martes, 21 de septiembre de 2010

Alan Moore/ David Lloyd: V de Vendetta

Título original: V for Vendetta
Idioma original: inglés
Fecha de publicación: 1982- 1988
Valoración: muy recomendable

A principios de los 80 una serie de acontecimientos hicieron que Alan Moore (escritor) y David Lloyd (dibujante) tuviesen que trabajar juntos en un proyecto que Alan ya había intentado publicar antes. Pero esta vez consiguió salir adelante y, a pesar de algunas dificultades editoriales, la historia se publicó en diez tomos, que después se reeditarían y publicarían como el único tomo “tocho” que podemos encontrar en casi cualquier librería.

Resumidísimamente, la historia trata sobre V, un hombre misterioso, oculto tras una máscara de Guy Fawkes, que decide acabar con el estado totalitarista fascista de la Inglaterra de dentro de unos años. Al poner en marcha su plan, se encuentra con Evey, que se convertirá en su fiel ayudante.

Y bien, muchos habréis visto la película, así que escribiremos esta reseña desde dos puntos de vista. Desde los fans que, como Alan Moore, se desentienden de la película y la tachan directamente de “porquería”; y como los fans que, reconociendo que no es fiel a la novela, no les disgusta como adaptación un pelín libre.

1.-Lo dicho, Alan Moore se desbanca del proyecto cinematográfico y desprecia a los Wachowski como guionistas de su obra. Alan es denodadamente anarquista y este ideario se transmite en el texto. Sin embargo, no vemos nada de nada de ello en la peli. El final es absolutamente diferente, desviando la atención de los temas centrales que quería resaltar el autor, es decir, mucho efecto visual con tanta máscara, la unión hace la fuerza, y poco más. La novela deja un final bastante más abierto, impredecible y trágicamente real.

Se omiten varias historias paralelas de otros personajes que dotan a la obra de mayor complejidad y totalidad. No son sólo V, Evey y el ideal, es mucho más que eso. Además, los personajes principales tampoco son como los imaginó Alan, trastocando nuevamente su mensaje.

En fin, que vemos una película ambientada en el mundo imaginado por Alan Moore, pero en el que no ocurren las mismas cosas.

2.- Los seguidores de novela y peli están a gusto con esta redefinición de la novela, y la aceptan- en muchos casos, sin grandes aspavientos, pero suficientemente. Es entretenida, quizá curiosa y algo original.

Creo que se puede adivinar a qué grupo pertenezco. La novela me enganchó desde la primera página. Me agradó el que no hubiese bocadillos en las viñetas sino texto, muchísimo texto. El monólogo de la estatua de la Libertad neoyorquina me parece formidable, y sumamente recomendable. El propio personaje de V, la ambientación, la persecución in extremis de la idea de libertad y libre pensamiento me sedujeron hasta el punto de buscar el siguiente novelón de Moore, Watchmen.

El autor es rarito, un icono de culto para muchos, practicante ferviente de la magia del Caos (al preparar esta reseña me he enterado de que existe) y prolífico. Vamos, que si os gustó la peli, tenéis que leer la novela; y si no os gustó, también. Seguro que no os defrauda.

Como último apunte curioso, todos los títulos de los capítulos de la novela empiezan por V. Hay muchísimas referencias y juegos con esa letra/número.

15 comentarios:

Maese Salakov _ dijo...

Discrepo con el "Muy recomendable". Alan Moore es Dios y como Gran Hacedor tiene tres obras incontestables:

1. WATCHMEN (que redefinió el género superheroico y marcó la cumbre)

2. V DE VENDETTA (un canto a la anarquía y una crítica bestial a los totalitarismos)

3. MIRACLEMAN (una visión nietzschiana del superhombre).

Y todas son im-pres-cin-di-bles.

P.D.: Alan Moore tiene su propio Celebrities, por cierto. No dejéis de verlo:

http://muchachadanui.rtve.es/celebrities-alan-moore.html

.

Maese Salakov _ dijo...

Y por si aún no os animáis a su lectura, leed un fragmento perteneciente al capítulo "Valerie":

=============

La carta de Valerie:

No sé quien eres. Por favor, créeme.
No tengo manera de convencerte de que esto no es otro de sus trucos, pero me da igual. Yo soy yo, y no sé quien eres, pero te amo. Tengo un lápiz, uno pequeño que no encontraron. Soy una mujer. Lo escondí dentro de mí. Quizá no podré volver a escribir, así que esto será una carta larga sobre mi vida. Es la única autobiografía que escribiré. Y, oh, Dios mío, la escribo sobre papel higiénico.
Nací en Notttingham en 1957, y llovía mucho. Pasé mis exámenes e ingresé en el instituto de secundaria. Quería ser actriz. Conocí a mi primera novia en clase. Se llamaba Sara. Tenía catorce años y yo quince, pero ambas estábamos en la clase de la Srta. Wilson. Sus muñecas eran hermosas. En clase de biología yo me quedé mirando el feto de conejo en formol mientras escuchaba al Sr. Hird, que decía que aquello era una fase adolescente que superaba todo el mundo.
Sara sí.
Yo no.
En 1976 dejé de fingir y llevé a casa, para conocer a mis padres, a una chica que se llamaba Cristine. Una semana después me marché a Londres, a estudiar teatro. Mi madre dijo que le rompí el corazón, pero mi integridad era lo más importante. ¿Es eso tan egoísta? Se vende muy barata, pero es cuanto nos queda en este lugar. El último resquicio de nosotros, pero dentro de ese resquicio, somos libres.
Londres. Fui feliz en Londres.
En 1981 interpreté a Dandini en Cenicienta. Mi primer trabajo profesional. Ese mundo es extraño y frenético, con multitudes invisibles detrás de los focos ardientes y un glamour agotador. Era excitante y solitario. Por la noche iba a algunos de los clubes habituales, pero no me sentía cómoda y me costaba relacionarme. Había tanta gente que sólo quería vivir alegremente. Era su vida y su ambición, y yo quería mucho más que eso.
Mi carrera progresó. Obtuve pequeños papeles en el cine, luego papeles más importante. En 1986 protagonicé Las Llanuras de Sal. Ganó muchos premios pero no fue un éxito de público.
Conocía a Ruth en esa película.
Nos queríamos.
Vivíamos juntas. El día de San Valentín ella me enviaba rosas y, Dios mío, teníamos algo tan grande… esos tres años fueron los mejores años de mi vida.
En 1988 estalló la Guerra. Y después de eso, no hubo más rosas…
Para nadie.
En 1992, después de la toma de poder, empezaron a detener a los homosexuales. Se llevaron a Ruth cuando salió a buscar comida. ¿Por qué nos tienen tanto miedo?
La quemaron con cigarrillos e hicieron que les diera mi nombre. Firmó una declaración donde decía que yo la seduje.
No la culpé. Dios, la amaba. No la culpé.
Pero ella sí. Se mató en su celda. No pudo vivir con el peso de haberme traicionado, de haber renunciado a ese último resquicio.
Vinieron a por mí. Me dijeron que todas mis películas serían quemadas. Me afeitaron el pelo en un inodoro y me contaron chistes de lesbianas. Me trajeron aquí y me drogaron. Ya no puedo sentir la lengua. No puedo hablar. La otra lesbiana de aquí, Rita, murió hace dos semanas. Imagino que yo también moriré pronto. Es extraño que mi vida termine en un lugar tan terrible, pero durante tres años recibí rosas y no me disculpé ante nadie.
Moriré aquí. Perecerá hasta el último resquicio de mi ser. Excepto uno.
Uno solo.
Es pequeño y frágil, y es la única cosa que vale tener en este mundo. Nunca debemos venderla ni regalarla. Nunca debemos dejar que nos la quiten.
No sé quien eres, ni si eres hombre o mujer. Quizá nunca pueda verte. Nunca pueda abrazarte ni llorar ni beber contigo. Pero te amo.
Espero que puedas escapar. Espero que el mundo gire y las cosas mejoren y que la gente vuelva a tener rosas.
Ojalá pudiera besarte.
Valerie

Maese Salakov _ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Iván y El Terrible dijo...

Maese, estando de acuerdo con los tres títulos que usted menciona y con la categoría de Alan Moore, especialmente con esa joya minúscula que es Miracleman (y con la continuación que hizo Gaiman de ella, bastante interesante), debo añadir la que para mí es su obra maestra (hasta la fecha): From hell.

Maese Salakov _ dijo...

El FROM HELL tiene a su favor el estar tan milimétricamente documentado, pero en mi opinión peca de denso. A mí me aburren muchas de sus disertaciones, es un hecho. Y ya sabemos lo que decía Voltaire al respecto...

Puestos a elegir otros trabajos del Sr. Moore, yo rescataría toda su COSA DEL PANTANO (obra cumbre de la ciencia-ficción), LA BALADA DE HALO JONES (con pasajes inolvidables) o LA BROMA ASESINA (el mejor cómic que nunca ha tenido el hombre murciélago). Pero vamos, que acercarse a este autor asegura un 99% de éxito...

Iván y El Terrible dijo...

Es que para mí el "Apéndice 2" de From Hell me pareció, y me parece todavía, una de las mejores piezas que he leído jamás, y me redondea (y completa) el libro de forma perfecta. Sin él, no sería lo mismo. Tiene ese punto de "Animal man" cuando lo cogió Morrison por banda, con esa digresión metacomiquística... Buff...

De los que dices ahora, sin duda, me quedo con la Cosa...

Yahvé M. de la Cavada dijo...

Unos apuntes que me ha sugerido vuestro facebook que haga aquí:

-V de Vendetta empezó como una serie de historias cortas publicadas en blanco y negro en la revista Warrior entre 1982 y 1985 (al igual que Miracleman). Originalmente no iba a ser la obra compacta que acabó siendo. Cuando Warrior cerró la historia se quedó en punto muerto durante un par de años. Cuando Moore se empezó a hacer famoso en los USA, DC Comics decidió publicarla en 10 comic books (lo de "tomos" es un tanto inexacto), así que se colorearon las páginas ya existentes y se escribieron y dibujaron más hasta completar la obra y publicarla como una serie de DC (entonces no existía la línea Vertigo que más tarde reuniría las series "adultas" de la editorial). Eso implica que Watchmen no es la siguiente obra de Moore, sino la anterior, ya que V no se publicó como obra completa hasta el 88.

-Entiendo que no hay que hacer un gran retrato biográfico al escribir sobre un autor, pero decir tres impresiones sobre Moore y que una sea eso de la magia del caos es como escribir una reseña de Ciudadano Kane, y decir de Orson Welles que le gustaban los toros.
Es decir, que siendo un autor muy importante y el guionista de comics más popular de las últimas décadas, eso de la magia es completamente tangencial a su obra. Igual es cosa mía, pero creo que las curiosidades deben ser un complemento al perfil biográfico y a cierta contextualización.

Pero vamos, que no lo digo para tocar los cojones ni para desautorizar a la autora del post, sólo por comentarlo...

Ian Grecco dijo...

Bueno, siempre está bien que los lectores del blog nos ilustren con sus conocimientos, sobre todo si "controlan" al autor o a la obra de turno más que el propio reseñista, pero en este caso, que Sonia haya elegido como marco de la reseña una confrontación obra/película, no sé yo si es algo que merezca ser criticado, aunque por poder, se puede: lo digo yo, carne de cañón de iras varias en este blog...

Lo que quiero decir es que salirse de la crítica, digamos, convencional, es un riesgo que está claro que algunas veces no sale bien porque no gusta a demasiados lectores, pero si se hace es para dotar al blog de un poco de "vidilla" e ingenio. Si no, aburriríamos hasta a los lagartos y pareceríamos los tertulianos de "Libracos ejemplares" de la Hora Chanante.

Y por otra parte, como humilde aficionado al comic que soy (saqueo la comicteca de mi hermano, yo soy más otaku), decid que los expetos en la materia me dejáis anonadado, uauh...

Yahvé M. de la Cavada dijo...

Jajaja, faltaría más, que cada autor enfoque su texto como quiera!!! Que no me parece mal, ni mucho menos...

Y lo de mi supuesta "expertitud" (RAE, mátame) no es tal ni mucho menos, lo que pasa es que el tema está muy ligado con mi profesión (o sea que mérito, de haberlo, ninguno) y, además, me he tirado unos cuantos años escribiendo crítica de cómics en esta y aquella publicación especializada...
Resumiendo, que no me hagáis caso...

Sonia dijo...

Bueno, hace poco comentábamos que hay opciones que podemos tomar a la hora de escribir que provocan más críticas que otras, aunque no esperaba que este fuese el caso! Decidí hacer una confrontación entre cómic y peli por diversión, variedad y qué leñe, porque siempre tengo que andar argumentando lo poco que me gusta la peli frente a la novela y, de este modo, si alguién me dice algo le mando a leer la reseña, directamente;-) y me ahorro muuuuuchas palabras y reiteraciones. Lo mismo me pasa con El señor de los anillos. Respeto las divergencias frente a esta opción, de hecho al principio puse un poco de reparos,pero como ya he dicho, el hacer cosas diferentes da vidilla a las reseñas;-)
Cierto que no he comentado toda la trayectoria original de la publicación, y la he resumido escuetamente, pero bastante larga me ha quedado ya la reseña! Sobre la vida del autor, bueno, hay muchísima biografía (y reconozco haber leído bastantes cosas a raíz de la lectura de v y de Watchmen,mi imprescindible;-) pero aquí me divirtió la idea de apuntar lo más curioso del autor para picar la curiosidad de algún lector y que se animase a buscar más por su cuenta. Desde luego, creo que habrán subido las visitas de entradas a la Magia del caos (dato importante, pues Moore dedica bastaaaante tiempo a esta ocupación;-) y Wells veía los toros de vez en cuando, aunque yo la haya añadido de forma anecdótica.)
Y me alegro de que haya tantos seguidores de un autor que, aunque esta vez se haya merecido un "muy recomendable", podría haber sido perfectamente un "imprescindible". Tiene ese "imprescindible" que ya he mencionado, y muuuchas cosas más.Vamos, que hay que leerlos!- pero no verlos, eh? que si la peli de V me disgustó, la de Watchmen mejor ni mencionarla!-

Sonia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yahvé M. de la Cavada dijo...

Pues mira, en eso estamos de acuerdo (y no somos tantos...), la película de Watchmen me pareció una abominación... ¿Por qué todavía hay gente en Hollywood que cree que trasladar al cine la estructura narrativa de un cómic funciona? Qué horror...
Saludos a todos!

khalid dijo...

La capacidad para la comunicación de Alan Moore es algo sobrenatural. Añadiría a todo lo que habeis comentado su obra más importante entre las recientes, "Promethea". Es un cómic profundamente filosófico y mágico. Puede echar atrás a muchos, pero realmente merece la pena para aquel que tiene intención de dedicarle tiempo y materia gris a las cuestiones de la existencia.

Ese es el sentido por lo que he podido entender de su "magia del Caos". Tristemente en nuestros días quienes se plantean en serio cuestiones existenciales acaban por recurrir a unas idealizadas culturas orientales, como si se tratara del cénit del pensamiento humano acerca de la vida y su condición. Pareciera que en occidente no hay nada, mientras que los orientales tienen budismo, hinduísmo... y tan desconocido nos resulta, que como la autora del post, uno escucha de repente eso de "magia" y más allá de fábulas como Harry Potter es algo de lo que nunca hemos oído hablar. Sin embargo, resulta que debajo de la superficie en occidente hay una sabiduría riquísima y milenaria, siempre perseguida y suprimida por el monoteísmo. Resulta que hay personas que viven entre nosotros llevando a cabo rituales que funcionan de forma no muy distinta a las meditaciones de un monje oriental; pero entre individuos que las llevan al mundo del aquí y ahora.

Gracias, Alan Moore, por descubrirme su existencia.

Toni dijo...

Hola. Leí los comics hace muchísimo gracias al padre de un amigo y aunque era un crio me hicieron reflexcionar. Metió en mi el gusanillo del librepensamiento que me condujo al ideario que abrazo hoy.

Me ha sorprendido gratamente ver un post sobre V de vendetta y yo soy de los muchos que opinan que el cine mató el espíritu de algo que es mucho más que un comic.

Un saludo y de nuevo felicitaciones por este maravilloso blog.

Lalo Navarrete dijo...

Siendo sincero, he de decir que una de mis obras favoritas de Alan Moore es 'From Hell', por su profunda documentación y su aguda disección de la sociedad victoriana. Me resulta cuanto menos curioso el hecho de que, con lo que me cuesta salir de mi zona de confort en ocasiones, haya sido absorbido de tal manera por un cómic que se encuentra entre los más densos del guionista y tenga fama de poco menos que de "difícil digestión". Me pareció mucho más interesante que 'V de vendetta', entrando ya en una opinión muy mía y poco crítica.