miércoles, 28 de febrero de 2018

Lídia Jorge: Los tiempos del esplendor

Idioma original: Portugués
Título original: O amor en Lobito Bay
Traducción: Martín López-Vega
Año de publicación: 2017 (2016 en Portugal)
Valoración: Recomendable (o algo más)

En la recientemente celebrada "Semana de autores olvidados", Santi nos rescataba a la portuguesa Lídia Jorge, de quien he de reconocer que no había oído hablar jamás. Su reseña de "El día de los prodigios" era tan entusiasta que la lectura de algún libro de esta autora se hacía casi necesario. Así que, buscando entre las obras de Lídia Jorge publicadas en castellano, damos con esta colección de relatos de tan sugerente título, casi tanto como su título original.

Tal y como comentaba Santi en la reseña de "El día de los prodigios", lo primero que llama la atención es la belleza del lenguaje. El lenguaje de Lídia Jorge es sumamente poético, y tanto este como el estilo de los relatos, transmiten un fuerte aroma a clásico. Al menos en estos relatos, Jorge me parece una autora completamente ajena a la modernidad, aunque al mismo tiempo atemporal.

De los relatos incluidos en este volumen, los dos primeros - "El amor en Lobito Bay" y "Los tiempos del esplendor" me han parecido maravillosos. Son dos relatos en los que la memoria y el deseo de ser y pertenecer (de "poseer"una identidad) ocupan la centralidad de los mismas. Ambos están narradoss desde una distancia temporal y geográfica, en lo que seres ya adultos rememoran hechos ocurridos en la época de las colonias portuguesas, que funcionan en los relatos como heridas aún sin cerrar, y están protagonizados por niños / adolescentes que se sitúan frente a hechos cotidianos que esconden aspectos oscuros, tragedias y una violencia no siempre explícita. Son, en resumen, relatos sobre el fin de la inocencia en los que no hay idealización alguna, pese a la poesía que los impregna. O utilizando palabras de la propia Lídia Jorge, podríamos resumirlo en relatos en los que encontramos "en medio del suspense, el descubrimiento". 

Tras este comienzo, los relatos pasan a situarse, en general, en otro espacio y en otro tiempo. El presente y lugares como Estados Unidos pasan a estar en el centro del relato y el protagonismo de los mismos pasa a recaer sobre los mitos, ya sean reales o inventados, los miedos, las supersticiones y las casualidades. Son relatos con una visión "más adulta", en la que el lenguaje poético deja paso al humor y a la ironía. Personalmente, me parecen más flojos que los dos primeros, aunque mantienen un buen nivel, destacando, por ejemplo, el curioso "Nuevo Mundo".

En definitiva, mi grado de entusiasmo no llega al de Santi. Eso sí, reconozco que Lídia Jorge es una autora muy interesante que aún estamos a tiempo de descubrir, lo que no es poco.

También de Lídia Jorge en ULAD: El día de los prodigios

No hay comentarios: