domingo, 24 de mayo de 2009

Marjane Satrapi: Pollo con ciruelas

Idioma original: Francés
Título original: Poulet aux prunes
Fecha de publicación: 2003
Valoración: Imprescindible

Marjane Satrapi ha saltado a la fama dentro del mundo del cómic por su obra Persépolis, en la que relata la historia de Irán y la revolución islámica desde sus ojos de niña, adolescente y joven. Sin embargo, sin pretender restar importancia a esta obra en cuatro tomos -muy interesante desde el principio hasta el final-, hoy quiero dedicarle una reseña al que considero el mejor comic que he leído de esta autora, o al menos el más delicioso, literariamente hablando.

Delicioso porque cuenta la historia de Nasser Ali Khan, un músico de tar. Un buen día, su mujer, tras tener una fuerte discusión de pareja, rompe su instrumento musical. El hombre, hundido en la desesperación, toma la decisión de entregarse lentamente a la muerte. A partir de ese momento, asistimos a la crónica de este proceso, enriquecida con los saltos temporales gracias a los cuales conocemos la vida de Nasser.

Delicioso porque esta historieta gráfica está repleta de simbolismo, ternura, amor, desencanto. Porque lo que parecía una historia simple y, en parte, inexplicable (¿por qué dejarse morir por un instrumento?), va adquiriendo página a página unos matices que hacen de esta obra el acompañamiento perfecto para una tarde. Satrapi consigue capturar en sus viñetas la esencia que da sentido a una vida y la transmite al lector con tanta fuerza que cuando alcanza la última viñeta una sonrisa, cargada de deliciosa amargura, se dibuja en su rostro.

Si los libros fueran material comestible, éste sin duda sería un menú delicioso.