domingo, 26 de septiembre de 2010

Simone de Beauvoir: La mujer rota

Idioma original: francés
Título original: La femme rompue
Fecha de publicación: 1968
Valoración: Muy recomendable

Hola, hoy vamo a jugar a "Simone dice". Y sí, me refiero a Simone de Beauvoir, la gran filósofa, escritora e intelectual francesa cuyo nombre ha pasado a la historia del pensamiento y la literatura unido inevitablemente al de su amado/odiado Sartre; no en vano, sus tumbas parisinas están la una junto a la otra...

Pero vayamos al grano y juguemos ya a "Simone dice" y así les hablo un poquitín del libro que hoy reseñamos: La mujer rota, cuyo título original, en francés, me encanta (quién sabe por qué) pronunciar...Suena a algo así como "la fem-me rompiú". Delicioso. En fin...

Simone dice: "Escribe un libro con tres historias diferentes protagonizadas por tres mujeres diferentes, pero todas ellas con algo en común: el sentirse descolocadas ante una existencia que, lejos de satisfacerlas, las desagrada dolorosamente y les provoca una honda sensación de desasosiego".

Simone dice: "Los títulos de las tres historias serán los siguientes: La edad de la discreción, Monólogo y La mujer rota".

Simone dice: "La primera contará la historia de una mujer que se da cuenta de que ya no ama ni entiende a su marido, que su largo matrimonio no tiene ya ningún sentido, que se ha pasado toda su vida entregada a una institución socialmente impuesta para presumir de tener una vida ordenada y envidable, pero que a ella la ha sumido en una fría realidad que ha terminado por anularla hasta dejarla casi como una muerta viviente".

Simone dice: "La segunda será el soliloquio de una atormentada madre que, mientras maldice desde su apartamento a un París que la repugna hasta la médula, recuerda a su hija muerta de forma trágica, y le echa en cara cosas, se echa ella misma en cara cosas, y echa al mundo en cara cosas...Todo le da asco".

Simone dice: "La tercera pieza, la que dará título al libro, estará protagonizada por una mujer madura a la que su marido deja por otra, y que en la línea de la primera historia, llega a la conclusión, exhibiendo sus pensamientos al lector, que consagrarse a ese traidor fue un error garrafal".

Y Simone, obedeciendo a su Simone interior, escribió este maravilloso libro que hoy reseño, uno de esos libros que leídos en el momento idóneo, pueden dejarle a uno un poso tan poderoso como para ayudarle a trazar una de esas líneas maestras que presiden nuetras personalidades. En mi caso, lo consiguió: soy de los que piensan que hemos de escapar de estructuras sociales férreamente impuestas si no nos gustan y buscar nuestro propio camino de bienestar, siendo siempre coherentes con nosotros mismos.

Gracias, Simone.

5 comentarios:

Sonia dijo...

Vaya, lo tenía en la pila de pendientes. Ahora le subiré varios puestos;-) gracias, Ian.

Anónimo dijo...

Pésima reseña, pierde el sentido de lo que se quiere comunicar en cada relato. La protagonista del primer relato no deja de amar a su marido, pero comprende la finitud de la vida y el término de etapas. La segunda protagonista no se pasea por París, sino que está sola en su departamento en Nochevieja, ella ha perdido a su familia por su carácter obsesivo y controlador. El tercer relato habla de la pérdida de la identidad de la mujer al comprender que ha consagrado su vida a otros, y ante la pérdida del amor de su marido, que en ningún momento se ha comportado como un traidor (dejar de amar a alguien no es una traición), comprende que debe reformular su vida en torno a sí misma.
Las tres mujeres coinciden en el estado de desolación en que caen al notar que su labor como madre y esposa no ha sido lo suficientemente valorada, lo que las lleva a un replanteamiento de sus existencias.Deben por tanto, enfrentar la situación, modificando los motivos que utilizan para justificar la propia existencia.

Mi tesis trata la imagen de la mujer en esta novela.

Ian Grecco dijo...

Anónimo:

Acabo de consultar el libro y cierto es que su segundo cuento se ubica en un apartamento. Ahora mismo lo corrijo. Muchas gracias.

Pero las otras dos críticas que haces a mi reseña sigo sin compartirlas. Supongo que un mismo libro puede provocar diferentes sensaciones y reacciones en sus lectores y este es el caso. Para mí la mujer del primer relato ya no ama a su marido. Basta con leer su última página: la mujer acepta con resignación que debe pasar la última etapa de su vida con su marido, y en sus reflexiones finales yo no atisbo resquicio de amor alguno. Repito: sólo veo resignación pura y dura.

En cuanto a la tercera historia, será que soy un chapado a la antigua, pero para mí el marido sí que es un traidor. Y es curioso que él mismo se autocritica así en un momento de la historia: "¡Me he portado como un canalla!" Dije: "No es una canallada amar a otra mujer. No puedes evitarlo".

La mujer del tercer cuento sí que se siente traicionada, y sufre, y pregunta, y busca e interroga, y se come la cabeza intentando comprender y aceptar una nueva y terrible realidad. Yo sí veo al marido como un traidor, Anónimo, y como esta reseña la he escrito yo, lo he dejado claro.

Mucha suerte con tu tesis.

Geronimo Nicolas dijo...

muuuuyyyyy buen libro... increible como se describe el sufrimiento

Brenda Bortolussi dijo...

Muy buen libro,ayer lo termine de leer. Me encanta su blog, desde que lo encontré lo leo casi todos los días. Sigan así! Saludos.