jueves, 21 de mayo de 2020

Alejo Carpentier: Los pasos perdidos

Idioma original: Español
Año de publicación: 1953
Valoración: Imprescindible

Releo, 13 años después si las notas nos fallan, esta novela de Don Alejo Carpentier de la que guardaba un gran recuerdo. Pues bien, la impresión tras la relectura es la de estar ante una de las mejores novelas latinoamericanas del siglo XX (¡toma ya!). Espero lograr transmitiros mi entusiasmo. 

Resumen resumido, que diría la compañera Beatriz: A un hombre de origen latinoamericano residente en los Estados Unidos, de unos 30-40 años, músico de profesión, hastiado de una vida vacía (como ardilla presa en tambor de alambre), se le presenta la oportunidad de viajar a lo más profundo de la selva Latinoamérica, más concretamente, y aunque no aparezca  expresamente citado, a Venezuela en busca de unas piezas que faltan en la galería de instrumentos aborígenes de América de cierta institución norteamericana. Será una viaje con un carácter dual ya que será, al mismo tiempo, viaje interior y viaje exterior, de negocios y de placer, huida del aturdimiento del trabajo, del vacío de la ciudad, de las conveniencias y descubrimiento de lo primitivo y profundo que esconde el alma humana, retorno a la infancia y viaje etnográfico a un tiempo casi prehistórico.

La dualidad que caracteriza al viaje también se observa también en la personalidad del protagonista y en las diferentes contraposiciones sobre las que se construye la novela (civilización y "barbarie", deseo y realidad, catolicismo y "animismo",...) y le confiere, así, variadas capas y lecturas. Diría que, fundamentalmente y aunque pudiera a priori no parecerlo, "Los pasos perdidos" es una novela existencialista. El absurdo de la sociedad moderna, el vacío o la búsqueda del propio destino pese al temor a salir de lo conocido y lo cotidiano aparecen perfectamente reflejadas en la novela y las intenciones, deseos, dudas y temores (el viaje emocional, a fin de cuentas) de su principal protagonista etc son uno de sus puntos fuertes, además de ligar a "Los pasos perdidos" a otras novelas de la época. Pero es, al mismo, tiempo una novela de formación, una novela de "aventuras" (con todas las comillas) o una novela de toma de conciencia.

Plagada de referencias bíblicas, "Los pasos perdidos" es también una relectura o una reinterpretación de mito de Ulises. En cuanto a referencias más contemporáneas, encontraremos ecos de "El corazón de las tinieblas" o de dos películas de Werner Herzog como son "Aguirre, la cólera de Dios" o "Fizcarraldo". No sé si con esto os podéis hacer una idea.

Además de su complejidad de contenido, el continente de "Los pasos perdidos" tampoco es, precisamente, un camino de rosas. Está marcado por el un léxico exuberante fruto del abrumador dominio del lenguaje y de la vasta cultura en materia musical de Carpentier. Conviene ir armado de un diccionario que nos servirá de machete para poder penetrar en la prosa del cubano. Una vez despejemos los primeros obstáculos, podremos deleitarnos con una forma de escribir que parece haber sido olvidada, injustamente, por las modas. De verdad, el esfuerzo merecerá mucho la pena.

También de Alejo Carpentier en ULAD: El reino de este mundoConcierto barrocoEl acosoEl siglo de las lucesEl recurso del método

12 comentarios:

Carlos Andia dijo...

Uno de nuestros favoritos, compay. Por lo que veo, nunca o casi nunca defrauda.

Gracias por traérnoslo al club!

Diego dijo...

Palabras Mayores.

beatrizrodriguezsoto dijo...

Hola, Koldo:
Me alegro de ver a Carlos Andia en los comentarios. Hacía tiempo que no leía reseñas suyas y me preocupaba por él.
Creo que debería quedarme callada pero me puede el gusto que tengo por la polémica, que muchas veces es muy divertida. La lástima es que mi opinión no vale de mucho y es muy osada porque he leído muy mal el libro: a grandes saltos. A mí me gustan los libros difíciles y también los autores barrocos pero éste me ha resultado insufrible. Qué oscuridad, qué falta de ritmo, qué retorcimiento del lenguaje. Yo leía y pensaba: pero¿de que está hablando? Bueno, a mí qué me importa! Porque un lenguaje tan rebuscado y artificial hace que el relato no tenga calidez ni expresividad alguna. Sólo en la última página hay una especie de sinopsis que ayuda un poco a situar la novela. En él ni siquiera la cultura es un mérito, la usa para alardear de culto ( ve una piedra y tiene que nombrar a Sísifo! por ejemplo). A mí me parece un pedante.
Me encantaría conocer, si es que la hay, alguna opinión de Borges (siempre tan lúcido y certero) sobre este autor.
Saludos

Koldo CF dijo...

Palabras mayores, sí. Autor clave en Latinoamérica en el siglo XX. Así que no puedo estar de acuerdo contigo, Beatriz!! En cuanto a lo de Borges, es este enlace algo hay

www.bbc.com/mundo/amp/noticias-52411546

Carlos Andia dijo...

Gracias por tu amabilidad, Beatriz. Aquí sigo, en fase 0'7 o así pero en activo aunque no se note.

Sobre don Alejo, sin embargo, también discrepo contigo. Algo barroco sí que puede resultar, pero es una delicia. Inténtalo con más cariño, mujer.

Saludos.

Pedro Carbonell dijo...

Yo también he leído dos veces este libro. La primera vez me dejó muy buena impresión, y en la segunda ocasión que lo leí me pareció aún mejor novela de lo que yo, en mi recuerdo, tenía en mente de ella. Hay en mí la idea de que un libro es bueno de verdad cuando en la relectura sigue pareciendo tan bueno o más que en la primera lectura.

ChuangTzu dijo...

Uno de mis escritores favoritos. Me encanta su estilo tan barroco.

Koldo CF dijo...

Es exactamente lo que me ha pasado con la relectura, Pedro. Me ha parecido mucho más completa (aún) de lo que recordaba. Y en cuanto al estilo, sí, es barroco y magnífico (para mi).

Lupita dijo...

Hola, Koldo:

A mí me has convencido, porque es un gran pendiente desde hace tiempo.

He empezado varias veces "El siglo de las luces" y lo he dejado, porque no me enteraba de nada; es una lectura concienzuda, concentrada y exigente, que, desde luego, no triunfa ahora. En mi caso, no la comencé en situaciones propicias para la concentración.

En cuanto al estilo barroco y preciosista, estos autores tienen una gran influencia de Rubén Darío, al que habrás leído y disfrutado. Y si no, no puedes dejar de leer "Azul"

Saludos

Pepe dijo...

Hola a todos, este blog se me ha hecho imprescindible cuando tengo que empezar una nueva lectura. También da gusto leer los comentarios de los seguidores.
A Carpentier lo conocí gracias a vuestra reseña de "El reino de este mundo". Más tarde leí "El siglo de las Luces" "Los pasos perdidos", "La consagración de la primavera" y "Un viaje a la Semilla".
Todos me han gustado pero "Los pasos perdidos" se lleva la palma. El comienzo te introduce lentamente y no sabes donde vas. Cuando subes de la costa al interior mejora en imagenes que te transportan a las nubes, cuando llegan a la selva y los guias encuentran la entrada entre los enormes árboles y vives los momentos, las sensaciónes, los ruidos y los olores, estuve allí. Sin duda una de las novelas que más me ha impresionado de mi vida.
En el "Siglo de las luces" también hay capítulos de increible belleza, sobretodo cuando uno de las personajes se encuentra por casualidad en una playa virgen del Caribe. Veinte páginas maravillosas para un chapuzón.
En "Un viaje a la semilla" nos cuenta toda una vida hacia atrás en catorce páginas.
Un escritor muy grande.

Koldo CF dijo...

Bueno, Pepe! Me alegro que nos hayamos convertido en algo parecido a "influencers" En cuanto a Carpentier, es muy grande. Creo que Harold Bloom solo incluyó, entre los latinoamericanos, a Borges, Neruda Carpentier dentro de su listado de genios. Lo que me sorprende, Lupita, es que no te gustara. Me parece un autor que puede ir con tus gustos. Ah, y (horror!) no he leído a Darío!

Elsamaría dijo...

Lo leí hace 39 años. ¡Inolvidable! Uno de mis favoritos.