domingo, 5 de septiembre de 2010

Zoom: "Berenice" y "Ligeia", de Edgar Allan Poe

Título original: "Berenice" y "Ligeia"
Idioma original: inglés
Fecha de publicación: 1835 y 1838
Valoración: recomendable

Algunos juegos de mesa me han descubierto grandes lecturas. Así, la primera vez que jugué a Juego de Tronos, descubrí la maravillosa saga de Canción de hielo y fuego, y lo mismo me ocurrió con la imprescindible Dune. Pues bien, en este caso un amigo de mis hermanos se ha comprado el juego de Drácula, basado en la obra de Bram Stoker. Recomiendan leer el libro para poder disfrutar al máximo del juego.Y hablando sobre el tema vampírico (que además ahora está nuevamente de moda) nos planteamos cuáles eran los inicios de esta literatura gótica. Y entre varias y diferentes cosas, encontré a Poe como pionero de relatos con cierto sabor vampírico.

El primero de ellos, "Berenice", es un relato corto con un final sobrecogedor. Narra la incipiente boda entre Egaeus y su prima, Berenice, y las enfermedades y problemas que adolecen ambos. Poe dota a sus líneas de una atmósfera agobiante, perturbada, que lleva al lector a experimentar en su propio cuerpo escalofríos y desesperación. Sumamente bien descrita toda la escena, la maestría del autor consigue angustiar en una pocas páginas. De hecho, hay párrafos que fueron censurados por los editores ante las quejas de sus seguidores.

En "Ligeia" nos encontramos con una atmósfera parecida, aunque no tan enfermiza. Muertes de mujeres jóvenes y extraños sucesos, que pueden ser considerados vampíricos o no, pues el final es bastante abierto.

Relatos góticos, sí, pero ambiguos. Forman parte de sus primeros escritos, ya iniciándose en el genero de terror y buscando esos ambientes cargados y oscuros. Interesantes lecturas para indagar el origen de lo vampírico, sumamente distinto de lo que podemos encontrar hoy en día. Estos vampiros sí asustan.

Además, el relato de "Ligeia" tiene varias adaptaciones cinematográfias.

2 comentarios:

Faranram dijo...

Estoy de acuerdo. Los vampiros que se han puesto de moda son de cartón piedra comparados con los fantasmas de Poe, Lovecraft, Stoker y Le Fanu. Yo leí aterrorizada "Drácula", cumbre de la literatura gótica, a años luz de las sagas vampíricas que devoran los adolescentes.

izas dijo...

No sabía que Ligeia había sido adaptado al cine. Qué cosa. Tendré que ver si lo encuentro, porque el cuento es genial.
Bueno, todo Poe es genial, je.