viernes, 11 de julio de 2014

Peer Meter y David von Bassewitz: El hermano de Vasmer

Idioma original: alemán
Título original: Vasmers Bruder
Año de publicación: 2014
Valoración: muy recomendable



Karl Denke (1860-1924) ha pasado a la historia por ser, quizá, el más sanguinario asesino en serie alemán. El 20 de diciembre de 1924, Denke fue arrestado después de atacar a un hombre con un hacha. Cuando la policía registró su casa, descubrió restos de al menos 42 personas que Denke había asesinado y parcialmente devorado entre 1914 y 1918. Se sabe, además, que rellenó cojines y colchones con el pelo de sus víctimas, que con su piel confeccionó cordones para los zapatos y tirantes y, por si eso fuera poco, se cree que vendió parte de su carne en el mercado, haciéndola pasar por cerdo. Sin embargo, no hubo oportunidad de juzgarlo, pues dos días después de su arresto se suicidó, ahorcándose en la celda en la que estaba retenido.

Peer Meter y David von Bassewitz cuentan la historia de Denke (lo poco que se sabe, en realidad) en Vasmers Bruder, un cómic que comienza en un año indeterminado (aunque reciente), cuando un hombre acude a Ziebice (Polonia, lo que hace un siglo era Münsterberg (Alemania), la ciudad en la que Denke cometió sus crímenes) en busca de su hermano, quien ha desaparecido sin dejar rastro. Alí conocerá a algunas de las personas que estuvieron en contacto con él antes de su desaparición y, gracias a ellas, conocerá también la historia del famoso asesino.

Esto convierte la lectura de Vasmers Bruder en lo más parecido a vivir una pesadilla. Es un cómic de gran calidad, pero también es una de las obras gráficas más desasosegantes que he leído en mucho tiempo. Con diálogos medidos al milímetro y un dibujo fascinante (siempre en blanco y negro, increíblemente expresivo y, en general, tan oscuro como la historia que cuenta) que acertadamente insinúa más que muestra, este trabajo no nos deja un momento de sosiego. Cada página es un regalo y un castigo, y tanto el ilustrador como el guionista saben dosificar la información que aportan, consiguiendo que el lector esté pegado a su obra desde la primera viñeta.

Como va siendo una costumbre en las obras basadas en un hecho real o biográficas, al final del cómic se incluye un dossier con más datos acerca del asesino y del terrible final que tuvieron sus víctimas. Aunque en mi opinión esto no era necesario, me parece bien que se incluya, por si a alguien le apetece saber algo más acerca de Denke. A la mayoría de los lectores, imagino, les bastará con leer el cómic, que ya es bastante.

1 comentario:

Jorge Fernández Crespo dijo...

Los invito a leer algunas de mis obras en

http://creacionespersonalesjfc.blogspot.com/

Otras obras disponibles en

http://creacionespersonalesjfc.blogspot.com/2014/05/recomendaciones.html

¡Todo lo mejor!