sábado, 20 de marzo de 2010

Rafael Reig: Manual de literatura para caníbales

Idioma original: español
Fecha de publicación: 2006
Valoración: Muy recomendable

Si alguien quiere leer un manual de literatura pero sólo acercarse a uno le causa un sopor irrefrenable, éste es su libro.

Si alguien quiere leer una historia curiosa, divertida y absurda a partes iguales, éste es su libro.

Si alguien necesita una guía de lectura para acercarse a los dos últimos siglos de la literatura en español, éste es su libro.

Rafael Reig toma como punto de partida la historia de la familia Belinchón, marcada por la desgracia desde que un antepasado aprendiera a leer y escribir, a principios del siglo XIX. Desde entonces el ansia caníbal por leer y escribir la obra maestra de su generación, entierra a todos los Belinchones, pero al mismo tiempo les da la oportunidad de conocer y frecuentar a los mejores escritores de cada tiempo, a quienes Rafael Reig retrata sin tapujos y con bastante mala leche.

Por los ojos del lector pasan los ornitorrincos sublevados (los románticos), los pacientes paquidermos (los realistas), los albatros a pie (los modernistas), las termitas y su estrategia (la generación del 98) y otros tantos especímenes literarios que alcanzan hasta nuestros días. Además, cada capítulo finaliza con algunos ejercicios prácticos para el lector y unas lecturas recomendadas, propuestas didácticas cargadas también de ironía.

Todo ello hace de este atípico manual de literatura una lectura muy recomendable de la que se aprende al tiempo que se disfruta.

2 comentarios:

Santi dijo...

Hola, Guillermo! Este libro me lo recomendó Penélope (creo que la conoces bien) y a los dos nos gustó batsante, aunque con algunas reservas. Por ejemplo, que hacia el final el libro se vuelve un poco repetitivo, y también que los últimos capítulos son innecesariamente escabrosos. La idea general es muy buena y muy original, pero su realización a veces no tanto... ¿qué crees?

Guillermo Gómez dijo...

A mí directamente me lo dejó Penélope, que la tengo en la oficina en la mesa de a lado y últimamente es quien me nutre de lecturas interesantes :)

La verdad es que estoy de acuerdo con todo lo que dices, especialmente con lo innecesariamente escabrosos que se vuelven los últimos capítulos. De todas formas, hay momentos en los que esa escabrosidad no deja de ser muy cómica y muy trágica.

Yo creo que lo mejor del libro es la idea de la que parte y su análisis irónico y mordaz de los escritores de cada generación. Además de que es un buen punto de partida como guía de lectura, ¿no te parece?