viernes, 1 de noviembre de 2013

Semana del Terror: Los mitos de Cthulhu de H. P. Lovecraft y otros

Idioma original: inglés
Título original: The Cthulhu Mythos
Año de publicación original de los relatos: 1910-1962
Valoración: Muy recomendable / Imprescindible

En realidad, Los mitos de Cthulhu no es un libro: es casi una religión. Como tal religión, tiene un profeta (H. P. Lovecraft), un grupo de discípulos (Frank Belknap Long, Robert E. Howard, Clark Ashton Smith, Hazel Heald, Henry Kuttner y Robert Bloch, entre otros), una cosmogonía plagada de dioses y, sobre todo, demonios y monstruos milenarios, y también, sí, un canon de textos que es tan abierto y discutible como el de muchas otras religiones.

La selección de relatos compliada por Rafael Llopis para Alianza Ed. intenta ser, de hecho, una especie de Biblia del ciclo de los Mitos de Cthulhu; faltan, es verdad, algunas narraciones fundamentales como "La llamada de Cthulhu" o "El horror de Dunwich" (probablemente porque ya estaban publicadas en otros volúmenes de la misma editorial), pero estas ausencias son compensadas con la inclusión de muchos otros textos del círculo de Lovecraft, más difíciles de encontrar y que contribuyen a comprender mejor lo que, como se dice en la introducción del volumen, realmente fue una obra colectiva organizada en torno a un hombre solitario como Lovecraft.

La colección de relatos se divide en tres partes: en la primera encontramos textos del relato fantástico o de terror que son antecedentes directos de los Mitos (podrían haberse añadido otros, como ciertos cuentos de Poe, pero ya decía que todo canon es discutible). La segunda parte incluye relatos que con propiedad forman parte del universo de los Mitos de Cthulhu, entre ellos varios (los "Imprescindibles"), escritos por el propio Lovecraft, como "La sombra sobre Innsmouth" o "En la noche de los tiempos". En la tercera parte se incluyen relatos póstumos (Lovecraft murió en 1937) elaborados a partir de sus notas, o escritos por continuadores de la saga de Cthulhu.

En su conjunto, los Mitos forman indudablemente un universo ficcional común: hay en todos ellos un mismo terror mitológico que provienen de las oscuridades del tiempo o de otras dimensiones, y que se manifiesta en forma de seres monstruosos, repugnantes, malolientes, poderosos, con la capacidad para destruir o subyugar a los seres humanos. Poco importa la articulación exacta de estas criaturas (Primigenios, Dioses Arquetípicos, razas menores...), sobre la que ni siquiera los críticos se ponen de acuerdo; lo que interesa, como lectores, es el encuentro con una realidad terrorífica y mítica (el Mal en sus formas más puras) que acecha a nuestro alrededor, sobre todo si vivimos en un pequeño pueblecito costero de Nueva Inglaterra.

Personalmente, no puedo decir que las historias de Lovecraft me asusten, como sí me asustan por ejemplo algunas novelas de Stephen King; pero sí me provocan un sentimiento de fascinación y asombro. Hay algo en ellos, algo que casi nunca se encuentra en sus continuadores, que consigue poner al lector verdaderamente ante algo terrible y más grande que la vida. Aunque todos sepamos que Cthulhu no existe.

¿Verdad?

También de H. P. Lovecraft: Dagón y otros cuentos macabros, "Aire frío" y "Celefais",  "La dulce Ermengarde o el corazón de una campesina"