jueves, 6 de febrero de 2020

Escritores de película (resopón de la Semana del Cine)

Cine y literatura siempre han tenido una relación estrechísima, no sólo porque muchos autores se han dedicado también a escribir guiones (y guionistas, libros) o porque muchísimas películas, antes del aluvión actual de adaptaciones de videojuegos o series de televisión, están basadas en novelas o relatos; también porque la figura del escritor o escritora ha sido siempre muy atractiva para la cinematografía, puede que incluso más que la de los propios cineastas, y desde luego , mucho más que profesiones como fontanero, tallador de fruta o quiromántico (aunque mucho menos que soldados, policías, gángsters, bibliotecarias de Texas o cualquiera que vaya por la vida con un arma en la mano).

Revirando, pues, el sabio aserto que aconseja no leer libro protagonizados por escritores -misión imposible- ni ver películas sobre cineastas, hago notar que existen un montón de films que tienen a escritores de protagonistas, ya sean como personajes reales o de ficción (mejor dicho: más o menos de ficción). la variante más obvia de este tipo de películas son las llamadas "biopics", es decir, películas biográficas que retratan toda o una parte sustancial de la vida de algún personaje conocido; aunque, ciertamente, en ocasiones resulta difícil saber de antemano quién es la figura biografiada: Capote, Wilde, Tolkien, Dovlatov, Yesenin, Mary Shelley, La joven Jane Austen, Las hermanas Brontë, Mishima, una vida en cuatro capítulos... Se lo han currado a tope, ¿eh? Incluso Miss Potter, encarnada por la simpática Renée Zellweger, resulta fácil de identificar para el público anglófono como la madre de Harry... perdón, de Peter Rabbit. Hay que fijarse un poco más, eso sí, cuando el título de la película es tan sólo un nombre de pila: Iris (Murdoch), Enid (Blyton), Colette... bueno, éste no tanto. Resulta más sugerente -aunque el contenido no tiene por qué ser más interesante- cuando el título es menos obvio: Antes que anochezca, sobre Reinaldo Arenas haciendo de Javier Bardem, Tierras de penumbra, sobre C. S. Lewis o la inefable Ábrete de orejas, acerca del malogrado dramaturgo Joe Orton. Rebelde en el centeno, ni os digo sobre quién trata...

Otras películas también se encuadran dentro del biopic, pero circunscribiéndose a un periodo concreto de la vida de los biografiados (a menudo la época en la que estaban escribiendo una determinada obra):

-Shakespeare in love: El joven William se enamora, escribe Romeo y Julieta, afronta con gallardía contratiempos y peligros -como una reina Isabel que bien podría ganar el certamen de drags de Tenerife- para al final encontrarse con que su amada se ha ido con el multimillonario Richard Stark, que además es un superhéroe y mola mil.

-Historia de un crimen: James Bond cae en una trampa de Spectra y es encerrado en una cárcel de Kansas, adonde el MI6 envía a sus agentes Ruiseñor y Gorrión -a.k.a. Harper Lee y Truman Capote- para liberarlo. No lo consiguen y Bond es ejecutado, con lo que ahora se encuentran en el brete de tener que elegir a un nuevo 007.

-The End of the Tour: Precuela de Bienvenidos a Zombieland en la que David Foster Wallace con  sempiterna bandana en la cabeza y un (aún más) imberbe Columbus tratan de sobrevivir juntos al estallido del apocalipsis zombie. Sólo uno lo consigue.

-Remando al viento: Cómo hubiera sido Cuatro bodas y un funeral a principios del siglo XIX en una villa a orillas de un lago suizo, cuando la gente se aburre porque se acaba el bebercio y no disponen aún de Netflix.

-Las horas: Virginia Woolf mete mano en la caja de la editorial Hogarth Press para amueblar a su gusto su habitación, pero cuando le miente al respecto a su socio y marido, le crece la nariz de forma insospechada.



Bueno, vale, lo dejo ya; no hace falta que sigáis enviando más anónimos amenanzantes... Tan sólo dejadme mencionar La importancia de llamarse Oscar Wilde, sobre los últimos días de este escritor; Gringo viejo, sobre la desaparición en México de Ambrose Bierce; Descubriendo Nunca Jamás , con Johnny Depp (con un peinado normal, aunque ya había difrutado lo suyo como Hunter S. Thompson en Miedo y asco en las Vegas) haciendo de J. M. Barrie, el autor de Peter Pan o Carrington, acerca del enamoramiento (fallido) de esta artista hacia el escritor Lytton Strachey. Si se me permite, mi película favorita de esta categoría es una acerca de un escritor mucho menos conocido: La gran estafa (The Hoax), sobre el intento de vender unas falsas memorias de Howard Hugues que hizo Clifford Irving.

Por último, una modalidad igualmente interesante (o más) es la de la ficción con escritores inventados y aasumiendo todo tipo de roles: desde villanos de diferente pelaje -El resplandor, La mitad oscura, Balas sobre Broadway, Insomnio- a víctimas en mayor o menor grado -Misery, Barton Fink, Basada en hechos reales...- pasando por, como no podía ser de otra manera, el papel de testigo de los hechos o de su realidad circundante: La gran belleza, Medianoche en el jardín del bien y del mal... o incluso una mezcla de todo lo anterior, como ocurre en esa película , basada en una novela de Robert Harris y protagonizada por la curiosa figura del escritor "negro o "fantasma": El escritor. Tenemos también al escritor "señor Miyagi" en Descubriendo a Forrester, al aquejado de una curiosa forma de bloqueo consistente en no poder dejar de escribir de Jóvenes prodigiosos y, por fin, al escritor que ha llegado al que se supone es el culmen de su profesión, como Paul Newman en la deliciosa El premio (quizás mi película favorita sobre escritores, NEVER EVER).


Porque curiosamente (y tranquis, que ya acabo) es en el género de comedia donde encontramos gran catidad de películas con escritor incorporado: autores de best-sellers en La selva esmeralda, Mi testigo preferido o Mejor imposible -recordemos al impagable personaje interpretado por Jack Nicholson-; patosos remedadores de Extraños en un tren: Tira a mamá del tren, con Danny de Vito y un Billy Cristal como escritor aquejado, también él , de bloqueo (esta circunstancia aparece mucho en el cine) o enredados en curiosas tramas metaliterarias: Desmontando a Harry o Más extraño que la ficción (en este caso y aunque el escritor sea un guionista, no puedo dejar de mencionar  Adaptation (El ladrón de orquídeas), de Spike Jonze, con un Nicholas Cage que por fin sacó partido a su cara de acelga). Y no puedo dejar de mencionar aquí al auténtico Rey de la Comedia, al escritor/actor que más risas nos ha heho pasar en el cine y que seguro que aún nos deparará monmentos deliciosos: Michel Houellebecq, estrella absoluta -con permiso de Depardieu- de El secuestro de Michel Houellebecq y Thalasso.


Amigos para siempre, lailo-lailo-lailo-lá...


Nota: los títulos de las películas son los que han tenido en su estreno en España, por lo que pueden diferir con respecto a los de otros países y, desde luego, respecto a los originales... Así, por ejemplo, Historia de un crimen es, en realidad, Infamous, y The Happy Prince se tradujo como La importancia de llamarse Oscar Wilde, para sonrojo de todos o al menos del que suscribe.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Muy interesante entrada! Esto me ha dado por pensar en que es una temática que el cine español ha tocado poco, ¿será que los escritores españoles no son interesantes? Así a bote pronto, sólo recuerdo la película Lope, protagonizada por Alberto Amman (por cierto, la elección del actor en el Ministerio del Tiempo, Víctor Clavijo, me parece mucho mejor).

Juan G. B. dijo...

Hola anónimo:
Puers mira, justamente esa de "Lope" se me ha pasado... Hay alguna película para televisión sobre Cervantes, interpretado por Miguel rellán, según recuerdo, y también un par de películosa de Gonzalo Suárez (del que siempre se ha dicho que es el director español más "literario") tituladas "Ditirambo" y "Epílogo" sobre dos escritores que firman conjuntamente sus obras.
De todos modos, la entrada tampoc pretende ser una relación por menorizada de títulos. Faltaría, por ejemplo "El editor de libros", sobre la figura del que tenían Scott Fitsgerald, Hemingway o Thomas Wolfe... Pero gracias por tu aportació, por supuesto, y por tus elogios...
Un saludo.

Mayte dijo...

Genial artículo! Mil gracias!

Carlos Andia dijo...

Grande, Juan! ¿Has pensado en crear un UPALQ, Una Peli a la Quincena?

Unknown dijo...

Estimadísimo Juan, tu reseña es fantástica. He visto casi todas las películas que mencionas en la misma, por lo que aprovecharé para hacer una asociación de ideas. Mi preferida es Barton Fink, protagonizada por el extraordinario actor italoamericano John Turturro. John Turturro, amén de su participación como excéntrico agente en la saga Transformers, protagonizó recientemente la serie The night of, cuyo creador es el mismo de la serie The Outsider, basada en la novela de Stephen King homónima, que emite actualmente HBO. Cadena que emitirá en breve la miniserie La conjura contra América, basada en la novela homónima del gran Philip Roth y que será protagonizada por John Turturro. Que también protagonizó una muy buena película, omitida en tu reseña, llamada La ventana secreta, también basada en una novela de Stephen King y coprotagonizada por Johnny Depp.

Y aquí termino...aunque podría continuar un rato largo...cine y literatura, fascinante!

El Puma

Unknown dijo...

PD: si te interesa la propuesta de Carlos, me ofrezco a colaborar :-)

el convincente gon dijo...

Juan, si me permites (y si no también) me gustaría hacer una aportación al grupo de películas sobre escritores inventados: "Stuck in Love" (traducida como "Un invierno en la playa").


Trata de una familia en la que padres e hijos son escritores. Amoríos, celillos profesionales, etc. Tirando a cursi pero no empalagosa.


SPOILER A PARTIR DE AQUÍ- Tiene una secuencia encantadora que empieza en un bar: el nuevo interés amoroso de la prota (escritor como ella) le confiesa que su libro favorito, el que le hizo querer ser escritor, es "Querido señor Henshaw" (una novela para niños de Beverly Cleary que trata sobre la relación epistolar entre un niño y su escritor favorito, novela que puedo certificar que crea vocaciones literaria); a ella le mola tanto ese detalle que se quiere ir por miedo a enamorarse; pero acaban en un coche, es de noche, llueve y el chico pone su canción favorita, la preciosísima "Between The Bars" de Elliott Smith.

Dejo enlace a la conversación sobre el libro y a la del coche de después: https://m.youtube.com/watch?v=3PKriNPRz4I
https://m.youtube.com/watch?v=kW6G9TtuenE

Juan G. B. dijo...

Hola a todos:
Compañero Carlos, estaría bien ese nuevo blog, pero lo veo más como UPDVECSQNSDNFDG (Una Película De Vez En Cuando Siempre Que No Sea Domingo Ni Fiesta De Guardar). De todos modos, si algún día sale adelante el proyecto, Puma, cuento contigo. John Turturro, por cierto, es un grandísimo actor; yo recuerdo haberlo descubierto en un par de pelis de Spike Lee (Haz lo que debas y Fiebre Salvaje), en las que hacía papeles casi diametralmente opuestos, pero con igual verosimilitud.
Convincente Gon, no recuerdo esa película , que parece muy interesante... En cualquier caso, me he dajado un montón en el tintero, claro está. De hecho, hay muchas más en una categoría similar, la de "guionistas"; yo os recomiendo "Trumbo", vícitma de la caza de brujas y que firmó el guión de "Espartaco" por decisión de Kirk Douglas, precisamente fallecido hoy mismo.
Un saludo a todos y gracias por los comentarios.

Lupita dijo...

Hola, amigos:
Escritores españoles clásicos tenemos en "El ministerio del tiempo"; hay capítulos en los que salen Lope de Vega, Cervantes, el autor del Lazarillo de Tormes, Valle Inclán y creo que alguna autora de las llamadas " sin sombrero" El que más sale es Lope de Vega, creo recordar, interpretado por Victor Clavijo, que, para mi gusto, borda el papel.
Saludos

Juan G. B. dijo...

Hola, Lupita:
Lo siento, confieso que no he visto "El ministerio del tiempo", pero es que soy poco de series...

Diego dijo...

Felicitaciones porque se nota que te has pegado una buena currada, Juan.
He visto la mitad de las pelis que mencionas. El resto irán cayendo.
Paso a mencionar una que vi hace poco y lo hago porque recuerdo que Marc y alguno más estaban muy interesados en Zweig. Es una peli austriaca: "Stefan Zweig, adiós a Europa". Tiene de interesante que no es un biopic típico y trata, entendí, de profundizar en la depresión del escritor durante su exilio en América. Un trabajo atípico y técnicamente impecable.
Saludos

GtM dijo...

Creo que no he visto casi ninguna de las que se comentan, pero la que sí, es Descubriendo a Forrester, que admito que a mi personalmente me gusta mucho.

La de "Un invierno en la playa" a mi me medio gustó, pero es más bien tirando a comedia romantica.

Otras dos interesantes, medio comedia, medio comedia romantica, son "Ruby Sparks" y "Más extraño que la ficción"

Juan G. B. dijo...

Buenos días a ambos:
Diego, no conocía la existencia de esa película sobre Stefan Zweig, que sin duda puede interesar a muchos de sus lectores, gracias.
GtM, tampoco sabía de la existencia de "Ruby Sparks", cuyo argumento parece que tiene algún punto en común con "Más extraño que la ficción". Aprovecho para añadir, por mi parte, dos películas con escritor que tienen un toque fantástico y protagonizadas ambas, curiosamente, por Bradley Cooper:" Sin límites" y "El ladrón de palabras".
Un saludo a los dos y gracias por vuestros comentarios.

Anónimo dijo...

I.e.No sé si habéis visto PODRÁS PERDONARME ALGÙN DÍA?, o 84, Charing Cross Road... escritoras con problemas en un New York decadente, pibre y oscuro, como ellas en los últimos años de sus vidas

Unknown dijo...

Ruby Sparks. Protagonizada por Zoe Kazan, la nieta del gran Elia. Actriz de modesta belleza que se destaca a puro talento. Creo que acompaña a Turturro en La conjura contra América.
Las dos películas con Bradley Cooper son buenas, en especial la segunda.
Ayer omití mencionar mi admiración por La gran belleza y su creador, Paolo Sorrentino. En su siguiente película, Juventud, sus personajes principales son un músico (Michael Caine), un director de cine (Harvey Keitel), Maradona y un escritor frustrado (Paul Dano). Muy recomendable también!

Juan G. B. dijo...

Hola a los dos:
84 , Charing Cross Road se llamó es España "La carta final"... Es una película deliciosa, que yo suelo confundir, por salir en todas Anthony Hopkins y guardar un tono parecido, con Tierras de penumbra y con Los restos del día; pero ésta es la que más me gusta, sin duda.
Que hagan una serie sobre "La conjura contra América" me parece estupendo, no sólo en reconocimiento a la calidad de la historia y de su autor, el gran Philip Roth, sino porque resulta muy pertinente en estos tiempos que corren de fascismos y pseudofascismos; a ver si aprendemos algo...

Unknown dijo...

Asi es, Juan. La conjura contra América transcurre en una realidad distópica, pero no tanto. Roth toma como punto de partida verdades históricas. Como que Joe Kennedy (el patriarca de la familia, padre de John, Bob y Ted) era filonazi.

Marc Peig dijo...

Mut buena reseña, Juan.
Y gracias Diego por informar de la película sobre Zweig. ¡Tocará buscarla!
Saludos
Marc

Lupita dijo...

¿Y qué pasa con Unamuno y "Mientras dure la guerra" Fue una de las grandes pelis del'19.
Me da a mí que no sois de cine español.
Saludos

Unknown dijo...

Pero es lo que yo decía, Lupita (soy el anónimo, en este caso anónima, del principio). En realidad el cine español no ha tocado mucho este tema. Y estoy de acuerdo contigo en que El Ministerio del tiempo es la excepción audiovisual. Y demuestran además que hay un gran potencial en la temática. Quedan por hacer películas sobre Lorca, Machado, Bécquer, Larra, etc. Por cierto, coincidimos en la opinión sobre Víctor Clavijo.

Juan G. B. dijo...

Hola a las dos:
Pues sí, Lupita, tienes mucha razón en que se me ha pasado una película tan reciente, pero la verdadces que tampoco la he visto...
Por otra parte -y por cierto-, y puesto que está misma semana nos ha dejado, desgraciadamente, José Luis Cuerda, podríamos también recordar al escritor argentino de "Amanece que no es poco", el quelplagiaba las novelas de Faulkner, a pesar de que en ese pueblo había "auténtica devoción por Faulkner" (pronunciése Fulner)...; )

Lupita dijo...

Vaya, Juan, si soy amanecista a tope. Tampoco olvidemos lo de " que quería hablarle yo de Dostoievsky" En esa película, además, hay tal cantidad de actores buenísimos que es que no se le puede poner un pero, bueno sí, que no te guste el humor surrealista.
Anónimo, tienes razón en lo de las películas, pero quizás en aquel teatro televisado de los 60-70 se hacían semblanzas de escritores, que no lo sé.

Feliz finde, voy a ver si veo por...vez Amanece que no es poco.

Diego dijo...

Hola. Comento porque anoche vi la película que menciona Lupita.

Según mi opinión, Amenábar es el cineasta español más Hollywoodense. Para bien y para mal, el tío sabe contar historias para todos los públicos de manera entretenida, pero, como tantos otros, pareciera perder chispa a medida que aumenta su presupuesto.

Mientras dure la guerra tiene como protagonista el alzamiento de los nacionales, y Unamuno viene a jugar un papel representativo. Quiero decir, está en la película para representar a los, no digo intelectuales, simplemente españoles dolidos por las bestialidades de La República y con el suficiente espíritu crítico para darse cuenta pronto que los fascistas no venían a traer la paz ni la razón, sino, todo lo contrario.
A mí entender, toda la película es un mensaje centrista dedicado, no al filósofo bilbaíno, no al espíritu republicano, sí al votante de derechas del siglo XXI que está siendo engañado por estos nuevos fachas que prometen defender España cuando lo único que defienden, en realidad, es al fascismo. Creo que la mejor escena es la de Unamuno discutiendo sobre política con su alumno profesor de literatura, sentados en el monte. Sin duda un cuadro de la España que Amenábar quiere defender, esa donde podemos discutir acaloradamente y después caminar juntos.

Por ese lado es una película más pragmática que ideológica. Cosa que me hizo pensar: ¡bien por Amenábar como contemporáneo de la España de hoy! pero nada destacable del Amenábar cineasta.
En cuanto a las interpretaciones, magníficas las de los actores sobre Millán Astray y Franco, pero Elejalde sobreactua bastante y apenas se salva por el maquillaje y esas tomas en las que se aleja caminando.