martes, 1 de octubre de 2013

Jaime Cuenca: Peter Pan disecado

Idioma original: español
Título completo: Peter Pan disecado. Mutaciones políticas de la edad
Año de publicación: 2013
Valoración: Recomendable

Peter Pan  no es un libro cualquiera: es uno de los mitos modernos  más conocidos, comentados y sugerentes, capaz de cautivar la imaginación de escritores, artistas y críticos desde que asomó la cabeza hace ya más de un siglo. Por eso tiene mérito que Jaime Cuenca (nuestro Jaime Cuenca, colaborador de este blog) se hay atrevido a hincarle el diente y, lo que es más importante, que haya conseguido decir algo nuevo y explicar algunas claves del libro desde perspectivas diferentes a las habituales.

Peter Pan disecado no es un análisis filológico, un close reading que se ciña al texto para explicar de dónde viene o que significa cada palabra o cada frase, o cuál fue la génesis del texto o qué influencias literarias lo condicionaron (aunque algo de eso hay en los primeros capítulos del libro); su análisis vincula la obra de Barrie, y sus sucesivas versiones y adaptaciones, con muy diversos aspectos sociales, culturales, ideológicos o filosóficos del momento en el que fue escrita, en particular con el modo en que la edad se construye socialmente en el último siglo y medio. Así, el texto teatral original se relaciona con la configuración de la infancia en el mundo burgués decimonónico; la adaptación de Walt Disney de 1953 con el "miedo al adolescente" durante la Guerra Fría, o la figura del Garfio decadente de Hook con la predominancia de la juventud perpetua en el actual capitalismo seductivo.

Pero quizás el mayor defecto de Peter Pan disecado (uno de esos defectos-que-no-son-un-defecto) es que Jaime ha sido demasiado modesto en el título y en la introducción, limitando (aparentemente) el tema de su texto a la configuración social de la edad a través del tiempo. En realidad, hay en este libro mucho más: referencias a la conceptualización de la sexualidad y el género; a la evolución del espacio doméstico en la sociedad burguesa; a la substitución de diversos modelos de virilidad; al consumismo seductor y sus fantasmas... todo ello tomando el texto de Barrie como base, que no como excusa.

Sin ser ni banal ni excesivamente erudito, Peter Pan disecado consigue ser original, provocador y al mismo tiempo riguroso en sus lecturas y referencias. Por eso, este es un libro que gustará sobre todo a los fans de la figura de Peter Pan, que quieran ver una lectura diferente de los habituales tópicos biografistas o freudianos, y a mentes curiosas a las que les guste enfrentarse a planteamientos nuevos sobre textos literarios, planteamientos distintos a los habituales en el mundo de la crítica literaria sensu estricto. La edición de Consonni, minimalista pero cuidada, también contribuye a que este sea un libro que apetece tener en la mano...