miércoles, 27 de mayo de 2009

Amelie Nothomb: Metafísica de los tubos.

Idioma original: francés.
Título original: Métaphysique des tubes.
Año de publicación: 2000.
Valoración: Recomendable.

Ésta es una novela muy original.

Su autora, Amelie Nothomb, que nació en Japón debido a la profesión de su padre, un diplomático belga, nos narra en primera persona los tres primeros años de vida de "una diosa" (porque, dada la forma en que los japoneses tratan a los bebés, así es como ella se sentía en su niñez).

A los dos años y medio, la pequeña divinidad descubre, gracias a su abuela y al chocolate, lo que para ella será desde entonces el sentido de su vida; el placer.

A partir de este descubrimiento fundamental, la niña opina:

"Desde hace mucho tiempo, existe una inmensa secta de imbéciles que oponen sensualidad e inteligencia. Es un círculo vicioso: se privan de placeres para exaltar sus capacidades intelectuales, lo cual sólo contribuye a empobrecerles. Se convierten en seres cada vez más estúpidos, y eso les reconforta en su convicción de ser brillantes, ya que no se ha inventado nada mejor que la estupidez para creerse inteligente.

El deleite en cambio nos hace humildes y admirativos con lo que lo produce, el pacer despierta la mente y la empuja tanto hacia la virtuosidad como hacia la profundidad. Se trata de una magia tan potente que, a falta de voluptuosidad, la sola idea de voluptuosidad resulta suficiente. Mientras existe esta noción, el ser está a salvo. Pero la frigidez triunfante está condenada a celebrar su propia insustancialidad.

Uno se cruza a veces con gente que, en voz alta y fuerte, presume de haberse privado de tal o cual delicia durante veinticinco años. También conocemos a fantásticos idiotas que se alaban por el hecho de no haber escuchado jamás música, por no haber abierto nunca un libro o no haber ido nunca al cine. También están los que esperan suscitar admiración a causa de su absoluta castidad. Alguna vanidad tienen que sacar de todo eso: es la única alegría que tendrán en la vida."

Este sorprendente bebé, además de plantearse complejas cuestiones sobre la vida y la muerte (como la que acabo de reproducir), entre otras cosas aprende a hablar sin darlo a conocer enseguida; realiza un interesante análisis de algunos aspectos de la cultura japonesa; aprende a leer sin ayuda...

Una historia a veces divertida, a veces tierna, a veces irónica... pero siempre desconcertante.

Una curiosidad literaria, accesible y amena.

2 comentarios:

Ian Grecco dijo...

Amelie Nothomb es una de mis debilidades; todo un personaje esta belga/japonesa que adora el chocolate y la fruta podrida.

Aluciné con "Estupor y temblores" (prometo, cuando tenga tiempo, una reseña), y con "Higiene del asesino", "Antichrista", "Biografía del hambre"...Sus novelas son cortas, rápidas, divertidas pero en nada superficiales, introduciendo al lector en un universo literario sin precendentes.

Pero he de decir que "Metafísica de los tubos", pese a ser Nothomb total, me dejó más perturbado que sus otros libros, y no puedo decir que me gustara, quizás la escritora debía, en mi opinión, haber aguado un poco su intensa esencia y haber "normalizado" más la narración, aunque soy incapaz de explicar en qué consiste algo así.

Pero esto es sólo mi opinión; a lo mejor lo que sucede es que esta mujer me viene grande.

latios dijo...

Amelie Nothomb
sus forma de escribir me facina y he visto muchas reseñas de sus libros y uno que en especial me intriga y me dan una ganas increíbles de leer es "la metafísica de los tubos"
Y me pregunto tu lo tendrás en pdf o algún formato digital ya que en mi país lo he buscado x todos lados y ni siquiera conocen a la escritora bueno y la verdad quiero leer el libro así que tenia que tratar preguntarte si me lo puedes compartir

Saludos desde Guatemala buen blog sigue adelante

"dlatios@gmail.com"