lunes, 10 de junio de 2013

Robert Schneider: Hermana del sueño

Idioma original: alemán
Título original: Schlafes Bruder
Año de publicación: 1992
Valoración: recomendable


Johannes Elias Alder es un joven peculiar. Hijo ilegítimo del curra de un pequeño pueblo austríaco llamado Eschberg, desde muy niño llama la atención de sus familiares y vecinos por tener un desarrolladísimo talento musical (de hecho, dicen que puede percibir "todos los sonidos del universo" y convertirlos en música), una voz poco habitual (perfecta para entonar todo tipo de melodía, hablar con los animales e imitar la voz de cualquier otra persona) y los ojos amarillos.

Si bien se puede decir que lo que eran los olores para Jean-Baptiste Grenouille es la música para Johannes, éste no tendrá muchas oportunidades de desarrollar su talento, pues vive en un pequeño pueblo donde la ignorancia y la mezquindad se consideran una virtud y la mitad de sus habitantes tiene algún que otro problema psíquico debido a la endogamia. Sin embargo, el protagonista consigue hacerse con el puesto de organista en la pequeña iglesia de la localidad y deslumbrar con su música a todo el que acude a oír misa. Aunque, naturalmente, él sólo toca para Elsbeth, una joven del pueblo de quien está profundamente enamorado y quien sólo está dispuesta a ofrecerle una relación de amistad.

Siendo Johannes un genio incomprendido y fuera de su elemento, nadie es capaz de imaginar qué hará cuando se dé cuenta de que Elsbeth no lo quiere. Ni siquiera Peter, hermano de Elsbeth y mejor amigo del protagonista (y, además, alguien que esconde terribles secretos), puede pensar qué hará Johannes cuando descubra que no puede tener lo único que podría salvarlo de todo lo horrible que hay en Eschberg.

Éste es el argumento de Hermana del sueño, primera obra del austríaco Robert Schneider, un libro en el que, más que Johannes, Elsbeth o Peter, los verdaderos protagonistas son la muerte, el sueño, la música y el amor, pues influyen y determinan los acontecimientos de la vida de los protagonistas. Escrita con un estilo poético y al mismo accesible, esta obra presenta también abundantes llamadas al lector (como si el narrador, cual juglar, nos estuviese contando la historia en medio de la calle y quisiera llamar nuestra atención) y mucha ironía, lo cual consiguen que el interés por la misma no decaiga en ningún momento.

Una pequeña gran obra, en definitiva, que hace que nuestra curiosidad se despierte y busquemos más libros de este autor.

5 comentarios:

Santiago Martín dijo...

Bruder es hermano no hermana.
Saludos y enhorabuena por la página.

izas dijo...

Efectivamente, Bruder significa hermano, pero en el libro el narrador habla constantemente de la muerte y del sueño, que son hermanos, y muerte en alemán es masculino (der Tod), de ahí Schlafes Bruder (el hermano del sueño, literalmente, pero la hermana del sueño, en realidad).

JeanP dijo...

¡Lo sabía, lo sabía! Sabía que iba a salir el teórico de turno matizando lo que ignora.

Anónimo dijo...

Estimado JeanP, cada uno pregunta lo que estime oportuno, siempre que lo haga con educación, cosa de la que al parecer usted carece.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

De hecho en aleman se llama asi no sólo por esto que comentais sino tambien porque es la pieza que debe tocar el protagonista hacia el final del libro y que recibe ese mismo titulo y hace un gran resumen de lo que ha sentido culminando el libro de forma muy buena.
En cualquier caso he de decir que tras haberme leido el libro no considero muy acertado el resumen que aqui expones (aunque tal vez sea por la traducción al español del propio libro)