lunes, 2 de febrero de 2015

Daniel Galera: Barba empapada de sangre

Idioma original: portugués
Título original: Barba ensopada de sangue
Año de publicación: 2012
Traducción: Mercedes Vaquero Granados
Valoración: muy recomendable

Motivos para evitar leer esta novela: 

Su autor es brasileño, igual que Paolo Coelho. Vete a saber cuán cerca habrán estado el uno del otro, y lo que se le puede haber pegado.
Además, ¿quién puede creerse una novela brasileña sin fútbol ni samba?
Su autor es joven y, por lo tanto, inexperimentado, e incapaz de conocer los recursos del lenguaje narrativo clásico.
Su autor puede que haya visto muchas películas.
No ha salido apenas en listas de lo mejor del 2014, por eso no ha vendido mucho.
Viceversa.
Su autor lleva barba.
Su autor se llama Daniel, entonces me acuerdo que el libro de Danielewski era muy flojito.

Qué consistencia, ¿verdad?

Porque para todo lo que queda al margen, la escasa repercusión crítica y comercial de Barba empapada de sangre podría resumirse en dos palabras: jodida injusticia. No pude reprimir mi entusiasmo y ya dije algo en Twitter acerca de su rotundo y soberbio arranque. Que va a ser lo único que voy a explicar sobre la novela, a ver si puedo aportar lo mío para que, al menos, quienes encuentren esta pequeña maravilla escondida en cualquier estante, no duden demasiado. Porque lo de Galera es muy digno de mención. Un hombre, del cual no llegaremos a retener el nombre (justo me acabo de entender al leer una reseña de su traducción al catalán que se llama Tito), es citado por su padre, que, en una conversación que, a la postre, será la última que mantengan, y que le deparará tres sorpresas. Su padre le informa que, ante la expectativa del deterioro de la vejez, se suicidará al día siguiente. Que su vieja perra, Beta, queda al cuidado de su hijo para que le procure un sacrificio digno. Y que su abuelo, Gauderio, murió misteriosamente asesinado en Garopaba, pueblo pesquero de la costa Atlántica brasileña. Brutal situación que, en una elipsis magistral, nos devuelve a nuestro protagonista, tras el funeral, haciéndose cargo de Beta, que, lejos de ser sacrificada, se convertirá en una especie de obsesión, como un legado del que cuidar, y decidido a dejar atrás su antigua vida para presentarse en Garopaba a indagar sobre ese secreto. Allí se empleará como monitor de natación e iniciará unas pesquisas tranquilas, una búsqueda reposada y paciente que le permita poner en paz su espíritu y en orden su vida.
Así que ya lo tenemos todo; un hombre joven que se presenta en un paisaje idílico, en una comunidad orientada al verano, seduciendo bellezas locales, trabajando, haciendo amistades, y descubriendo que los sucesos que rodearon la desaparición de su abuelo son objeto de una ley del silencio local. Y Galera lo cuenta todo a las mil maravillas, con una mezcla perfectamente equilibrada de narración de fuerte carga visual, descripciones concisas y exactas, sentido del crescendo, profusión de situaciones paralelas que sitúan en contexto y ese toque especial, tan difícil de obtener como de describir. Todo en su sitio, aromas contemporáneos pero regusto clásico con cierto sabor noir. Visto lo cual, no sé qué más se le puede pedir. Otro nombre sobre el que estar atentos. Gracias al compañero Pedro, por la recomendación y, si como he oído por ahí, las ventas no están acompañando a esta formidable novela, le sugiero, otra vez a Galera un título para la siguiente: Jodida injusticia.

5 comentarios:

Murnau dijo...

Los motivos por los que no leer la novela me han hecho que me parta de risa leyéndolo.
Buenísima reseña, y de un buenísimo libro, como siempre.

Francesc Bon dijo...

Mensaje stándard : "Perdón a todos por mi inexplicable, pero atribuible a la vagancia, retraso en la contestación de los comentarios".
Mensaje personalizado: Gracias Murnau (los nicks de la gente son la rehostia). Pues es que desde que me dicen que este libro está teniendo muy poca repercusión se ha acivado mi modo "vengador justiciero". Gracias por el comentario.

Pablo G dijo...

Tomo nota.
Ya la tomé con el círculo de Dave Eggers y de momento (estoy en ello) muy bien.
Saludos

Pablo G dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
EDUK-ARTE dijo...

El protagonista se llama Tito?