele decir que los artistas crean para expresar lo que llevan dentro, para poder liberarse de aquello que los atormenta. A pesar de que no siempre es cierto (a ver si no va a haber quien cree por entretenimiento, por diversión, por aburrimiento o por encargo), esta máxima si se cumple en el cómic que hoy reseño.

Por qué he matado a Pierre
cuenta la historia de Oliver Ka, desde su infancia hasta el momento actual. Así, vemos cómo es la relación que mantiene con sus abuelos, católicos practicantes, y sus padres, ateos liberales, y cómo esta dicotomía le marcará profundamente. También nos hace testigos de los abusos sexuales que sufre siendo niño y de cómo, a pesar de "superar" lo sucedido y seguir adelante con su vida, esos abusos se convierten en una losa que le pesa más cada día que pasa y le impide ser feliz. Se hace, pues, necesario matar a Pierre, el hombre que le hizo daño y que ahora se ha convertido en un demonio interior del que es imprescindible liberarse para poder seguir viviendo.

Ka expresa con sinceridad todos los sentimientos y estados de ánimo por los que pasa y cómo intenta luchar contra ellos, pero lo hace sin culpabilizar ni victimizar demasiado, sin sensiblerías, narrando su versión de los hechos pero dejando que sea el lector el que saque sus propias conclusiones. Al buen trabajo realizado por Ka hemos de sumarle el de Alfred, un gran dibujante que, con un trazo muy expresivo que roza lo caricaturesco y una aplicación del color muy vivaz (y acertada), se adapta perfectamente al tono de la historia.

En conclusión, podemos decir que Por qué he matado a Pierre es uno de esos libros que se merecen ocupar un sitio en nuestra estantería, una historia con mayúsculas, tan buena, que daríamos un brazo por haberla escrito, si bien no desearíamos nunca haberla vivido.

5 comentarios:

Yahvé M. de la Cavada dijo...

Un gran libro, si señor, de esos que recomiendas una y otra vez sin miedo a equivocarte.

Maese Salakov dijo...

Jopé, pues no he leído este slice of life. Y mira que dentro de los cómics es un género que sigo, pero había leído alguna crítica no muy positiva sobre "Por qué he matado a Pierre" y pospuse su lectura. Tras esta crítica, intentaré hacerme con él...

Por cierto, hablando de cómics y demonios interiores -y exteriores- os recomiendo "La muñequita de papá", de Debbie Drechsler. Sucísimo. Durísimo.

izas dijo...

"La muñequita de papá", lo he leído.
Buf. Muy bueno, pero qué mal cuerpo.

Maese Salakov dijo...

Pues ahí te van más 'slice of life' que me han gustado...

- "Blankets", de Craig Thompson (leerlo es enamorarse de nuevo).

- "Paul va a trabajar este verano", de Michel Rabagliatti (limpia y diáfanamente delicioso)

- "Pequeños eclipses", de Fane&Jim (la irremediable vacuidad y búsqueda sexual de la edad madura)

- "El playboy", de Chester Brown (onanismo adolescente y culpabilidad).

- "Parecer es mentir", de Dominique Globet (con un grafismo muy interesante, además)

- "Fun Home", de Alison Bechdel (está bien... aunque tal vez esperaba más del mismo).

(etecé, etecé; y no me diga que se los ha leído usted todos...)

izas dijo...

jajaja no, todos no
he leído "Blankets" (qué maravilla), "Pequeños eclipses" (genial, pero qué asco de gente) y "Fun home" (que me gustó)

echaré un vistazo a los demás, a ver qué tal

:)