lunes, 16 de julio de 2018

VV.AA.: Eroguro. Horror y erotismo en la cultura popular japonesa

Idioma original: Español
Año de publicación: 2018
Valoración: Recomendable

Llevo unos meses consumiendo literatura sórdida, como algunos de mis compañeros, preocupados por mi saludo mental y la deriva cada vez más bizarra de mis aportaciones a este humilde blog, han tenido a bien de destacar. Bueno, que sepáis que estoy bien; este viaje no me ha pasado factura. O eso pienso. En fin, que hoy os vengo a hablar sobre el broche de oro con el que he cerrado esta etapa de lecturas extrañas: Eroguro. Horror y erotismo en la cultura popular japonesa (volumen que, de ahora en adelante, llamaré Eroguro... a secas).

Pero, antes de profundizar más en la reseña, ¿qué es el "eroguro"? El palabro designa a un subgénero japonés que explora todo aquello que aúna lo erótico, lo grotesco y lo absurdo. Y sí, en esta ambigua definición caben multitud de manifestaciones. Porque si bien el "eroguro" tuvo unos inicios muy literarios, fue expandiéndose a otras disciplinas artísticas, como, por ejemplo, el cine, la ilustración o el manga.

Pero centrémonos. Eroguro... está editado por Jesús Palacios, pensador cultural al que tengo muy visto (en el buen sentido, quiero decir) gracias a su participación constante con la editorial Valdemar. El libro contiene textos del mismo Palacios, así como colaboraciones de Daniel Aguilar, Rubén Lardín, Iria Barro Vale y Germán Menéndez Flórez. También tres relatos nipones "eroguro". Y algunas ilustraciones realizadas en exclusiva para esta publicación, salidas de la mano de autores españoles. Éstas son un detalle simpático, pero lejos están de alcanzar las cotas extremas de aquello que preceden; afortunadamente, están colocadas al inicio del volumen, por lo que no desentonan demasiado.

Pues nada, ¿qué más decir de Eroguro...? Los artículos coordinados por Palacios, prolijamente documentados, son, en general, interesantes. Quizás a alguno le haría falta abordar con algo más de profundidad el tema que trata, pero la ambición de este ensayo no es más que dar a conocer al "eroguro" en el ámbito nacional, por lo que no podemos reprochar con severidad el tratamiento superficial de algunas de sus partes. Por otro lado, los relatos japoneses que incluye Eroguro... son de agradecer, y acaban decantando a esta lectura hacia el platillo de lo agradable. Además del de lo morboso, por supuesto. Últimamente, parece que esto no puede faltar en mis lecturas. 

6 comentarios:

Lupita dijo...

Hola, Oriol:
Me gustan mucho el manga y el anime, y no conocía este "subgénero". No lo acabo de entender bien. ¿Sólo es eroguro lo realmente bizarro? Es decir, supongo que historias de chicas fujoshi (por poner un ejemplo) serían muy sutiles. Jo, me pierdo entre tanta parafilia..me deja anonadada. La burusera en especial.
Saludos

Lupita dijo...

Hola, de nuevo:
Ya lo he buscado y en qué hora. Creo que no voy a poder dormir..
Madre mía, qué imágenes de pesadilla, con lo que me gustan a mí los dibujitos kawai y los yokai watch..uff
De verdad, qué horrible..

Oriol dijo...

Hola, Lupita.

Lamento haberte traumatizado. Yo, personalmente, estoy curado de espantos. O casi. Llevo mucho, mucho tiempo metido en esto del manga y el anime, y he visto de todo. Reconozco que el "eroguro", de todos modos, es bastante extremo, e incluso a mí me llega a dar algo de repelús (y fascinación morbosa, por qué negarlo) en determinadas manifestaciones. Pero de verdad que es interesante explorarlo un poco, aunque sea desde la siempre cómoda distancia occidental.

Saludos y gracias por leernos.

Lupita dijo...

Hola de nuevo:
A ver, Oriol, la información está en internet y tú sólo has hablado de un libro. Jaja.
Así como me parece interesante el tema por conocerlo, es demasiado para mí. La violencia me hace mucho daño, y ya hay demasiada en la vida real. Como no veo nada violento (al menos voluntariamente)pues me ha chocado mucho. No me esperaba eso.
Otra muestra de que me hago mayor.
Ni trauma ni nada, pero los japoneses son demasiado.
Saludos

Daniel dijo...

Hola
No entiendo lo de idioma original inglés y la mención a un traductor. Es un libro escrito directamente en español y no hay ninguna version inglesa.

Oriol dijo...

Saludos, Daniel. Tienes toda la razón, ya lo he cambiado. Copié y pegué esta "ficha técnica", a modo de plantilla, de otra reseña, y se me debió olvidar modificarla después. Un abrazo.