jueves, 5 de noviembre de 2009

Agustín Fernández Paz: Tres pasos por el misterio

Idioma original: gallego
Título original: Tres pasos polo misterio
Año de publicación: 2009
Valoración: Se deja leer


Como el título del libro indica, Fernández Paz nos presenta tres relatos cuyo hilo conductor es el misterio. Ambientados en Galicia (los dos primeros) y Navarra, todos ellos relatan un suceso inexplicable que cambia la vida de sus protagonistas para siempre.

Podía haber sido una obra interesante y entretenida, pero, lamentablemente, ni se le acerca. Los tres relatos comienzan con relativa fuerza, pero la van perdiendo a medida que la narración avanza y se ve que el autor se preocupa más de definir sus sentimientos –que no aportan demasiado– que de mantener el misterio y la intriga que se suponen deben estar contínuamente presentes.

Así, nos encontramos con que la primera historia (un suceso alrededor de un faro temido y maldito desde la Guerra Civil) tiene un final de lo más absurdo, con que la segunda (“el horror oculto durante milenios bajo un primitivo monumento megalítico”) es un pobre intento de emular a Lovecraft y con que la tercera (la historia de un amor eterno narrada al abrigo del fuego en una parada del camino de Santiago) no pasa de ser una predecible historia de campamento; y, encima, mal contada.

A pesar de todo, hay que reconocer que Fernández Paz no escribe mal. Cultiva una prosa amena, sin artificios, y no pierde el tiempo con descripciones o reflexiones más extensas de lo necesario. Es una pena, por tanto, que nada de esto importe cuando no hay por dónde coger el argumento. Si queréis leer relatos de misterio, olvidáos de este libro y acudid a Lovecraft o Poe. Ellos no os decepcionarán.

3 comentarios:

Santi dijo...

Mmmmh, no te has animado a ponerle un "repugnante", ¿eh? :)

No sé por qué, pero no termina de salir un buen escritor de novelas o relatos de terror en España, ¿eh? Y yo creo que habría mercado para ello (ya veo los titulares: "Vuelve el Stephen King de Cuenca", "La nueva novela del Poe de Portugalete"...) ¡Va a haber que ponerse!

Jaime dijo...

Estoy con Santi: se te ven las ganas de un "repugnante";). Me encanta lo de "podría haber sido interesante, pero no", jejej...
Venga, lancémonos a una explicación etnológica sobre el fracaso del terror en español.

1. Religión: un católico siempre puede confesarse e irse a dormir tan tranquilo, lo que da en menos pesadillas.
2. Sol: por todos es sabido que el español medio se pasa la vida en la playa, bebiendo sangría y persiguiendo suecas, lo que da en mayor alegría de vivir y menos terror (esta explicación es un clásico: se usa también para explicar porqué en Alemania sí hay filosofía y en España no).
3. Política: para disfrutar de relatos terroríficos nos basta con leer la crónica política y comprobar cómo nuestros ministros, en realidad, están poseídos por alienígenas (y alienígenos) no alfabetizados y nuestros concejales de urbanismo son satanás.

izas dijo...

jajaja no, no he puesto repugnante porque me parece que esté mal escrito
el hombre escribe bien y eso hay que reconocérselo
de hecho, creo que eso es lo que le salva

sobre por qué no sale un buen escritor de literatura de terror en españa... buf, pues no sé, la verdad
parece que es únicamente territorio de angloparlantes
tendremos que ponernos a ello, chicos