lunes, 24 de junio de 2013

Rober Gómez: El diario del hachís

Idioma original: español
Fecha de publicación: 2010
Valoración: Está bien

Llegué a este libro gracias a una amiga mía que, a su vez, es amiga de su escritor, Rober Gómez, un joven (1977) de Santander licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Pública del País Vasco y que lleva buena parte de su vida laboral dedicado al periodismo, toda una proeza.

El diario del hachís, publicada por la Editorial Nowevolution, es su segunda novela. La primera, El año que fue valiente, cortita y que, en mi humilde opinión, podía haber funcionado mejor como un relato corto, también la he leído, y así he descubierto que el protagonista de ambos libros es el mismo, Tomás Pamfiérrez, una suerte de alter ego de Gómez (el autor ha matizado en algunas entrevistas que pueden encontrarse en Internet que Pamfiérrez y él son bastante parecidos pero no la misma persona, que conste). Imaginénse: ambos treintañeros, ambos conocedores del peculiar mundillo del periodismo freelance, ambos amantes del rock, ambos pasivamente descontentos con el mundo, ambos con alguna que otra relación fallida a sus espaldas y algo escépticos con las mujeres, ambos predispuestos a conocer a fondo a personajes peculiares de toda procedencia y a fumar porros y beber cubatas hasta el amanecer y más allá en guaridas nocturnas de todo pelo, etc...

Y bueno, que Gómez llegara a ser redactor jefe del periódico El Pueblo de Ceuta, deja bastante claro por qué al escritor se le ocurrió la idea de ambientar ésta su segunda novela en una ficitica ciudad española del norte de África llamada Septonia.

Así, la historia de El diario del hachís, narrada en primera persona por Tom/Rober, tiene lugar en esta imaginaria tercera urbe autónoma española del continente africano, y en ella vemos cómo el joven periodista vive su día a día en el lugar, desde su llegada a su amarga salida, pasando por experiencias tales como enamorarse platónicamente de una bella marroquí menor de edad, hacerse amigo de un músico maldito y alcoholizado, descubrir un cantoso caso de corrupción local que hará sonreír amargamente a más de un lector, o conocer muy-pero-que-muy de cerca el mundo del tráfico del hachís...

En el el periódico de Septonia donde comienza a trabajar, Tom está rodeado de los típicos y fácilmente identificables personajes de todo entorno laboral que se precie (el pelota, el inútil con un puesto que no se merece, la bella esquiva, la atolondrada, etc...), y por el piso donde vive va pasando una galería de seres de lo más peculiar, entre compañeros propiamente dichos y amigos de éstos.

Pero no entraré a describir y analizar en detalle las diferentes anécdotas que le acontecen al protagonista cuando se mezcla con otros personajes de la novela y las sensaciones que le provocan las imágenes, sonidos y olores de Septonia, porque todo eso es El diario del hachís, de Rober Gómez.

No sé si me explico, lo intentaré: El diario del hachís, a la manera de los trópicos de Henry Miller (salvando las distancias, que Miller es mucho Miller), no trata de construir con esmero una historia típica, con su introducción, su nudo y su desenlace; más bien, como su propio nombre indica, y con un lenguaje sencillo y directo, ofrece el testimonio franco y sin artificios ni elaboraciones de un muchacho del norte de España que vive y trabaja en el norte de África durante una temporada.

Pocas cosas de este libro le dejarán al lector con los ojos como platos, pero es probable que lo lea tranquilamente y con agrado y curiosidad por saber un poco más del pequeño y peculiar universo al que llega un universitario de 30 años que sólo desea vivir de lo que más le gusta, escribir. Porque Rober Gómez es un experimentado periodista y se nota. Este libro es un diario de sus experiencias, reales o casi reales, en su Septonia particular, y al escribirlo ha logrado una agradable y nada pretenciosa forma de transmitírselas a todo aquel que sienta curiosidad por conocerlas.

3 comentarios:

Kate Rose Blair dijo...

No lo he leído así que en cuanto acabe con el que estoy ahora lo haré! Ya he publicado un post con el SÉPTIMO capítulo de mi libro, POR FAVOR deja un comentario con tu opinión acerca de él! Sigo tu blog :)

http://kate-rose-blair.blogspot.com.es/

Kiss

Jonan dijo...

Para ser coherentes, este libro debería ser editado en papel Rizzla, supongo.... ;)

Ian Grecco dijo...

Jejeje... Pues sí ;)