miércoles, 23 de marzo de 2016

Colaboración: Breviario mediterráneo, de Predrag Matvejevic

Idioma original: Croata
Título original: Mediteranski brevijar 
Año publicación: 1989
Valoración: Muy recomendable

Esta reseña iba a ser completamente diferente de lo que al final es.

Y es que muchos días, desgraciadamente demasiados días en los últimos tiempos, la realidad supera a la ficción. Por si fuera poco con la desesperada situación de los refugiados a los que, tras huir de fanatismos, intolerancia, guerras y pobreza, la Unión Europea (sí, esa que fue premiada con el Nobel de la Paz) confina en campamentos insalubres o devuelve a sus lugares de origen, hoy 22 de marzo nos despertamos con la noticia de los salvajes atentados, valga la redundancia, que en nombre de ese fanatismo se han perpetrado en Bruselas.

Víctimas inocentes por todas partes.

Y es que pudiendo hablar largo y tendido de una obra que no es ni novela, ni ensayo, ni libro de viajes, ni guía de viajes, sino todo eso mezclado, escrita con una prosa elegante y amena, casi en forma de micro-relato, por un respetado profesor de la Sorbona como el croata Predrag Matvejevic, y acompañada de la reproducción de mapas, grabados y cuadros antiquísimos, como los planos de Marsella o Nápoles del Civitates Orbis Terrarum publicado entre los siglos XVI y XVII, o el Peutingeriana romano publicado entre los siglos III y IV, una obra maravillosa e inclasificable, con múltiples facetas y que abarca con un enfoque personal y original todo el ámbito mediterráneo, solamente tengo ganas de pedir a todo el mundo que lea esta obra, y que, tal y como hace el autor, sepa comprender que más allá de las diferencias históricas, culturales o religiosas entre el Oriente y el Occidente mediterráneo, hay un espacio común (mediterráneo, en este caso, pero extensible a cualquier lugar) que todos compartimos, en que la convivencia pacífica, queramos o no, es posible, es necesaria y es urgente.

Me duele que la reseña no haga prácticamente referencia a las cualidades del libro, que son muchas. En cualquier caso, quedémonos con que es un libro muy recomendable. Pero el cuerpo y la mente hoy no dan para más.

Ojala la reseña hubiera sido la inicialmente prevista, de verdad.

Lo siento.

Firmado: Kim Jong Nam

15 comentarios:

Anónimo dijo...

El mal existirá siempre y no por ello debemos aturdirnos. Es lo que pretenden quienes lo realizan. El libro me interesa y tratare de buscarlo.

Anónimo dijo...

Con buenistas como vosotros así nos va. Pero vamos a ver ¿qué es lo que ha hecho mal la UE con toda esta gente? Les han dado trabajo, posibilidades, derechos, oportunidades y ¿Cómo lo pagan? Poniendo tornillos en las bombas para que hagan más daño. Mira esto es un blog de libros, así que lo suyo es comentar un libro y no hacer el discursito manido de los pobres refugiados, entre los que vienen hordas de terroristas. Por cierto, sí a los refugiados menores, niñas, niños, ancianos, ancianas, mujeres de todas las edades pero no, y repito no, a tíos jóvenes que deberían estar luchando contra Asad o contra el Daesh o contra quien sea pero no con móviles de última generción molestando a ciudadanas en Europa. Basta ya de tanto complejo y tontería. No soy racista, ni fascista ni nada que se le parezca, solamente que no los quiero aquí, ni en España ni en Europa. Ellos tienen que luchar contras sus fanáticos, ellos tienen que luchar por sus derechos, ellos tienen que poner los puntos sobre las íes a una religión fanática y basada en el odio. Y por favor, vengan libros.

Anónimo dijo...

Anónimo menos mal que no eres racista si yo llegas a ser. Lee más sobre el tema no mezcles conceptos y piensa antes de escribir. Antes de la II Guerra Mundial también se buscaron chivos expiatorios, además en Europa hubo terrorismo católico en Irlanda el IRA. Un saludo.

Anónimo dijo...

Lo primero de todo escribe bien porque no atinas ni con las teclas. Lo segundo es que el único que mezcla, confunde y escribe sin la menor reflexión eres tú; porque vamos a ver, ¿qué tiene que ver el culo con las témporas? Mi comentario tiene un hilo rector, una idea clara y en absoluta mezcla conceptos. Cuestión distinta es que no lo compartas y que yo no sea un acomplejado que pida perdón por pensar así. Vete acostumbrando porque cada vez somos más. Tú, sin embargo, hablas de los chivos expiatorios de la Segunda Guerra Mundial y del terrorismo del IRA que al calificarlo de terrorismo católico demuestras dos cosas (i) que no tienes ni puñetera idea del IRA ni del conflicto irlandés ya que nada más lejos de la Iglesia que el propio movimiento del IRA y (ii) que eres un sectario manipulador contrario a los católicos, que nada tienen que ver ni con estos comentarios ni con los atentados de marras pero a los que metes por costumbre.

El saludo te lo devuelvo y puedes quedártelo. Lecciones las justas y menos de un indigente intelectual como tú (si quieres te mando bibliografía sobre el tema del IRA para que aprendas un poco, sobre todo las razones por las que ponían las bombas). Lo de la Segunda Guerra Mundial y los chivos expiatorios lo enmarco, porque es de libro. ¿Tú de verdad te enteras cuando lees?



Kim Jong Nam dijo...

Me explico.

La reseña pensada era muy diferente. Hablaba sobre las diferentes partes del libro, su estilo, etc, etc. Pero, en vista de los sucesos de ayer, decidí cambiarla. Y centrarme fundamentalmente en el mensaje que deja el libro, que es el de la convivencia, las influencias mutuas entre Norte y Sur, Oriente y Occidente. Un mensaje de esperanza, a fin de cuentas.

En cuanto al tema "refugiados-islam-terrorismo...", ni nos nos pongamos de acuerdo ni sea éste el lugar más adecuado.

Y sí, el libro es muy recomendable. Imprescindible, incluso, yo para amantes de la historia, de la filología, de la geografía, etc.

Angelus dijo...

Anónimo 1, ¿tienes algún blog o similar donde poder seguirte? Me ha encantado tu comentario, y no por el contenido -que también-, sino por la argumentación y la expresión. Saludos.

Anónimo dijo...

No tengo ningún blog.. Puedes seguirme en Twitter si quieres: @AzoteThe
Un saludo ;)

Manu dijo...

podrian leer este libro tambien va en actualizacion poco a poco una historia que et envuelve https://www.wattpad.com/232589688-%C2%A1%C2%BFwho-is-the-strange-man-%C2%BFwho-is-the-special-woman

Anónimo dijo...

Decirle al experto en terrorismo del IRA que tu manera de replicar dice lo insignificante que eres, lo poco que vales y lo hueco que estás. La gente a veces son como los instrumentos, suenan más cuanto más huecas están. Doctor el sapiencias no espero tu sabia respuesta.jajjajaja me río en tú cara, como decía el gran intelectual Rafa Mora.

Anónimo dijo...

Tu primera reseña fue muy buena y lástima que no se haya sabido entender. Hay gente que su islamofobia le impide ver más allá. Reitero mi agradecimiento por la buena reseña que hiciste.

Anónimo dijo...

¡Hola!
Art. 13 Constitución española.

Ley 12/2009, de 30 de octubre, reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria.

La Directiva 2004/83/CE del Consejo.

Esta sucinta referencia jurídica va para el anónimo 1 que no tiene la menor idea de derecho.

Gabriel Diz dijo...

Buenas noches, dejo algunas preguntas:
Por qué en un blog sobre libros no puede discutirse sobre política?
Puede un lector asumir el papel de censor?
Pueden algunos cientos o miles de violentos ser identificados como representantes del islamismo?
El catolicismo también ha sido despiadado: o se olvidan por ejemplo de la matanza de San Bartolomé y las Cruzadas?
No tienen la UE y las potencias de occidente responsabilidad en lo que pasó y sigue pasando en medio oriente o África?
No están los pobres y despreciados de esos continentes tan desesperados por ingresar en el paraíso del consumo que significa Europa que no les importa perder la vida en el intento?

Saludos

Anónimo dijo...

Gabriel Diz bravo suscribo todo lo que has dicho. Inteligente reflexion.

Saludos

Anónimo dijo...

Creo que la reseña habría tenido que ser inicialmente la prevista.
Esto es un blog sobre libros, si que el libro habla de los diferentes temas.
Siento en el alma lo ocurrido, pero hay diferentes espacios para comentarlo.

Los libros, el conocimiento habría que servir para dialogar, ampliar horizontes y en esta caso no es así, se cae en el insulto y falta de respeto.
Hay que tener presente que no todos pensamos igual sobre los refugiados.

Clara

Pepelleo dijo...

Si los que somos asiduos lectores de ULAD, no debemos hablar de política, que es lo que ,en definitiva, marca el curso de nuestras vidas y, lo que es mas importante, la de nuestros hijos y nietos,¿a quien debemos dejar las discusiones sobre lo que realmente importa, a los que no leen ni siquiera el periódico? .