domingo, 7 de marzo de 2010

Unai Elorriaga: Londres es de cartón

Idioma original: euskera
Título original: Londres kartoizkoa da
Fecha de publicación: 2010
Valoración: recomendable

En un Londres que no es el que conocemos, en un tiempo que no podemos precisar, Phineas y sus amigos se reúnen cada tarde en el decimoséptimo tejado (porque este Londres es un lugar donde los tejados están numerados y no es raro ver a la gente pasearse por ellos), esperando que llegue Sora, su hermana mayor, que desapareció cuando él era un niño. Además de reencontrarse con su hermana e intentar averiguar qué le ocurrió, Phineas trata de salir adelante en una ciudad que poco a poco va dejando atrás una dictadura aún latente.

En un ambiente de miedo, de misterior y de un leve aperturismo que a veces parece más desasosegante que la propia opresión, el autor nos ofrece una novela dividida en tres partes. La primera de ellas nos presenta a Phineas y Londres (cuya historia es casi tan importante como la de la gente que vive en ella), la segunda desarrolla otra visión de la misma ciudad y de la misma realidad mientras adquiere tintes dickensianos y la tercera se encarga de unir y armonizar las dos primeras, así como de aclarar todas las incógnitas planteadas hasta el momento, llevándonos por un mundo tan onírico como real hacia una realidad que no esperamos, donde la verdad resulta ser tan sólo una forma particular de enfrentarse a la vida.

Que Unai Elorriaga es un gran escritor era algo que ya sabíamos (así lo ha demostrado en Un tranvía en SP, El pelo de Vant Hoff y Vredaman), y esta obra no nos va a hacer cambiar de opinión. Todo lo contrario, de hecho, porque además de estar bien escrita y estructurada, supone un punto y aparte en su trayectoria literaria. Ha cambiado el estilo, el tema... y ha construido un libro que nada tiene que ver con lo que había escrito hasta ahora. En mi opinión, todo un acierto.