jueves, 6 de septiembre de 2012

Paul Auster: Leviatán

Título original: Leviathan
Idioma original: inglés
Fecha de publicación: 1992
Valoración: Recomendable

5 razones para leer a Paul Auster (y de paso hacer una pseudo reseña de Leviatán, al más puro estilo Ian Grecco):

1- Con Paul Auster es como con Amélie Nothomb (aunque ya sé que tienen estilos bastante diferentes, ¿eh?): cuando uno coge una de sus novelas nunca demasiado extensas, ya sabe con qué va a encontrarse.

 2- Hay un amplísimo abanico de opciones para comenzar, proseguir o terminar con su bibliografía. En cualquier momento, a cualquier hora, Auster es recomendable y nunca pretencioso.

3- En la obra del de Nueva Jersey, hay recurrentes obsesiones literarias y existenciales, y si uno no les tiene fobia, puede disfrutar enormemente de un universo particularísimo y enriquecido a base de jugarretas del azar, personajes reales de la vida de Auster reconvertidos en seres literarios con nombres similares, metaliteratura ingeniosa y tramas paralelas.

4- No sé cómo, pero todas sus historias acaban entrecruzándose y encajando de forma prodigiosa, como si se tratara de la maquinaria perfecta de un reloj encantado. Y mientras tanto, los lectores nos divertimos al mismo tiempo que nos morimos de curiosidad y nos preguntamos "¿Y cómo demonios acabará todo esto?".

5- Y bueno, que Leviatán no decepcionará ni a los habituales de Auster ni a los que recién empiecen con su obra. Con los que tienen bien clarito que no le soportan, no me meto... Y, ¿algo de su argumento? Pues esta novela que se devora en unas cuantas tardes está protagonizada por el escritor Benjamín Sachs, que muere en extrañas circunstancias (le estalla una bomba en las manos, ni más ni menos) al principio del libro y cuya peculiar vida conoceremos  por medio de su amigo, también escritor, Peter Aaron (¿nos suena a algo este nombre?), y al que el FBI busca por todo el país... La historia va hacia atrás y en ella nos encontramos con una trouppe de personajes peculiares, especialmente el de María Turner, trasunto de la polifacética (y real) artista Sophie Calle.

PD: ya está. Si doy un motivo más o extiendo el último, haría trampas. Sólo decir que Leviatán es una interesante, divertida y peculiar travesura seria de Auster, un canto a la amistad, un mal gesto a las estúpidas guerras y al paleto patriotismo americanoide, y una reivindicación juguetona del oficio de escribir y sobrevivir al éxito y al fracaso.

También de Paul Auster en ULAD: Aquí

5 comentarios:

Francesc Bon dijo...

Pues a mí me pareció el mejor de los libros de Auster, por lo menos de los cinco que he leído. Dinámico, atrevido. Ser prolífico no puede volverse en contra de él.

Anónimo dijo...

Joder, parece la semana "Anagrama"

Jaime dijo...

Jaja, es verdad! 3 de 4, no está mal... Desde aquí juramos todos los miembros de ULAD que no recibimos ni un solo ejemplar gratuito de Anagrama (ni de nadie..). Pero también juramos que estamos muy dispuestos a que así sea, y que esto no nublaría nuestro ácido juicio en lo más mínimo.;) Dicho queda.

Francesc Bon dijo...

Yo debo reconocer que Anagrama es mi editorial favorita de prácticamente toda la vida. Por su trayectoria de años: puede que surjan nuevas que aporten cosas interesantes, pero el catálogo de Anagrama es escandaloso.

Escanyabruixots dijo...

Pues coincido con Francesc, es uno de mis libros favoritos de Auster.

En cierta forma, hay un esbozo de Leviatan en La Trilogia de Nueva York, en La Habitación Cerrada creo recordar...