lunes, 1 de agosto de 2016

Neil Gaiman: El cementerio sin lápidas y otras historias negras

Idioma original: inglés
Título original: M is for Magic
Año de publicación: 2007
Traducción: Mónica Faerna
Valoración: recomendable

No creo que haga falta presentar ya a un autor como Neil Gaiman, célebre escritor y guionista de cómics y, sobre todo, por las reseñas que nuestra infatigable compañera Izas le ha dedicado en Un Libro Al Día. Sabida es, pues, su vocación hacia la fantasía, el misterio y lo ultraterreno, aspectos de los que los relatos que aparecen en este libro están más que bien servidos. De hecho, creo que resulta una obra excelente para iniciarse con este escritor, para quien no lo conozca (y no es necesario pertenecer al público juvenil, por más que sea hacia las edades tempranas a quien parezca dirigirse este libro).

Cierto es que podemos encontrar un poco de todo: la fantasía casi propia de Las mil y una noches, de Cómo vender el puente de Ponti , o la bienhumorada de El pájaro del Sol; el recurso a lo fantasmagórico de La presidencia de Octubre y La lápida de la bruja (cuento en el que encontramos la razón del título del libro en español, ya que no hay ninguno titulado como éste); el ambiguo mundo de los cuentos infantiles en El puente del trol y El caso de los veinticuatro mirlos -este último relato queda inevitablemente deslucido con la traducción, al estar protagonizado por personajes propios de las cancioncillas infantiles inglesas, no siempre conocidos en otros países-; la narración en verso de Instrucciones o la alucinación lisérgico-alienígena de Cómo hablar con las chicas en las fiestas (relato que todo adolescente varón y heterosexual debería leer alguna vez). Y, por supuesto, el humor, presente en varios de los cuentos pero, sobre todo, en Caballería, donde una ancianita encuentra el Santo Grial en una tienda de Oxfam y recibe en su casa la visita del caballero Sir Galahad. Sin embargo, el mejor relato del libro es, en mi opinión, uno de los más cortos: No le preguntes a Jack, en el que la  -muy- inquietante trama se va tejiendo alrededor de un elemento en apariencia banal, pero, quizás por eso mismo, decididamente ominoso.

Resulta destacable, además de la evidente calidad de la prosa de Gaiman, su enorme capacidad para sumergirnos en mundos cerrados y autónomos, aparentemente ajenos a las vivencias o experiencias de la mayoría de los lectores (o todos), ya se trate de un cementerio abandonado por el que pululan los espectros y otras criaturas de la noche como Pedro por su casa -claro que, de hecho, es su casa...), un extravagante club de gastrónomos "extremos" o la improbable reunión mensual de los doce meses del año para contarse historias unos a otros. Gaiman consigue que durante el rato que dura la lectura de sus cuentos, nos olvidemos que sólo somos unos lectores sentados en una butaca, un banco del parque o una tumbona en la playa , con un libro en las manos, y eso, ya sea a los diez años, a los cuarenta o a los ochenta, siempre es de agradecer. Y tiene muchísimo mérito.

(Una última cosa: creo que alguno de los relatos, al menos un par de ellos, están también incluidos en otro libro ya reseñado en ULAD, Objetos frágiles, y además el titulado La lápida de la bruja parece estar bastante relacionado con otro, El libro del cementerio, aunque no puedo decir si es un prólogo de éste, una secuela, precuela, spin-off o todo lo contrario... Sirva de aviso a interesados, en todo caso).


Otros títulos de Neli Gaiman reseñados en Un Libro Al Día: El libro del cementerioObjetos frágilesEl océano al final de la carretera

1 comentario:

Saga Metropol dijo...

Buenas. Te animo a que reseñes mi recién publicado libro (en Amazon). Es el principio de una saga y estoy seguro de que no te dejará indiferente :D Un saludo y gracias!