viernes, 31 de julio de 2015

Pär Lagerkvist: El verdugo

Idioma original: sueco
Título original: Bödeln
Año de publicación: 1933
Valoración: Muy recomendable

Pär Lagerkvist es uno de esos Premios Nobel de Literatura menos conocidos, pero muy recuperables para la causa. Para la causa de la buena literatura, quiero decir. A estas alturas preguntarse si este escritor merecía el Nobel o no es una entelequia, con la cantidad de grandes escritores que nunca lo ganaron, y la cantidad de premiados que no pasan de escritores mediocres; pero el par de obras que hemos reseñado por aquí (El enano hace ya bastante tiempo, y ahora este) dan desde luego ganas de seguir leyéndole, en especial la que está considerada como su obra maestra, Barrabás.

El verdugo (que personalmente he leído en una edición de Emecé con traducción de Fausto de Tezanos Pinto) es una novela corta en la que apenas sucede nada: en una taberna de una localidad que no sabemos cuál es, un verdugo vestido de rojo observa a los parroquianos, y todos lo observan a él. Es el apestado del pueblo, la persona con la que nadie quiere relacionarse; cuentan historias sobre él, historias sobre ajusticiamientos pasados y sobre aquellos que los sobrevivieron; discuten sobre política, sobre la vida y la muerte, sobre la existencia de fantasmas y maldiciones. El verdugo los observa, y solo al final dará su opinión sobre ese teatro que es, al fin y al cabo, la vida humana.

Esta novela (novelita, más bien) no intenta pasar por realista ni por verosímil: es, más bien, una leyenda o una parábola sobre el fanatismo, la exclusión, la violencia, la superstición, el odio... Temas que, por lo que parece, son muy queridos a su autor. La estructura del relato, que no parece tener un hilo central más allá de la inquietante presencia del verdugo, resulta sorprendente y desconcertante, aunque no por eso decae el interés del texto, fragmentado en pequeñas historias o conatos de historias.

En mi edición, "El verdugo" está acompañado por otro relato larto, "La terna sonrisa" (una melancólica reflexión sobre la vida y la muerte a través de un paseo por el más allá), y por una colección de relatos más breves, "Historias tristes", donde tienen cabida el relato fantástico, el cuento realista, la parábola (seudo)religiosa... Son relatos de una página, de dos, de cinco, de diez, muy diferentes entre sí, pero que transitan por temas semejantes a los de los relatos más extensos: la vida y la muerte, la culpa, el destino, el amor, la violencia, el poder... Y son, precisamente, lo que más me ha gustado del volumen.

Quizás El verdugo no sea lo mejor de Pär Lagerkvist; pero sí que me ha dejado con ganas de leer más, para conocer mejor el resto de su obra. Habrá que buscar El enano y Barrabás, para formarse una opinión...

5 comentarios:

Aurelio Baeza dijo...

De hecho esa fue mi ruta a través de este autor: El verdugo, El enano y Barrabás. Bastante recomendables las dos primeras y -casi- imprescindible esta última.

Murnau dijo...

Yo lei el enano y me fascino. No podía quitarme de la cabeza la imagen de un tyrion pasado por el filtro de Bergmann. Lo malo es que encontrar libros ahora de Lagerkvist es imposible...

BeaVazquez_ dijo...

Hola! He empezado un nuevo blog, te gustaría echarle un vistazo? http://unhaestrelanovento.blogspot.es/

Santi dijo...

¡Gracias por los comentarios! Pues sí, yo creo que seguiré leyendo a Lagerkvist, a ver si me termina de cautivar. Es verdad que no es fácil encontrar obras suyas: creo que solo Barrabás está vivo en el catálogo, en una reedición de 2007... Si no, siempre nos quedarán las librerías de segunda mano...

Pablo G dijo...

Siempre nos quedará iberlibro. Me picó la curiosidad (no conocía de nada a este autor, si la película de barrabás pero nada más) y ya tengo encargado "el enano" y "barrabás". A ver qué tal las traducciones ya que son ediciones un tanto antiguas. Veremos.
Saludos