domingo, 21 de febrero de 2010

Libros sobre libros: Mímesis de Erich Auerbach

Idioma original: Alemán
Título original: Mimesis: Dargestellte Wirklichkeit in der abendländischen Literatur
Año de publicación: 1946
Valoración: Imprescindible

Mímesis: la representación de la realidad en la literatura occidental es uno de esos libros de crítica literaria que todo amante de la literatura, filólogo profesional o no, debería leer, no por obligación, sino por el puro placer de su lectura. En él, Erich Auerbach repasa las distintas maneras en las que la literatura occidental (desde los autores griegos y la Biblia, hasta los novelistas del siglo XX) ha representado la realidad. Si en la tradición poética y retórica clásica esta representación se llevaba a cabo mediante el "estilo elevado" -el de la tragedia- y "estilo bajo" -el de la comedia-, Auerbach identifica y rastrea a lo largo de la historia un estilo mixto intermedio, que identifica con el estilo bíblico y evangélico, y que terminarán por horadar el sistema clásico de estilos e imponerse en la novela realista contemporánea.

Aun cuando la visión historicista (casi teleológica) general de Auerbach pueda ser discutible, sus análisis de los textos elegidos -Homero, el Satiricon, el Cantar de Roldán, Rabelais, el Quijote, Stendhal, Virginia Woolf...- son siempre iluminadores, capaces de transmitir a un tiempo erudición y belleza poética. El más famoso de los capítulos es el primero, dedicado a analizar el momento en que Ulises es reconocido como tal al final de la Odisea, aunque, por razones profesionales y por cercanía, mi capítulo favorito es el que analiza una divertidísima escena del Quijote (esa en la que, invirtiendo los papeles, Sancho intenta convencer a don Quijote de que tres aldeanas de lo más groseras son en realidad Dulcinea y sus doncellas).

Hay aún un motivo más para admirar Mímesis y a su autor: Auerbach, un intelectual de origen judío obligado a exiliarse de la Alemania nazi, lo escribió en Estambul durante la Segunda Guerra Mundial, sin acceso por lo tanto a una biblioteca bien provista de bibliografía sobre literatura europea. En circunstancias individuales y colectivas tan terribles, se comprende que al escribir esta obra Auerbach no estaba solo haciendo un ejercicio de análisis retórico solipsista: mediante el análisis de la mejor tradición literaria europea, estaba intentando rescatar para la posteridad a la civilización occidental de la barbarie en la que estaba sumida.

4 comentarios:

Santi dijo...

Como notarán (a partir de mañana) los intrépidos lectores habituales del blog, hoy se inicia una nueva serie de reseñas de "libros sobre libros", como preparación para la celebración de nuestro primer año como blogueros recomendadores de libros...

Y como dicen en la tele, ¡tenemos preparadas muchas otras sorpresas...! :)

Javier Lumbreras dijo...

Excelente reseña de un libro prodigioso que a mí me ayuda a entender no solo la Poesía sino mi Tiempo y aun más, a mí mismo. Después de leer Mimesis no se puede ya comentar igual un texto.Y quesa claro que Realidad es lo q cada siglo entiende por Realismo

Javier Lumbreras dijo...

Y creo que es verdad, el haberlo escrito en el exilio de Estambul a ppios de los años 40 un judío que escapa del holocausto da una vibración especial al texto siempre sutil y clarividente de Auerbach. Y sin embargo casi no alude a su propio tiempo más que dos o tres veces con frases veladas y opacas

Javier Lumbreras dijo...

Y creo que es verdad, el haberlo escrito en el exilio de Estambul a ppios de los años 40 un judío que escapa del holocausto da una vibración especial al texto siempre sutil y clarividente de Auerbach. Y sin embargo casi no alude a su propio tiempo más que dos o tres veces con frases veladas y opacas