martes, 18 de junio de 2013

Ian McEwan: Sábado

Idioma original: inglés
Título original: Saturday
Año de publicación: 2005
Traducción: Jaime Zulaika
Valoración: recomendable

Henry Perowne es un hombre feliz. Vaya: la contratapa ya me presenta un mejor augurio que algún otro libro de McEwan. Si bien debo reconocer que el aire british aquí no es tan añejo, sí que me pone algo nervioso el inmediato aroma clasista que trasluce apenas nos adentramos en las páginas de esta novela. Que nos presenta a una idílica familia de triunfadores, una especie de familia Addams del talento multi-disciplinar (conseguido a base de codos y esfuerzo, pero cuyo rendimiento económico es disfrutado sin cortapisas: esta es una novela tan post-2001 como pre-2008) en la que cada pieza encaja en sus goznes, hasta que un hecho casual lo altera. Como McEwan es un escritor solvente, el hecho se enmarca en Londres, en medio de un día de manifestaciones, en medio de tumultos y cortes de tráfico en los que se encuentra Perowne, reputado neurocirujano (alguna de sus intervenciones muy documentadamente descrita por el autor) y hombre feliz, que lo único que quiere es volver a casa tras una dura jornada en el quirófano.

Pero todo se tuerce, y la burbuja de clase alta en la que Perowne y su familia viven plácidamente estalla, y la familia se ve obligada a interactuar con un entorno no tan afortunado como el suyo. Un poco al uso del Sherman McCoy de La hoguera de las vanidades, Perowne se mete con su coche de lujo en un barrio equivocado.  Y ese es el hecho casual que marca la novela. Eso, y el dilema ético del protagonista, que ni con serio peligro de su integridad abandona su profesión y su ética. Todo muy cinematográfico, todo muy bien pergeñado, pero con un tono, a mi gusto, algo excesivamente moralizante. Como si los malos lo fueran tanto que no dejan ni a los buenos que sean buenos. Por lo demás, la ambientación de la novela es muy buena y el estilo de McEwan no tiene nada que se pueda reprochar. Puede que una pizca de frialdad, pero son  indiscutibles su oficio y su eficacia como escritor.

Aunque le sobran unas cuantas páginas para una trama tan sucinta, Sábado es una buena novela. Elegante, visualmente muy efectiva (me sorprende que a nadie se le ocurriera adaptarla para el cine) y con un indudable toque contemporáneo que la hace muy disfrutable. Puede que el tiempo le pase factura algo más aprisa de lo normal. En el mundo de hoy en día ese perfil acomodado de sus personajes resulta algo fuera de lugar. La empatía que causa Perowne, educado y correcto en su afán de ayudar a los demás, veríamos si la causaría si su personaje fuera, no sé, un político o un ejecutivo de banca.

También de Ian McEwan en Unlibroaldía: Chesil BeachSolar, y Expiación ( en la serie Grandes villanos literarios)

9 comentarios:

el convincente gon dijo...

Francesc, le tienes un poco de tirria al McEwan, ¿no?

Kate Rose Blair dijo...

Me encantan tus post de libros!! Ya he publicado un post con el SEXTO capítulo de mi libro, POR FAVOR deja un comentario con tu opinión acerca de él! Sigo tu blog :)

http://kate-rose-blair.blogspot.com.es/

Kiss

Francesc Bon dijo...

Gon !! gracias por el comentario: Pero si le puse "RECOMENDABLE"... y lo es. Al menos no es la "Obra menor definitoria de estilo que marcará una época" que es el auténtico disfraz bajo el que pretendió ocultar a C.... B..... Pero ahí yo le descubrí. Jeje.

Francesc Bon dijo...

Gracias Kate !! aparte de promocionar tu novela... comenta algo sobre nuestras lecturas, chica !!

Chari dijo...

No he leído nada de este autor, y aunque me llama algo la atención, creo que tu reseña me ha quitado un poco las ganas de leerlo, jajaja. Aunque lo tendré en cuenta si no sé que leer, por la etiqueta de "Recomendable"

Saludos ^^

Francesc Bon dijo...

Recomendable, esa es mi opinión, con los matices que expongo, pero indudablemente una muy buena novela escrita con mucho oficio.
Gracias por el comentario.

Josebla dijo...

Hola Cesc!
Mc Ewan me gusta, y por ello creo que le leo con un poco más de simpatía (condescendencia no me parece apropiada). Me gustó Expiación, no me gustó Chesil Beach (nada) y voy con Solar por la mitad, de buen grado. Me compré Sábado, y agradezco tu crítica. Te cuento cuando lo termine. Saludos

Francesc Bon dijo...

Pues agradecerte el comentario, Josebla, y confirmarte la coincidencia sobre Chesil Beach, cuestión que me ha deparado no pocas polémicas.

Natalia dijo...

Lo he leído recientemente, y aunque es indiscutible que McEwan es un muy buen escritor, en mi blog no lo he recomendado. Eso sí: le coges cariño a Henry, y eso tiene mérito teniendo en cuenta que lo fácil sería que resultara repulsivo por la vida de ensueño que tiene, por llevar un Mercedes y cosas parecidas.

Un saludo, y felicidades por el blog, es muy completo.

Aquí está mi crítica: http://criticaresunartesinigual.blogspot.com.es/