sábado, 1 de enero de 2011

Robert Feldman: Cuando mentimos. Las mentiras y lo que dicen de nosotros


Título original: The Liar in Your Life: The Way to Truthful Relationships
Idioma original: inglés
Fecha de publicación: 2010
Valoración: Está bien

A nadie le gusta que le mientan. Es más, si tuviéramos que hablar de nosotros mismos, todos nos describiríamos como personas "sinceras" y, si nos descubriésemos víctimas de una mentira, nos enfadaríamos y dejaríamos de confiar en la persona que nos ha engañado. Sin embargo, todos mentimos. Y no sólo en determinadas situaciones, para evitar un mal mayor, porque seamos malas personas o porque no nos quede otro remedio. Qué va. Mentimos continuamente, a diario, con o sin motivo, a conocidos y desconocidos. Incluso a nosotros mismos.

Por mucho que valoremos la verdad, la mentira está tan presente en nuestra vida que difícilmente podríamos vivir sin ella, si ésta desapareciera. Mentimos al establecer relaciones con otras personas (y, después, tanto para terminar como para afianzar o conservar dichas relaciones) o para conseguir un trabajo, mienten los niños como parte de su proceso de crecimiento y aprendizaje... y mienten los economistas, los medios de comunicación y los políticos que nos gobiernan.

¿Es, realmente, la mentira algo inevitable? ¿Existe alguna mentira "justificable" o útil, o todos los engaños perjudican al engañado (y, muchas veces, al que engaña)? ¿Es posible volver a confiar en alguien que nos ha mentido? ¿Somos mentirosos por naturaleza o es la sociedad la que hace que nos engañemos los unos a los otros? Robert Feldman, profesor de psicología en la Universidad de Massachusetts, lleva más de veinte años estudiando el engaño en la vida diaria; sus causas, mecanismos y consecuencias, y plasma en este ensayo algunas de las conclusiones a las que ha llegado, así como muchas de las preguntas para las que todavía no encuentra respuesta.

Cuando mentimos, por tanto, es un interesante y sorprendente análisis que también reflexiona sobre los beneficios que puede aportar la sinceridad y nos hace pensar en nuestras propias contradicciones, así como en la manipulación que a diario sufrimos y, conscientes o no de ello, también ejercemos sobre los demás.