lunes, 9 de junio de 2014

Alison Bechdel: ¿Eres mi madre?

Idioma original: inglés
Título original: Are You My Mother?
Año de publicación: 2012
Valoración: muy recomendable

Alison Bechdel (Lock Haven, Pensilvania, 1960) se hizo conocida en nuestro país gracias a la publicación de Fun Home, un cómic autobiográfico en el que mostraba sin tapujos el no-demasiado-sano ambiente familiar en el que le tocó crecer, marcado por la contradictoria y complicada relación que la autora mantenía con su padre, quien terminó por suicidarse.

En ¿Eres mi madre? Bechdel vuelve a mirar dentro de sí misma para, en este caso, ofrecernos una obra autobiográfica en la que disecciona la relación que mantiene con su madre: quizá mejor que la que vivió con su otro progenitor, pero ni de lejos la que le gustaría haber tenido. Como también ocurría en Fun Home, la autora cuenta su historia apoyándose en sus propios recuerdos, en la transcripción de las cartas que se enviaron sus padres y de las conversaciones que mantiene cada semana con su madre (lectora voraz, actriz aficionada y quizá con tantas carencias emocionales como su hija), y en una ingente cantidad de citas de diversas obras literarias y científicas.

Resulta sorprendente cómo Bechdel habla de sí misma (y, por ende, de su familia) de forma directa y sin guardarse ningún detalle, mostrando todas sus debilidades, inseguridades... e intentando comprender qué características de su personalidad debe lamentar o agradecer a su complicada infancia. Virginia Woolf, Sigmund Freud y Donald Winnicot aparecen sin cesar a lo largo de ¿Eres mi madre?, mientras la autora intenta explicar su historia y entender el por qué del comportamiento de su madre.

Pero no nos llevemos a engaño. Es cierto que en Fun Home Dechsel diseccionaba a su padre y que en esta obra disecciona a su madre, pero lo que hace en realidad no es sino intentar comprenderse a sí misma. Esta obra es una purga, una limpieza en la que todo (el arte, el amor, el sexo, la historia, el psicoanálisis) es válido a la hora de llegar al lugar al que la autora quiere dirigirnos. 

La única pega que puedo ponerle a este cómic es que, en ocasiones, tanta cita y tanta referencia bibliográfica resulta un tanto cargante. No porque no sean interesantes, ojo, que lo son (e imprescindibles para comprender ciertas conclusiones a las que llega la autora), pero pueden entorpecer ligeramente la lectura. A pesar de ello, ¿Eres mi madre? es una obra que todo aficionado a los cómics debería leer: tanto por su calidad (tanto de guión como de dibujo) como por su increíble y cruda sinceridad.

2 comentarios:

Ana Blasfuemia dijo...

Uf, leí Fun Home y me resultó apabullante. Lo leí esperando otra cosa y tardé en arrancar y situarme. Esa manera tan detallada de disccionar su vida y la de su padre me resultaba... no sé como si estuviera mirando por la cerradura de la puerta de la casa del vecino. Como si estuviera invadiendo algo íntimo y privado. Los dibujos a veces me parecía que contenían demasiada información, demasiados estímulos para el lector. Pero es una lectura que quiero volver a hacer, ahora que ya sé con qué me voy a encontrar. Y por supuesto, ya leerme este también. Y anotar todas las referencia literarias, que en la primera lectura no hice por aquello de estar con los ojos abiertos de par en par y la boca abierta :)

Besos

izas dijo...

Tienes razón, toda es información resulta un poco agobiante. Por eso creo que tanto Fun Home como ¿Eres mi madre? son cómics que hay que leer más de una vez, para asimilar por completo todo lo que la autora cuenta.