viernes, 27 de noviembre de 2015

Stefan Zweig: Los ojos del hermano eterno

Idioma original: alemán
Título original: Die Augen des eurigen Bruders
Año de publicación: 1922
Traducción: Joan Fontcuberta y Agata Orzeszek
Valoración: recomendable

Zweig: permitidme que, por mi corta experiencia con él, aún me sitúe entre quienes le llaman el mejor escritor del siglo XX y hasta visionario de la barbarie nazi y quienes le recriminan su tonalidad burguesa, culta, erudita, y lo tildan de aburrido. Vizinczey negaba credibilidad alguna a cualquier crítico que no se hubiera metido entre pecho y espalda toda la obra del autor que se atreviera a reseñar. Apañados estaríamos, por ejemplo, en este blog, si hubiéramos de seguir tan tajante mandato. Pues la obra de Zweig es extensa, no inabarcable pero indudablemente difícil de digerir en escaso tiempo.
Y parece que, entre ella, Los ojos del hermano eterno, novela corta con sabores de parábola oriental, es un caso muy especial. Pues Zweig aquí abandona sus clásicos escenarios de la Europa de las primeras décadas del siglo XX y nos planta en lo que parece una civilización asiática unos cuantos siglos atrás. Porque hay nombres exóticos y tigres y elefantes, y monos. Virata es el protagonista: soldado curtido al que un rey sin nombre cita para que dé cuenta de los enemigos que están dispuestos a destronarle, misión en la que obtiene un enorme éxito, pero en la que sufre un terrible incidente: confundido en la oscuridad del ataque nocturno, uno de los rebeldes a los que mata es su hermano. 
A partir de ese momento la existencia de Virata será una huída atormentada, una obsesión por eludir las consecuencias de sus actos, cosa que podría antojarse sencilla. Pero Virata no lo tiene fácil, pues se da cuenta de que prácticamente ninguna actitud vital está exenta de afectar a otros. Virata reniega del arma con la que ha matado a su hermano y rechaza los favores que su rey quiere otorgarle, los declina de forma amable y considerada, pero paulatinamente deja de ser soldado, luego deja de impartir justicia (pues piensa que le es imposible hacerlo sin que haya duda de sus decisiones, y tras una reflexión, decide suplantar a un preso para vivir la experiencia en carne propia), elude ser consejero,..De esta manera la novela deviene parábola, casi leyenda donde se refleja toda la naturaleza humana en su esencia: el poder, la duda, la madurez, la ira. Recordándome algunas tomas clásicas de novela de héroe víctima de la injusticia, como el Michael Kohlhaas de Kleist o incluso el Hadji Murat de Tolstoi.
Así que Zweig me demuestra ser capaz de cambiar de registro y salir triunfante. Incluso en el corto recorrido de esta novela anecdótica, las hechuras de un escritor de alto perfil lucen orgullosas.

5 comentarios:

El Puma dijo...

En la biblioteca de mi padre, hace casi 50 años, había varias obras de Stefan Zweig. Para él, uno de los grandes escritores del Siglo XX, que paulatinamente iba cayendo en el injusto olvido.

Ojalá este rescate sirva para que nuevas generaciones de lectores conozcan a un hombre cabal que decidió, abrumado por los acontecimientos, poner fin a su vida aquí cerca, en los confines del continente americano

zUmO dE pOeSíA (emilia, aitor y cía.) dijo...

Buscamos la poesía de Zweig traducida al español, a fin de insertar poemas suyos en nuestro blog. Desgraciadamente estos poemas son inencontrables en español, ni en soporte papel ni en la Red. Acantilado ha publicado en España casi toda su narrativa, biografías y ensayos; pero no sus poemas. Si alguien tiene idea de cómo acceder a la poesía de Zweig en español, o traducida al inglés o francés, rogamos nos lo comunique. Un saludo muy cordial.

Cantona dijo...

De este autor sólo he leído "El mundo de ayer: memorias de un europeo", y aún que en un principio fui reticente en cogerlo, una vez empezado no me arrepentí ni un momento de tal elección. Este en concreto no lo conocía, pero por las reseñas que das, si lo encuentro no dudaré en cogerlo.

Saludos.

Anónimo dijo...

He leido ya unos cuantos libros de Zweig, algo de ensayo y bastante novela corta, todas me han gustado mucho, Mendel el de los libros, carta de una desconocida, 24 horas en la vida de una mujer, novela de ajedrez.....todas muy recomendables y entretenidas.....pienso que es una apuesta segura.....muchas gracias a los que hacéis este blog.

Francesc Bon dijo...

Hay cierta polémica sobre Zweig, que parece ser uno de esos escritores para escritores. Hay quien lo encuentra burgués y elitista e incluso aburrido. A mí sus obras me van gustando, pero me reconozco algo mediatizado por esa opinión. Gracias por los comentarios.