domingo, 2 de junio de 2013

Stephen King: 22/11/63

Idioma original: inglés
Título original: 11/22/63
Año de publicación: 2011
Valoración: recomendable


Hacía tiempo que no disfrutaba con un libro de Stephen King. Aunque durante muchos años devoré sus obras, las últimas novelas suyas que había leído me habían dejado más bien fría. Por eso, cuando 22/11/63 llegó a mis manos, lo empecé a leer con cierto recelo y teniendo muy claro que, si al llegar a la página 100 no me había enganchado (teniendo en cuenta que la novela tiene casi 900 páginas, es un margen más que razonable), iría a parar al grupo de libros abandonados. Sin embargo, me enganchó, así que seguí leyendo. Y no sólo me enganchó, sino que me gustó mucho.

22/11/63 cuenta la historia de Jake Epping, un profesor de instituto que también da clases nocturnas para adultos. En una de esas clases, Harry, uno de sus alumnos (conserje en el instituto y blanco de las burlas de sus alumnos debido a su cojera) le entrega una redacción en la que cuenta cómo, una noche de Halloween, su padre asesinó a martillazos a su madre y a sus hermanos, y estuvo a punto de matarlo a él también. Aún conmocionado por lo que acaba de leer, Jake se reúne con Al, el dueño de un diner al que el profesor acude a menudo, quien le cuenta que en su despensa existe una "puerta" que puede hacerle retroceder en el tiempo.

Al le cuenta que uno no puede viajar a la época que quiera, sino que el que cruza esa puerta aparece siempre en 1958. Y también le cuenta que en su último viaje se quedó allí varios años para intentar evitar el asesinato de J. F. Kennedy, pero que no pudo llevar a cabo su misión debido a una enfermedad, así que es hora de que sea Jake quien viaje al pasado y evite que Harvey Lee Oswald asesine al entonces presidente de los Estados Unidos. Él acepta y, equipado con una carpeta llena de la información que Al ha conseguido reunir durante los últimos años y alguna que otra recomendación, el joven profesor cruza la puerta al pasado, se convierte en George Amberson y decide llevar a cabo la misión que le ha sido encomendada, además de hacer una parada en Derry y evitar que el padre de Harry se lleve por delante a casi toda su familia.

A partir de aquí Stephen King desarrolla una novela que resulta ser algo más que un viaje en el tiempo con la misión de matar (si es necesario) al asesino del presidente. El autor nos presenta un libro en el que se plantea (cómo no) el problema de las paradojas temporales y el conocido e impredecible "efecto mariposa", mientras hace un verosímil e interesante retrato de la sociedad estadounidense de las décadas de 1950 y 1960, además de mostrar con todo detalle (fruto, sin duda, de un arduo trabajo de investigación) los dos últimos años de vida Oswald (su matrimonio con la joven bielorrusa Marina, su vida en Dallas, su intento de huida a Cuba, etc.).

Aunque hay quien pueda ver un fallo en que 22/11/63 sea una novela tan larga, yo creo que esto es un gran acierto. Así, King tiene la oportunidad de construir de forma verosímil la vida de Jake/George entre 1958 y 1963, hacernos ver las dificultades que tiene para integrarse (pues ni sus ideas, ni su forma de hablar, ni su bagaje cultural se corresponden con las de un profesor de la década de 1950), para encontrar y vigilar a Oswald... y, sobre todo, para que el protagonista tenga dudas más que razonables acerca de su misión (¿y si Oswald no actuó solo? ¿Y si, aunque consiga detener a Oswald, Kennedy muere de todas maneras? O peor: ¿y si es peor el remedio que la enfermedad? ¿Y si la historia fuese peor, si Kennedy no hubiera muerto como lo hizo?) y para que consiga tener en el pasado una vida mucho más satisfactoria que la quería en el futuro, y se plantee mandarlo todo al carajo y quedarse a vivir para siempre en un tiempo en el que, en realidad, él aún no ha nacido.

Aunque en esta ocasión King se ha alejado de su género habitual, podemos decir que su salto a la ciencia-ficción es más que satisfactorio. Ha conseguido escribir una novela interesante y entretenida, absolutamente verosímil y con un final que estoy segura no decepcionará a nadie. 




También de Stephen King: Insomnia, Misery, It y Las cuatro estaciones.

10 comentarios:

Ana Blasfuemia dijo...

No podría estar más de acuerdo contigo: devoraba todo lo que me caía de King hace años, pero hace tiempo que dejé de leerlo porque no sorprendía y había perdido su esencia. Con este libro me reconcilié de nuevo con King, una lectura entretenida, diferente, que me enganchó.

Gracias por la reseña. Un saludo.

Anónimo dijo...

me gusto mucho. pero sobre todo la relacion de sadie y george... la incondicionalidad del amor entre ellos

Anónimo dijo...

Me encantó, si al principio no enganché mucho pero en 2 días leí las ultimas 300 paginas, muy bueno el libro, y que hermosa la relación con Sadie al final se me hizo un nudo en la garganta

juan dijo...

Es verdad, el final me dejo muy sensible.

Anónimo dijo...

100 % recomendable. Incluso para los seguidores de las teorías de la conspiración. King se documentó durante 40 años para escribir esta novela.

Luis Vega dijo...

Un buen libro. Al principio puede resultar un poco lento, pero según avanza la trama te sumerges en la historia y no lo puedes dejar. En definitiva una gran historia de amor en la que el asesinato de Kennedy pasa a un segundo plano. El final es agridulce e injusto y te deja un poco triste.

M dijo...

Una auténtica decepción. Las posibilidades del punto de partida y el habitual buen hacer de King prometían mucho, pero las expectativas no se ven recompensadas en absoluto. A pesar de algunas incoherencias en la trama, el libro se lee con facilidad, pero llega la parte central y la historia se transforma en los amores de George y Sadie en la América profunda de principios de los 60: larga, ñoña, aburrida, sensiblera, moralizante... Y el momento "High School Musical", de vergüenza ajena. ¿Para esto has quedado, Stephen King? Para un servidor, su peor novela. Huyan.

Anónimo dijo...

Una vez que aceptas las premisas de la novela, la trama es buena y "engancha" hasta el final. En cuanto al aspecto literario, es impecable, como suelen ser todas las de Stephen King. Lástima que en la edición española se hayan colado varias erratas de peso (gramatical y ortográfico)(y no me refiero a cuando traduce formas de hablar incorrectas de EE.UU.)

Victoria Cos dijo...

La acabo de terminar. Me gustó muchísimo, me resultó muy atrapante. Debo reconocer que es lo primero que leo de Stephen King, nunca me había enganchado con alguno de sus libros. Su esritura es muy "best seller", no se caracteriza particularmente por ser literatura de alto vuelo, pero la trama es muy ágil, muy llevadera. La sensación que me dió fue la de estar mirando una novela, un culebrón de los buenos, de esos que no podemos para de ver. Con este libro me pasó esto, me resultaba imposible soltarlo, necesitaba avanzar, saber qué iba a pasar. Me devoré las 900 pags. en un par de días. Recomendable!

Rocio dijo...

Estoy en plena lectura , y me ha enganchado desde el principio . me encanta la relación con la novela "it "