martes, 7 de septiembre de 2010

Joseba Sarrionandia y Maite Gurrutxaga: Los de las noches oscuras


Idioma original: euskera
Título original: Gau ilunekoak
Año de publicación: 2008
Valoración: Recomendable


Existe un lugar en el que siempre es noche cerrada, donde la oscuridad es completa e inabarcable, cuyos habitantes se reconocen entre ellos por el sonido de su voz y no saben cómo es el mundo en el que viven. Pero, cada cierto tiempo, el cielo se llena de estrellas. Estrellas lejanas e inalcanzables que aportan una débil luz que todos (salvo los ancianos, que se han quedado ciegos) observan con una mezcla de admiración, miedo y esperanza. Aunque, según los sabios, habrán de pasar más de once mil generaciones para que la luz llegue a aquel lugar, algunos jóvenes decidieron no esperar tanto y partieron en busca de esas estrellas, dispuestos a cargar con ellas y llevar la luz allí donde siempre es de noche.

¿Qué ocurrirá, si lo consiguen? ¿Acaso será mejor un mundo cegado por la luz que uno cegado por la oscuridad? ¿Y si a sus habitantes no les gusta lo que ven? ¿Y si no saben ver?

Joseba Sarrionandia nos ofrece en Los de las noches oscuras una fábula atemporal (que no sé si calificar como novela corta o relato largo) que se presta a múltiples interpretaciones, donde asistimos al eterno enfrentamiento entre lo que se tiene y lo que se desea, entre el status quo y el cambio, y donde, una vez más, se alerta del peligro de los extremismos. Para ello, se apoya en las ilustraciones de la joven Maite Gurrutxaga, quien, con trazo sencillo y cuidado, sabe captar a la perfección la poética del escritor y ayuda a convertir este libro en un pequeño fetiche.