sábado, 14 de noviembre de 2009

Rafael Alberti: Sobre los ángeles

Idioma original: castellano
Fecha de publicación: 1929
Valoración: imprescindible


¡Paraíso Perdido!
Perdido por buscarte,
yo, sin luz para siempre.

Aún no entiendo cómo no había reseñado ya este libro. A lo mejor porque me he centrado en la novela, pero este poemario me ha sacado de la prosa a golpe de versos tremendos. Y digo tremendos con todos sus significados:

Que produce un fuerte sentimiento de sobrecogimiento, susto, miedo o terror. Esta obra pertenece a la tercera etapa de la extensa obra literaria del autor. Con ella, comienzan sus escarceos con el surrealismo. Abunda la fuerza del sentimiento, de un sentimiento oscuro, de sobrecogimiento ante el mundo y la oscuridad que en él reside. No en vano, Alberti atraviesa un momento de crisis existencial, y se ve claramente reflejado en cada palabra.

Que es muy grande en tamaño o intensidad, o que es extraordinario. En tamaño ciertamente no es muy grande. Es un libro pequeñito con no muchos poemas. Pero intenso, enormemente grande en cuanto a intensidad. Releed los tres últimos versos del primer poema del libro. Sin duda, lo es. Y extraordinario.

Se aplica a la persona que hace cosas sorprendentes o fuera de lo común. Aquí nos referimos al libro, que resulta sorprendente. Si leemos Marinero en tierra o Cal y canto, no podemos dejar de buscar de nuevo el nombre del autor de Sobre los ángeles, por si nos hemos equivocado. Utiliza ahora el verso libre, la presencia continua de sentimientos oscuros y desesperados, las imágenes directas. Se nos presenta a la vanguardia de los movimientos literarios que recorrían Europa en la década de 1920, acogiendo el surrealismo para mostrarnos qué es lo que le atormentaba en esos momento de crisis.

Versos fuertes, cargados de simbolismo. Intensos. He de reconocer que este es el tipo de poesía que más me gusta y no en vano Poeta en Nueva York, de Lorca, es otro de mis favoritos, así que para mí, resulta imprescindible.