sábado, 24 de octubre de 2009

Confieso que he leído: Nacida inocente, de Gerald di Pego y Bernahardt J. Hurwood

Idioma original: inglés.
Título original: Born innocent
Fecha de publicación: 1976
Valoración: repugnante.

Christine Parker es una niña de catorce años maltratada por sus padres (él, muy violento; ella, alcohólica) que en varias ocasiones se ha escapado de casa.

En uno de sus intentos por desaparecer, sus padres la encuentran y deciden internarla en un reformatorio para que allá le impongan disciplina y, de ese modo, poder librarse de ella.

En aquel terrorífico lugar, Chris es maltratada, humillada, violada... perdiendo así toda su inocencia y sensibilidad.

Recuerdo haber leído este libro cuando tenía 14 o 15 años. Era verano, estaba de vacaciones y sólo tenía a mano la biblioteca de unos parientes, así que me guié por su recomendación. Supongo que pensaron que podía interesarme por ser la historia de una chica de mi edad...

El caso es que no se qué pensé al leer esta novela pero lo que recuerdo perfectamente es la fuerte impresión que me causó. Especialmente algunas escenas; como una espeluznante violación sobre la que me ahorraré los detalles (y no deja de ser curioso que después de 15 años aún los recuerde con tanta claridad).

Creo que éste es un libro básicamente morboso, que busca impresionar a los lectores y que al menos conmigo lo consiguió. Quizá no me produjera el mismo efeccto si lo leyera ahora (seguramente no) pero, desde luego, no me quedó ninguna gana de releerlo.

Hubo varias películas basadas en este libro y su continuación; todas ellas protagonizadas por Linda Blair (la niña de "El exorcista"). Gracias a Dios no he visto ninguna pero, al parecer, tanto ellas como los libros de esta serie fueron un tremendo éxito en los años 70.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hola

Anónimo dijo...

apliquen sus valores para que cuando dejen de existir no sufran demasiado y dejen la intolerancia que por eso hay tanta inequidad en esta tierra