jueves, 4 de septiembre de 2014

Muriel Spark: Memento Mori

Idioma original: inglés
Título original: Memento Mori
Año de publicación: 1959
Valoración: imprescindible

Londres, década de 1950. Un grupo de amigos de edad avanzada empieza a recibir una serie de llamadas inquietantes. La persona que realiza la llamada (que parece ser diferente en cada caso: un hombre, una mujer, joven, vieja..., lo que no ayuda a que la policía encuentre al responsable) tan sólo dice "Recuerda que debes morir", lo que despierta las más variadas reacciones en sus interlocutores, así como destapa una serie de rencillas, envidias, traiciones y escándalos aparentemente olvidados hace años.

A medida que Muriel Spark presenta a sus personajes, hace también saber al lector cuáles son los "pecados" que cada uno esconde y cómo luchan desesperadamente para seguir manteniéndolos ocultos bajo una fachada de respetabilidad que al final parece ser más importante que encontrar al responsable de las llamadas telefónicas.

Memento Mori, así, se convierte en una divertida novela que también es una ácida crítica a un mundo basado en la hipocresía y las apariencias. Del mismo modo, a través de esta serie de personajes y sus intrigas, Spark nos habla de la vejez, de cómo todos deseamos llegar a viejos pero, sin duda, ninguno de nosotros quiere serlo, y de cómo cada uno se prepara (o no) para ese momento.

Pero también es Memento Mori una novela exquisitamente escrita (el que pueda debería sin duda leerla en inglés) y profundamente irónica que, al contrario de lo que pueda parecer en un principio, celebra de principio a fin el hecho de estar vivo y de mantenerse fiel a uno mismo hasta el final.

Más libros de Muriel Spark reseñados en Un Libro al DíaLos solterosEl asiento del conductorLa abadesa de CreweLa plenitud de la señorita Brodie

6 comentarios:

Orlando dijo...

Menos mal que alguien se acuerda de Muriel Spark !!!!!! Una novelista original, atrevida y totalmente alejada de "lo convencional".

Yo la conocí en "La Plenitud de la Srta. Brodie", de Pretextos, y sé que hay algunas novelas más publicadas en español, pero yo no las he visto en las librerías (supongo que hay cosas ya descatalogadas). En Inglaterra he podido ir comprando muchas de sus novelas; este verano, sin ir más allá, encontré "The Comforters", "Aiding and Abetting", "The Mandelbaum Gate" y "The Takeover", de las cuales sólo me queda por devorar la última,así como un ejemplar de su biografía.

Me alegro de que la hayáis catalogado como "imprescindible", yo no podría calificarla de otro modo. Está claro que animo a todo el mundo a entrar en el mundo de la Muriel Spark, y que salga quien pueda !!!!!!

Libros Eris dijo...

Vaya... Pues mira que me has sorprendido!! De Muriel sólo leí hace años El asiento del conductor y me pareció una novela estupenda la verdad... Y lo malo... Es que ya me había olvidado de ella... Así que te agradezco este aporte porque voy a hacerme con alguno más de ella. Me lo apunto!!

Anónimo dijo...

Pues a mí me está resultando aburrida a la par que deprimente. Ni una mala sonrisa me ha sacado todavía y llevo más de la mitad del libro.

Pepe Pótamos dijo...

No sé cómo se puede considerar esta novela divertida o irónica. Es cierto que al principio aparecen un par de chistes (que por cierto, son siempre los mismos: o bien que una anciana no oye porque no tiene puesto el "sonotone" o que confunde a su interlocutor llamándole por un nombre que no es el suyo). Y mucho menos que la novela sea una celebración de la vida. Trata de unas personas que tienen una media de ochenta años y que en su juventud, hace más de cincuenta años, tuvieron sus historias de amor, infidelidades, etc. La idea es buena y parece que lo que te va a contar es que lo que una vez tuvo para ti mucha importancia, con el tiempo se hace ridículo haber dado tanta importancia a esos problemas. Pero en el libro ocurre exactamente lo contrario: esos ancianos de ochenta años se siguen comportando como si esos problemas hubiesen ocurrido ayer, con sus sentimientos negativos completamente presentes y comportándose entre ellos de una manera absolutamente mezquina. Acabo de terminarla y lo siento pero debe ser que yo he leído otra novela.

Juan G. B. dijo...

Hola:
En mi opinión "divertida" no es, al menos en el sentido más cómico de la palabra, pero irónica y por tanto humorística (de aquella manera), sí que me parece, precisamente por las razones que tú aduces Pepe... Ahora bien, triste y hasta oscura también se puede considerar esta novela, creo yo... En fin, Muriel Spark en su mejor momento.
Un saludo.

Gabriel Diz dijo...

Pues la verdad a mí me ha decepcionado. Sobre el final sólo quería terminarla para pasar a otra cosa. Creo que la calificación de imprescindible es desmesurada.

Saludos