domingo, 7 de junio de 2009

"El libro de mi vida": Los cinco frente a la aventura, de Enyd Blyton.

Idioma original: inglés.
Título original: Five fall into adventure
Año de publicación: 1950
Valoración: imprescindible.

Ya he reseñado en este blog casi todos los libros que, por uno u otro motivo, han sido importantes para mí a lo largo de mi vida. Así que, buscar uno más para incluir en esta selección se me hacía complicado.

De pronto, como en un destello, pensé.. "Pero Esti, en realidad; ¿el libro más importante para ti no fue el primero que leíste? ¿El que te conquistó entonces, animándote a leer después todos los demás?"

Por eso he decidido comentar este volumen de la serie de Enyd Blyton, "Los cinco"; un clásico de la literatura juvenil de todos los tiempos.

Recuerdo que no me compraron este libro. Yo lo encontré en casa de una prima de mi madre. A nadie parecía interesarle así que pregunté, con mi habitual descaro, si podía quedármelo. En principio, sólo me apetecía colorear los dibujos, que para mi disfrute, eran en blanco y negro.

Después, no recuerdo cuándo ni dónde, lo leí. Y me enamoré del personaje de Jorge (por el que yo también decidí que prefería ser un chico), de su perro Tim (que fue para mí algo así como un amigo imaginario), de los pasadizos secretos, del pastel de carne y el jarabe de jengibre (en realidad nunca supe en qué consistían esas delicias, pero hasta me provocaban hambre las descripciones de aquellas meriendas..).

Después de "Los cinco frente a la aventura", devoré toda la colección. Y después otras muchas colecciones. Y después hay un "después" que aún no ha terminado.

En este número de la serie, un espía y sus secuaces tratan de robar las notas de un trabajo de Quintín (científico despistado que era padre de Jorge y tío de Julián, Dick y Ana). Para conseguirlas toman como rehén a Jorge. Los chicos, ayudados por la intrépida Jo, hacen todo lo posible por liberarla, adentrándose en una emocionante aventura.

Nunca he releído a "Los cinco". Me da miedo hacerlo y que algo se rompa dentro de mí.

Sé que el tiempo ha sacado a relucir sus defectos (por ejemplo, un sexismo evidente en el comportamiento de los personajes) pero creo que no ha hecho desaparecer la magia de sus aventuras ni la importancia de sus valores implícitos; el poder de la amistad, el valor y la inteligencia como herramientas para hacer del mundo un lugar mejor...

En fin. Nostalgia para los adultos. Y buena literatura para los más jóvenes.

Me habían leído muchos cuentos... pero nunca había leído un libro por mí misma hasta éste. Sólo por eso, merece que lo llame "el libro de mi vida".

8 comentarios:

Martita dijo...

A mi me flipaban estos libros,además era super fiel porque me intentaron dar gato por liebre con los "Siete" y "Guillermo el travieso" y no lo consiguieron.

Sonia dijo...

Me encantó esta serie. En el cole, ahorraba lo que podía para pagar las 25 pesetas que costaa sacar un libro de la biblioteca. Jorge tb era la que más me gustaba, y el jarabe de jengibre...aún me ruge el estómago al recordarlo;-)

Jaime dijo...

Jajaja, ¿te cobraban en la biblioteca del cole? ¡¡Engañada!! Seguro que era el matón del patio, que luego se lo gastaba en chicles, jeje... Pues yo era más de los Hollister, fíjate.

Santi dijo...

Yo empecé leyendo a los Hollister, como Jaime (que los recuerdo como unos libros muy ñoños y muy pedorros donde los buenos eran muy buenos y los malos muy malos... pero al final no eran tan malos porque el bien siempre vence, etc.) y luego me pasé a Los tres investigadores, "de Alfred Hitchcock" (que nunca terminé de entender qué pintaba Hitchcock en todo aquello).

Hace poco también estuve recordando con una amiga esos grandes clásicos de la serie naranja que nos hacían leer en el colegio, que eran buenísimos: Fray Perico y su borrico, El pirata garrapata... Los de la serie roja ya no eran lo mismo, aunque también había algunos muy buenos...

itsaso dijo...

hola! acabo de descubrir este blog y me ha parecido la mejor idea del mundo!! mi primera colección de libros no fue "los cinco" (fue la segunda), sino "pacto secreto" (tanto en euskera como en español) pero la recuerdo con una claridad absoluta. mi madre después de acostarme siempre hacía una segunda vuelta para decirme: "como no dejes el libro en la mesa y te duermas te castigo sin leer mañana".obviamente la amenaza nunca se cumplía, pero yo con sólo pensarlo dejaba la nobela sin rechistar y me dormía. yo tb recuerdo los pasteles de carne!!! gracias por crear este blog y sacarme una sonrisa con la reseña de hoy! os seguiré leyendo.

itsaso dijo...

noVela por el amor de diosa...qué cerca están las teclas unas de otras!
los hollister nunca me engancharon.del barco de vapor yo tb amaba a fray perico. me fascinó el secreto de la arboleda, querida susi querido paul (recuerdo a la niña que olía a mantequilla rancia con especial cariño) y sobre todo al pequeño vampiro. me traían todos loca...y flanagan!!!me acaba de entrar una nostalgia.. ya os vale, ahora tendré que bajar al trastero y me dará la alergia al polvo.

esti dijo...

gracias a ti, itsaso :)
por pasarte por aquí
y por tus comentarios..
nos leemos!

Anónimo dijo...

Primera vez que leo vuestro blog... No recuerdo qué reseña me ha llevado a leer otra y otra más, pero llevo ya un buen rato! Al llegar a los cinco ya no he podido resistirme a comentar, ¡qué recuerdos! Me encantaban las sagas de enyd blyton y otras del estilo: torres de malory, las gemelas de santa clara, susan sand, los cinco... Y mi favorita de la infancia: Puck!!! ¿No hay reseña sobre Puck?
Bueno, que me ha encantado vuestro blog, ¡os seguiré leyendo!