lunes, 2 de julio de 2018

Ciudades de libro #1: Nueva York: Gangs de Nueva York, de Herbert Asbury


Idioma original: inglés
Título original: Gangs of New York
Año de publicación: 1928
Traducción: Carme Font Paz
Valoración: muy recomendable (sobre todo para interesados)

Olvidaos de los rascacielos. Olvidaos de las imágenes rutilantes de Broadway o Times Square. Olvidaos de Sinatra, de Gene Kelly bailando, vestido de marinero. Olvidaos de las pelis de Woody Allen o de El padrino, de las comedias románticas que empiezan en el hotel Plaza y acaban el la pista de hielo de Central Park. Olvidaos -por favor, olvidaos en serio- de Donald Trump y de su hortera torre forrada de oro. Y pensad en una ciudad de casas bajas, de mansiones lujosas pero también llena de agujeros infectos donde recalaban los inmigrantes de una no menos infecta Europa. Donde los ricos vivían en el Upper East Side o en Harlem,  y lo que se dio en llamar la Cocina del Infierno... bueno, ya entonces era bastante infernal, mientras los pobres se apelotonaban en el bajo Manhattan, cerca del puerto. Donde el Bronx o Brooklyn eran  barrios  casi rurales, llenos aún de granjas; una ciudad con pocos italianos, judíos o chinos, no demasiados habitantes negros, pero con muchos, muchos irlandeses, que huían del hambre en su isla.

Estamos en el Nueva York de la primera mitad del siglo XIX, cuando el ocio teatral y tabernario se centraba en el Bowery y el epicentro de la delincuencia y la marginalidad se encontraba también en esa calle y, sobre todo, el la intersección conocida como "Five Points", en cuyo meollo se hallaba la conocida, supongo que de forma irónica, como Paradise Square (curiosamente, justo donde hoy se encuentran los juzgados municipales, el Tribunal federal y lo que fue el centro de detención de las "Tombs", y muy cerca del Ayuntamiento y la jefatura de Policía); bandas como las de los Dead Rabbits, los Plug Uglies o los Bowery Boys dominaban las calles de esa parte de Manhattan, enfrentándose en batallas épicas a puñetazo, navajazo o ladrillazo limpio, si era menester, mientras  servían a los intereses políticos del corrupto y célebre Tammany Hall, o al llamado "Know Nothing", el Partido Nativista Americano (ya veis que aunque lo intentemos, no es posible olvidarse de Trump...).

¿A alguien le resulta familiar esta imagen? Pues sí, hay una película de Martin Scorsese basada bastante libremente en este libro; además, para quien pueda haberlo leído, recordad que también uno de los relatos de la Historia Universal de la infamia, de Borges, está basado en él. Pocos años después de su publicación, de hecho, porque ya en su momento esta crónica histórico-periodística de Herbert Asbury tuvo gran éxito, de tal forma que el mismo autor escribió con posterioridad una segunda parte, además de libros similares sobre la historia de los bajos fondos de Chicago, San Francisco y Nueva Orleans. Pero no nos vayamos de la gran Manzana -aunque entonces sólo fuera aún una manzanita verde, aunque ya con una buena cantidad de gusanos-: visitaremos allí sitios tan tenebrosos como la Old Brewery de Five Points, el Callejón de los Asesinos o el Gotham Court de la calle Cherry; conoceremos al legendario gigante Mose, a famosos gágsters como el ladrón Hicksey, a Leslie, rey de los ladrones de bancos, y a los enemigos mortales John Morrissey y Bill Poole "el carnicero" (éste igual os suena de algo). O, por supuesto, los no menos terribles adversarios: el distinguido Paul Kelly y el "príncipe de los gángsters", el aún más célebre Monk Eastman, jefe de la banda que llevaba su nombre. Mujeres igualmente peligrosas, como Maggie "Gato del Infierno" o Annie la Combatiente, líder de las Gophers femeninas de Hell's Kitchen. Lo mismo que a esta banda, a los Dusters, los Five Pointers o incluso los tongs chinos que se entraron en guerra en Chinatown a comienzos del siglo XX. Por no hablar de un episodio especialmente truculento y que costó la vida de miles de personas (y supongo que poco conocido fuera de EEUU y tal vez incluso en ese mismo país): la llamada "Batalla de los seis días" o rebelión que tuvo lugar en la ciudad contra las leyes de reclutamiento para la Guerra de secesión, y que fue duramente reprimida por el ejército, utilizando incluso cañones contra la población civil (también hubo otros motines anteriores, protagonizados por bandas o por los propios policías).

En fin, que el señor Asbury nos da aquí un repaso exhaustivo, nos ofrece una visión fascinante y diferente, aunque terrible, de lo que fue, durante más de un siglo, una de las ciudades más emblemáticas del mundo. Pensemos que aún le quedaba por ver los efectos de la Ley Seca, el dominio de bandas como las de Dutch Schultz o Bumpy Johnson, el ascenso de la mafia italoamericana, los reinado de Luciano, de Genovese, Gambino... vaya, que a Asbury, periiodista además de escritor, y que vivió hasta 1963, no le dio tiempo a aburrirse, que digamos... En ese sentido, el final de Gangs of New York, la película de Scorsese es, precisamente de lo más significativo...

6 comentarios:

Gabriel Diz dijo...

Hola Juan , no he leído el libro pero la película me pareció muy buena. Es extraordinaria la actuación de Daniel Day Lewis.

Saludos

Lupita dijo...

Hola, Juan:
Dices muy bien en la valoración "para interesados", porque no hay tema que me interese menos que el crimen y los gangsters. Pero, como el otro día te dije que te había quedado "rarilla" la reseña, hoy es justo decirte que me ha gustado mucho.
Debo de ser la única por aquí que no ha visto "El padrino ", "Gangs of New York" o similares. La violencia me incomoda mucho, no puedo con ella, y me supera. Cuando vi en el instituto "La naranja mecánica" por poco no convulsiono. Aun hoy no podría verla.
Saludos y perdón por irme del tema

Juan G. B. dijo...

Hola a los dos:
Gabriel, a mí la película también me gusta. No tanto como "Uno de los nuestros" o "Casino", pero mucho. Además se da la circunstancia de que en ella aparecen dos actores a los que en una época tuve bastante tirria, pero que ahora me encantan. Bueno, me encanta sobre todo Daniel Day-lewis, más que Leonardo Di Caprio, aunque creo que éste ha tenido una evolución increíble como actor (para bien), desde sus primeros trabajos. En cuanto a Day-Lewis (hijo, por cierto, de un notable poeta y escritor de novela policíaca al que quizás deberíamos reseñar aquí alguna vez, Cecil Day-Lewis), me encanta desde "En el nombre del padre" y ya me rendí totalmente a su trabajo con esta película y con otra que si no has visto te recomiendo: There will be blood (me niego a escribir el horrendo título que le pusieron en España).
Por otro lado, jhe de decir que la película de Scorsese no es exactamente una adaptación de este libro, sino una ficcionalización o como se quiera decir a partir de él, pero sobre todo el ambiente está muy conseguida. El enfrentamiento entre Morrissey y Bill el Carnicero que se cuenta en el libro, en realidad , más que el que hay entre éste último y Amsterdam en la película yo diría que es más bien el que hay entre Bill y el personaje que interpreta Brendan Gleeson, pero vaya...)
Querida Lupita, aquí sí que disentimos porque yo soy un apasionado de las novelas y películas de gángsters y mafiosos (si te apetece echar un vistazo a reseñas pasadas de este blog te darás cuenta). En el caso de este libro, de todos modos y aunque la violencia está presente en todas sus páginas, lo interesante es encontrarnos una visión de Nueva york bastante insólita y del todo alejada de la que solemos tener...si no fuera por la película de Scorsese, precisamente.
por otro lado, te recomiendo encarecidamente que veas "El padrino", película o trilogía, mejor dicho, en la que , la violencia aparece, por supuesto, pero de forma mucho más estilizada e incluso abstracta de lo que seguramente tú piensas (de hecho, siempre se ha dicho que es la película favorita de los mafiosos auténticos porque ofrece una imagen bastante idealizada e incluso atractiva de su organización). pero, desde luego, no es una película o películas que traten sólo de la violencia, ni mucho menos. el tema principal es otro, me parece a mí...
Bueno, lo dejo, que esto es "Un libro al día", no "Un pesado hablando de películas al día". Saludos para ambos y gracias por los comentarios.

Diego dijo...

Opino sobre las pelis.
Deacuerdo con Gabriel y Juan: Day Lewis es una bestia y el personaje de Bill es lo mejor de la peli, aunque también opino que es lo mas flojito de Scorsese con diferencia.
Compartiendo con Juan en las pelis que menciona del actor, agrego "Mi pie izquierdo" y "el último mohicano".

Lupita, podés prescindir de esta película sin problemas pero "El Padrino" es otra cosa. La primera parte es "el rey león" para adultos, la segunda, junto a "Toro Salvaje", son los motivos de que Robert De Niro sea Robert De Niro. Supremas. A otro nivel que esta de Scorsese.

Juan G. B. dijo...

Hola Diego:
Ahora disiento yo: Gangs de N.Y., sin ser lo mejor de Scorsese, tampoco es lo peor, para nada... Ahí tienes "El lobo de Wall Street", que con ser un desfase muy divertido, no está ni de lejos a la altura de cualquier otra cosa que haya dirigido.
En cuanto a "Mi pie izquierdo " y "El último mohicano", me temo que son precisamente las pelis qie hicieron que le cogiera manía a este actor...suerte que con "En el nombre del padre" se me pasó...; )
Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

Lupita dijo...

Hola a tod@s:
No digo que no sea muy buena; en todo caso,todos tenemos nuestros prejuicios. Valoro mucho la cultura y, por eso mismo, me enfada tanto que haya tan poco cine entre el que elegir. Ya, ya sé que hay festivales, salas independientes y miles de actos frikis. El cine estadounidense me repatea ya..y como no quiero entrar en más jardines, digo que no sé si la veré, pero que si la veo y no me gusta, me perdone la humanidad.
Saludos