miércoles, 7 de septiembre de 2011

Gabriel García Márquez: Crónica de una muerte anunciada

Idioma original: español
Año de publicación: 1981
Valoración: muy recomendable

Esta novela del autor de Cien años de soledad es un prodigio narrativo: a pesar de que se nos desvela el final en la primera línea, sin opción a dilatar la intriga que habitualmente precede al desenlace, García Márquez logra mantener al lector enganchado a la acción hasta el final.

Esta "crónica" trata de esclarecer las circunstancias de la muerte violenta de Santiago Nasar, pero, como el lector pronto descubre, esta es una empresa imposible. En su afán periodístico, el narrador de la crónica entrevista a numerosos personajes para que cada cual aporte su versión de los hechos. Pero ¿cómo reconstruir la trágica historia después de 23 años?

La ingente variedad de personajes aporta datos e impresiones contradictorias, ninguna de las cuales sirve para explicar la duda fundamental: ¿por qué nadie previno a Santiago Nasar de que los hermanos Vicario estaban esperándolo para matarlo y reparar con el crimen la honra dañada de su hermana? Van saliendo a la superficie diferentes posibles motivaciones, que van desde la incredulidad ante lo que iba a pasar hasta el puro morbo colectivo de culminar con sangre una fiesta nupcial.

En la narración de la muerte anunciada de Santiago Nasar se mezclan lo sobrenatural-espiritual con lo cómico y lo costumbrista. Al terminar, nos queda una idea muy clara de cómo son los habitantes de este pequeño pueblo y el papel que cada uno juega, pero no nos queda claro por qué nadie evitó que Santiago Nasar fuera asesinado cuando incluso los propios autores del crimen hicieron todo lo posible por que se lo impidieran. Ni siquiera nos queda claro si Santiago Nasar merecía que lo asesinaran.

También de Gabriel García Márquez: El coronel no tiene quien le escriba, El amor en los tiempos del cólera, El otoño del patriarca y Cien años de soledad.

8 comentarios:

Nicolás Flamel dijo...

Una obra maestra, para mi imprescindible de la literatura universal. Como dice el resumen, se te desvela el final desde las primeras lineas, y aun asi consigue atraparte durante todo el libro. Y tal vez no se deje claro por que nadie evito la muerte, sin embargo se dice lo suficiente para que cada quien se haga su propia idea, correcta o no eso no importa a mi parecer, literalmente siempre supimos que la muerte del "protagonista" era inevitable; y ese para mi es uno de los encantos del libro, mas que un defecto.

Paula dijo...

No, si no me parece que eso sea un defecto. De hecho, parte de la gracia del libro es lo incomprensible que resulta todo, y el hecho de que, después de escribir una "crónica", un relato con afán periodístico, el autor de la misma no haya logrado desentrañar el "por qué no" de la tragedia.

Ensada dijo...

Bueno, esto viene desde la tragedia griega, los sinos inexorables que no se podían evitar porque estaban marcados por los dioses, etc., etc.

Entre todos lo mataron y el solito se murió :)

Y, por cierto, vaya spoiler, no te dará vergüenza, contar el principio...

Santi dijo...

Como creación imaginativa y orgasmo ficcional, Cien años de soledad probablemente es superior, pero como muestra de maestría narrativa, no cabe duda de que esta es la mejor novela de García Márquez. Y siempre con ese estilo suyo, que es precioso sin ser preciosista... (Aunque mi debilidad sigue siendo El coronel no tiene quien le escriba...)

Yo le habría puesto un imprescindible como una casa, a esta novela...

escalerasytoboganes@gmail.com dijo...

Mítica lectura para selectividad, aunque yo ya la había leído un par de años antes. Un libro breve, interesante, bien escrito. Pues eso: muy recomendable.
Yo me quedé con la intriga sobre si era culpable de lo que le acusaban o no. Aunque puede que eso no les importase a los propios hermanos Vicario. Había que recuperar el honor y daba igual quién pagase el pato.

Anónimo dijo...

Para mi es una re cagada. Y no te deja nada, como el 100 % de la literatura latinoamericana.

Santi dijo...

Un comentario realmente informado, este último, sí señor...

A Dominguez dijo...

Lo que realmente me fascinó del libro es cómo el autor logra que desees con todas tus fuerzas que los hermanos no maten a Santiago. A pesar de que ya se te ha avisado cómo va a acabar la historia. En cada ocasión que los habitantes del pueblo pueden evitar la muerte de Santiago sientes por dentro impotencia y rabia (por lo menos en mi caso).