martes, 2 de marzo de 2010

Milan Kundera: La ignorancia

Idioma original: francés
Título original: L'Ignorance
Fecha de publicación: 2000
Valoración: Recomendable

Según explica Kundera, la raíz de la palabra "ignorar" es la misma que la de la palabra "añorar", de ahí que el sentimiento en el que se centra esta novela es la nostalgia, el dolor de la ignorancia, el no saber qué ha ocurrido con aquello que se ha dejado atrás.

Así, Kundera nos presenta a Irena y Josef, dos personajes que emigraron huyendo del comunismo y casualmente se encuentran cuando regresan a la República Checa. O se reencuentran, mejor dicho, porque antes de su salida del país compartieron un breve tiempo que pudo haber sido el comienzo de una historia de amor y que ambos aún recuerdan. Pero el recuerdo que guarda cada uno es diferente, como también lo son los recuerdos que tienen de su país y sus expectativas hacia el mismo. Por tanto, ¿qué futuro les espera? ¿Qué pueden construir, tomando como base un pasado común que, al parecer, no existe?

Utilizando como constante referencia el mito de Ulises, el autor nos muestra cómo el emigrante no siempre siente nostalgia ni desea regresar a lo que ha dejado atrás, y cómo en muchas ocasiones el "feliz regreso" se convierte en la prueba de que no se pertenece a ningún lugar, de que el nuevo hogar nunca será del todo un hogar y de que el antiguo ha cambiado tanto –o tan poco– que ya no nos pertenece.

Kundera, una vez más, nos demuestra que no ha perdido el pulso narrativo y que sigue siendo uno de los mejores novelistas de la actualidad. Como muestra, esta obra.

También de Kundera: La insoportable levedad del ser, La inmortalidad, La broma

17 comentarios:

Santi dijo...

Reconozco que confundo estas últimas novelas de Kundera, de títulos parecidos: La inmortalidad, La ignorancia... Creo que leí una de ellas, pero no me marcó mucho. En todo caso, casi todo lo que escribe Kundera está muy por encima de la media, así que seguro que merece la pena...

iván dijo...

Se agradecen las portadas!!!

Paula dijo...

Esti catalogó La insoportable levedad del ser como "imprescindible"; mientras éste se le asemeje un mínimo, supongo que también merecerá la pena... :)

Iván, a falta de fotos eróticas del equipo... ¡buenas son tortas! ;)

izas dijo...

qué manía con las fotos eróticas del equipo... yo voto por hacer un calendario al más puro estilo bomberos de bilbao
aunque lo de empuñar libros en lugar de mangueras no sé yo cómo va a quedar...

Santi dijo...

¡Esa es una buena idea! Además, somos 9 fijos + 3 firmas invitadas... ¡ya tenemos calendario! Me pido aparecer en Agosto, sujetando un Quijote... y hasta aquí puedo leer.

¿Es posible que esto se nos esté yendo de las manos?

Jaime dijo...

¡Sí, claro, un tochazo como el Quijote, y encima con dos volúmenes! No, no, de eso nada. Sólo valdrían ediciones de bolsillo, y de las finitas. ¡Si nos ponemos, nos ponemos!

(En efecto, se nos ha ido de las manos.)

Paula dijo...

Ah, pues yo me pido alguna antología, que cubra un poco de todo... :D

Ensada dijo...

Menos mal que es un blog de literatura porque a la mínima se os ve el pelo de la dehesa.

Paula dijo...

Sinceramente, no entiendo qué quieres decir con tu comentario, Ensada. No sé a qué te refieres.

Santi dijo...

Nada, que a la mínima oportunidad tiramos pal monte, como las cabras, y empezamos a planear calendarios de gente en pelotas... Y el bueno de Ensada (aka Simeón) sería el primero en apuntarse, seguro, pero hoy está tímido :)

Paula dijo...

¡Ahhh! Pues nada, oye, Ensada, que sepas que todo aquél que quiera enseñar cacho recibirá una cálida bienvenida.

izas dijo...

además de bienvenida, podíamos organizar algo así como un piscolabis, que estas cosas dan hambre

Marina dijo...

Madre mía, iba a escribir que me ha gustado mucho esta reseña, pero después de leer vuestros comentarios debo decir que de este blog no sólo enganchan las reseñas, también los comentarios que luego se hacen (aunque a veces no tengan nada que ver las unas con los otros). Hala pues, a despelotarse. Después de haber creado expectativas no podéis echaros atrás!

iván dijo...

calendaaaaaaa-rio!!!! eup!!!!!

Nio dijo...

Que buen libro weon, al igual que todos los de Kundera.

Ensada dijo...

Yo, como en Vietnam, me apunto a un bombardeo.

Claro que los calendarios de gente en bolas ya están muy vistos. podíamos hacer algo más original, no se, ¿un calendario de gente vestida?

Vero dijo...

Me estoy leyendo este libro y el principio me gustó mucho, ahora estoy en la mitad y no me engancha tanto pero sí que es verdad que Kundera escribe muy bien, a ver cómo acaba...
Saludos,