jueves, 17 de enero de 2013

John Irving: El hotel New Hampshire

Idioma original: inglés
Título original: The Hotel New Hampshire
Fecha de publicación: 1981
Valoración: muy recomendable


Quien conozca un poco a John Irving sabrá que éste mantiene desde el comienzo de su carrera una estrecha relación con el cine, pues varias de sus novelas han sido adaptadas a la gran pantalla: Las normas de la casa de la sidra, El inolvidable Simon Birch –basada en Oración por Owen– o Door on the Floor –basada en A Window for One Year– e incluso ha publicado un ensayo autobiográfico en el que habla del tema (Mis líos con el cine).

Otra de las obras de Irving que ha dado el salto al séptimo arte ha sido El hotel New Hampshire, novela que cuenta la peculiar historia de la familia Berry: la historia de amor de Win y Mary (quienes se conocen trabajando en un hotel), su relación con el judío Freud (no confundir con Sigmund Freud) y el oso llamado Estado de Maine, la llegada de sus cinco hijos (Frank –el "raro" y remilgado–, Franny –la carismática–, John –el responsable–, Lilly –incapaz de crecer– y Egg –el eterno benjamín–), la muerte y "resurrección" de Patético (el perro), el primer hotel New Hampshire, la mudanza a Viena, el segundo oso y el segundo hotel New Hampshire, y el regreso a EE.UU. años después, donde el tercer hotel New Hampshire se erigirá como un refugio para curar las heridas acumuladas a lo largo de los años.

Narrada en primera persona por John, el hijo mediano de los Berry, la historia de El hotel New Hampshire se presenta como un cúmulo de acontecimientos –cada uno más fuera de lo normal que el anterior– en los que se alternan tragedia y comedia, y donde se aprende que no son los niños los únicos que sueñan, que siempre hay que mirar hacia adelante, que el más oscuro deseo puede ser aquello que nos salve la vida y que la peor de las experiencias puede ser superada.

Pero que nadie piense que ésta es una novela trágica con final feliz. Al menos, con final feliz al uso. El hotel New Hampshire es un lugar en el que cada personaje tiene que crecer (aunque no sea físicamente), encontrarse a sí mismo y descubrir su lugar en una familia tan caótica como lo es el mundo en el que vivimos, así como descubrir una manera de salir adelante y superar las adversidades sin acabar volviéndose completamente loco. Aunque para ello haya que tomar medidas poco convencionales y, en ocasiones, arrasar con todo.



9 comentarios:

Francesc Bon dijo...

Debo confesarlo: vi la película a mediados de los 80, creo recordar que Jodie Foster salía, que había alguna trama relacionada con el incesto, y que la película no valía gran cosa. A ver si soy capaz de quitármela de la cabeza si algún día leo el libro, que leyendo esto me han dado ganas.

izas dijo...

Jajaja yo también vi la peli y no, no valía gran cosa (y sí, salían Jodie Foster y Rob Lowe, que en aquel entonces era el ídolo de las adolescentes :P).

El incesto es un tema muy presente en la historia, es verdad, pero me gusta la manera en la que el autor lo trata en el libro, aunque en la película se plantee de manera bastante frívola.

JeanP dijo...

¡Qué cosa es la memoria cuando corre pareja al mundo emocional! Espero que mi emotividad esté en el "nivel adecuado", ahora y antes, y no corra el riesgo de que me tomen por hipomaníaco y me ingresen en "la casa de los errores", dirían los alemanes. Digo lo de "antes" porque tendría unos 8 o 9 años cuando vi esta película y recuerdo que no me gustaba nada y que al final le presté atención. También recuerdo haberla ligado en algún rincón de mi ser a La muerte en Venecia y al guapo y misterioso Tadzio. ¿Se puede ser más pecador?

Francesc Bon dijo...

Jean P! estamos trabajando en medidores de emotividad, queríamos poner un indicador en las reseñas, pero no disponemos de la tecnología necesaria.

Santi dijo...

Hace tiempo leí Oración por Owen y me cabreó bastante el final, un final Hollywoodiense a más no poder en que todo encaja maravillosamente y se revela el "plan de Dios" para los personajes. La novela en sí no estaba mal, pero ese final moralista y manipulador me sacó de quicio...

reno dijo...

Enorme El mundo según Garp, que también tiene una versión cinematográfica (bastante pero que el libro).

Kitty Pryde dijo...

Necesito leer mas de Irving, solo lei hasta ahora The World according to Garp y no vi la pelicula aunque escuche que no es una muy buena adaptación

Ramiro Flores-Xolocotzi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ramiro Flores-Xolocotzi dijo...

La película vale por la nostalgia ochentera de ver juntos a Nastassja, Jodie y a Rob Lowe, casi en pleno apogeo de los años 80s. La foto con que promocionaban la película se hizo famosa en aquellos años. El libro no he podido leerlo, pero está en mi lista de pendientes de un libro al día.