miércoles, 6 de enero de 2010

Philippe Lechermeier y Rébecca Dautremer: Princesas olvidadas o desconocidas...

Título original: Princesses oubliées ou inconnues
Idioma original: francés.
Año de publicación: 2007
Valoración: muy recomendable.

Éste es un libro para pedirle a los Reyes Magos.

Es un libro mágico para niños, jóvenes y adultos en recuperación.

Además de la increible belleza de sus ilustraciones, encontramos en él mucha poesía; una forma de expresión risueña y delicada, con la que resulta fácil enternecerse e identificarse.

"... son muchas las princesas que viven escondidas
en el fondo de un palacio o en lo alto de una torre.
Están tan bien ocultas, que algunas incluso han olvidado quiénes son.
Y, sin embargo, merecen volver a ser descubiertas.
He aquí, por esta razón, reunido en un solo volumen
todo lo que se sabe de estas princesas desconocidas, anónimas o desaparecidas."

Algunas de las princesas que "rescata" este libro son:

Mirameh (cuyo "único temor es que se la ignore y su único sueño, que se la adore");
Deletrea de Eritrea (que lee, escribe y "sueña con días divididos en capítulos, a los que ella podría poner título);
Roma Romaní (una princesa gitana que imagino hermosa, morena y descalza);
y, mi preferida, Sapina ( que "anda en busca de su príncipe azul, convencida de que se oculta tras el aspecto de un sapo" pero "según las últimas noticias, sigue con los pies en remojo y sola" y que, a pesar de todo, busca "sin saber quién es pero segura , sin embargo, de reconocerlo")...

Además de recoger un amplio listado de princesas olvidadas o desconocidas, el libro nos da algunas claves fundamentales para adentrarse en el mundo de la magia.

Así, nos explica:
cómo es el nacimiento de una princesa;
cuál es el papel de las hadas madrinas;
como viajan las princesas (porque a ellas "les encanta recorrer mundo" y así han descubierto que "ser la misma en otra parte, lo cambia todo");
cuáles son los animales mágicos que las acompañan;
cómo son los bosques (en los que ellas "se pierden, se refugian, se esconden y tienen encuentros extraordinarios");
cómo son los principitos y las reinas;
qué comen las princesas;
cómo son sus besos (que tienen "el poder de transformar a los sapos en príncipes y, a veces, al contrario");
y, quizá la información más importante, algunos trucos para reconocer a una auténtica princesa (que, por ejemplo, "jamás se pone calcetines, siempre canta cuando se baña, es a veces cruel, no siempre es hermosa y no come el pollo con las manos, aunque puede hacerlo con los pies").

Gracias a mi trabajo como cuentacuentos, he descubierto lo importante que es recordar a algunas princesas, que han olvidado o nunca supieron que lo son, que son seres mágicos, hermosos y llenos de posibilidades.

Creo que al leer este libro, más de una de esas "princesas por descubrir" se verá reflejada en él como en un espejo mágico. Se reconocerá y quizá guarde el secreto... pero algo dentro de sí, cambiará para siempre.

Y colorín colorado...

9 comentarios:

Ian Grecco dijo...

Este libro sí que es un verdadero regalo de Reyes...

Santi dijo...

O de princesas, jajaja!!!

Perdón, no he podido resistirme. :)

esti dijo...

pues a ver si alguien me lo regala!!! jajajja

bueno, la verdad.. creo que en el fondo, yo siempre quise ser el príncipe del cuento :)

izas dijo...

me lo podían regalar a mí también
la pena es que reyes ha pasado y mi cumpleaños queda taaaaaaaan lejos que seguro que se me olvida pedirlo
cachis

¿nadie quiere financiar mis compras de libros?
mirad que es una inversión de futuro...

Paula dijo...

¡Qué bonito! Me ha encantado eso de que "no suelen comer el pollo con las manos pero pueden hacerlo con los pies", jajaja!
Que vivan las princesas sin gorrito y sin hada madrina.

Ian Grecco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ian Grecco dijo...

Os recomiendo un libro de un autor francés que ahora no recuerdo, "La psicología de los cuentos de hadas", que habla de las verdaderas (y oscuras y perversas) versiones de los cuentos de hadas más célebres.

Como ejemplo: en la VO de Cenicienta, las hermanastras se cortaban con el cuchillo más afilado de la cocina dedos y talones para que les cupiera el zapatito y así pudieran llevarse al maromo más adinerado del reino...Leer para creer.

Aradhriel dijo...

Hola! me han regalado este libro por mi cumple (7 de enero) y es una auténtica maravilla. Todo un tesoro. En el tema de la ilustración Rebecca Dautremer es mágica y el texto de Philippe Lechermeier le hace justicia. Tengo también Cyrano, de la misma ilustradora, también altamente recomendable.
Y puestos a hablar de libros ilustrados, no debeis perderos "Los Amantes Mariposa", sobre una leyenda china e ilustrado por Benjamin Lacombe, una preciosidad.

Nisi Soto dijo...

Me lo envías gotamisoto@gmail.com
Por favor!