sábado, 23 de mayo de 2009

Javier Cercas: Soldados de Salamina

Idioma original: español
Año de publicación: 2001
Valoración: Muy recomendable / Muy cuestionable

MR: Soldados de Salamina, de Javier Cercas, es sin duda una de las novelas más interesantes que se han publicado en los últimos diez años en España.

MC: Tonterías. ¿Cómo puedes decir eso?

MR: Pues mira, porque para empezar Javier Cercas ha conseguido introducir en España un género que está en boga en todo el mundo, pero en especial en el mundo anglosajón: el de la autoficción, mezclado además con el de la novela histórica, creando un mundo confuso en el que no se sabe qué es verdad histórica y qué es verdad novelesca.

MC: Pues sí que, ni que hubiera descubierto América: ¿es que no conoces la Vida de Torres Villarroel, por ejemplo? Y esa no es precisamente una novedad de antes de ayer...

MR: Sí, bueno, pero lo que ha escrito Cercas es distinto, es una novela perfectamente construida, bien desarrollada, bien escrita, que mantiene la tensión narrativa desde el principio hasta el final, gracias a un argumento cuasi-policial: la búsqueda que realiza el propio Cercas (personaje) del soldado republicano que perdonó la vida al falangista Sánchez-Mazas.

MC: Sí, sí, si eso está muy bien, yo eso no lo niego. Yo le pongo sobre todo dos pegas: la primera, que es una de tantas novelas que han venido a aprovechar el tirón de la recuperación narrativa de la Guerra Civil...

MR: ...una de las primeras, que conste...

MC: ...bueno... Y lo segundo, me parece muy cuestionable la ambigüedad moral e ideológica del desenlace.

MR: ¿Por qué, porque no presenta a Sánchez Mazas como un personaje abominable? No todos los falangistas tenían cuernos y rabo, sabes, ¿no?

MC: Eso, pero también por el personaje del republicano, que renuncia a la memoria, que prefiere enterrar el pasado, "enterrar a los héroes". ¿Después de cuarenta años de franquismo, nos viene este pollo a decir que no tenemos que recordar a los héroes que lucharon por la democracia en la Guerra Civil? ¿Que hay que pasar página, todos hermanos, y aquí paz y después gloria?

MR: Ah, pero es que eso es un juicio idológico, y aquí no estamos para hacer juicios ideológicos, sino estéticos...

MC: ¿Ah, sí? ¿O sea que tú recomendarías una novela que estuviera maravillosamente escrita que defendiese la aniquilación de los judíos?

MR: Ya se cumplió la Ley de Godwin.

MC: ...

MR: ...

MC: Por cierto, hicieron una película hace unos años.

MR: ¿Ah, sí? ¿Y qué tal es?

MR: No sé, no la he visto.

Otras obras de Javier Cercas en ULAD: Aquí

10 comentarios:

Jaime dijo...

¿No debería inquietarnos que el digno público lector de este blog acepte sin rechistar la crítica de naturaleza esquizoide? ¿Desde el momento en que puede tener -sin escándalo- dos juicios enfrentados sobre el mismo objeto, ha dejado de ser el crítico ese "profesional del gusto" que fuera? Nos hemos preguntado qué criticamos, ¿pero no deberíamos también preguntarnos qué significa -aquí y ahora, para nosotros- criticar?

Santi dijo...

Bueno, el público es soberano, ya se sabe, jejeje. En realidad, esta reseña más que del libro en sí mismo -que también- habla de qué es lo que podemos o debemos valorar a la hora de calificar un libro de "muy recomendable", "repugnante", "imprescindible"... ¿Valoramos ciertas cualidades formales, siempre difíciles de definir? ¿El impacto psicológico que producen en el lector? ¿La universalidad del contenido? ¿Las implicaciones morales o ideológicas de la obra?

Yo, quitándome la careta, reconozco que estoy mucho más cerca de "MR" que de "MC" en esta reseña, pero eso no debe hacernos olvidar que con palabras bellísimas se pueden transmitir mensajes estúpidos o, peor, dañinos.

Ian Grecco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ian Grecco dijo...

Me gusta eso de la etiqueta "repugnante".
Quizás me anime en los próximos días a escribir sobre alguna que otra porquería que calló en mis manos y que me quitó un tiempo precioso...

Jaime dijo...

O sea que casi casi es una metaentrada, ¿eh? Hmm... quizá deberíamos hacer una metaentrada sobre el problema de delimitar entre entrada y metaentrada. Aunque entonces deberíamos llamarla meta-metaentrada, y claro, daría pie al mismo problema hasta el infinito. Ergo, una tortuga sostiene el mundo. Quod erat demonstrandum.

Juan Melville dijo...

Es interesante el libro, sobre todo por la aparente inconexión de sus partes. A mi me gustó, y eso que Cercas no me gusta nada.

escalerasytoboganes@gmail.com dijo...

Me pareció soporífero. Por cierto, acepto sugerencias de novelas ambientadas en la guerra civil.

Francesc Bon dijo...

Indudablemente Los girasoles ciegos es super recomendable sobre este tema.

Francesc Bon dijo...

Y ya que nadie lo puso: la película, a pesar de las buenas intenciones, es deleznable.

Lalo Navarrete dijo...

Me gustan mucho estas entradas, que tienen un enfoque diferente de cómo debería ser una crítica. Que los lectores se vayan a 'Goodreads' o a cualquier página similar si lo que buscan es una guía de compra, los que tenemos un mínimo de sentido común venimos a buscar opiniones diferentes.
Por cierto, estoy muy en contra del punto de vista de MC. La memoria histórica española está enfangada hasta los topes de la Guerra civil, ¿no es hora ya de construir una nueva memoria
histórica a estas alturas?
Ah, muy bueno lo de la 'Ley de Godwin'.