miércoles, 25 de noviembre de 2009

Elizabeth Smart: En Grand Central Station me senté y lloré

Idioma original: inglés
Título original: By Grand Central Station I Sat Down and Wept
Año de publicación: 2009
Valoración: Muy recomendable


Elizabeth Smart, joven canadiense que vivía en Londres realizando estudios de piano, teatro y pintura, contaba 24 años cuando un día entró en una librería, cogió un libro de poemas de un autor llamado George Barker y se enamoró perdidamente de él. Se conocieron tres años más tarde y, aunque él estaba casado, mantuvieron una relación amorosa que duró varios años y de la que nacieron cuatro hijos.

Publicado por primera vez en 1945, cuando Smart tenía 32 años, este libro desgrana de forma magistral sus sentimientos durante los años que duró esa relación. Así, somos testigos de su desesperación, sus celos, su angustia, sus sentimientos encontrados hacia la mujer de su amado, su forma de encarar el rechazo y la incomprensión de la sociedad que la rodeaba... pero, sobre todo, del incondicional e irracional amor que sentía por Barker.

Haciendo un uso prodigioso del lenguaje y vistiéndolo de referencias literarias que aluden a Shakespeare, Blake, Rilke o Milton, así como al propio Barker, Smart se desnuda sin concesiones ante el lector, a la vez que deja de lado el sentimentalismo y romanticismo que se podría esperar de una historia como ésta. No es de extrañar, por tanto, que pocos años después de su publicación En Grand Central Station me senté y lloré se convirtiera en una obra de culto y fuera traducida a numerosos idiomas. Ni que Smart no pudiera volver a escribir hasta 1977, año en que publicó The Assumption of the Rogues and Rascals, texto que estoy deseando que llegue a mis manos. Si es la mitad de bueno que éste que acabo de reseñar, me daré por satisfecha.

5 comentarios:

Santi dijo...

Suena impresionante, la verdad, he leído en la Wikipedia un poco más de su historia turbulenta, y es como de película de Antena 3 de después de comer.

¿Podrías "regalarnos" alguna cita del libro, para que nos hagamos una idea del estilo? :)

izas dijo...

ays, pues ahora no puedo regalaros citas, porque estoy en el trabajo
tendrá que ser más tarde, pero lo haré, lo prometo :)

Anónimo dijo...

Puede sonar a "historias turbulentas" de Tv. como dice Santi, pero todas las referencias que me han llegado, además de la de Izas, hablan de una "obra redonda" y de gran calidad, bastante alejada de sentimentalismos y recursos fáciles que dado el tema se podría pensar que se nos iba a ofrecer.
Por cierto ¿no hay obra de teatro basada en ella?.
Un saludo. Mentxu

Ian Grecco dijo...

Lo acabo de terminar. Me ha encantado. He recogido no sé cuántos párrafos en mi cuaderno; mi preferido:

"Por los ángeles, ¿quién llora? ¿Quién se fija en ellos, cuando vuelven la cabeza apretando los labios?"

Y por cierto: la autora se llama igual que la Natasha Kampusch americana...

izas dijo...

me alegro de que te haya gustado, ian
¡es cierto! hace poco lo descubrí en internet y flipé
ya es una casualidad macabra...