jueves, 9 de mayo de 2013

Darian Leader: ¿Qué es la locura?

Idioma original: inglés
Título original: What is madness?
Año de publicación: 2011
Valoración: Muy recomendable


Si buscamos la definición de "locura" en el diccionario, veremos que éste nos dice que la locura es la privación del juicio o del uso de la razón. Si la razón, a su vez, se define como la facultad de discurrir, y discurrir es –entre otras acepciones– aplicar la inteligencia, llegamos a la conclusión de la locura es la no aplicación de la inteligencia, lo cual tampoco nos aclara mucho las cosas. ¿Acaso los locos no aplican la inteligencia? Lo hacen, sin duda. Entonces, ¿qué es la locura? ¿Cómo sabemos si una persona está loca? La verdad es que es muy difícil afirmar si alguien está loco o no, pues la mente humana sigue siendo un terreno desconocido en el que queda mucho por explorar.

Darian Leader (célebre psicoanalista, conocido, entre otras cosas, por sus estudios sobre el arte y el psicoanálisis) utiliza este planteamiento como punto de partida de un interesantísimo ensayo con el que pretende tirar por tierra muchos de los mitos y prejuicios que aún tenemos sobre la locura, al tiempo que aporta una nueva visión de las enfermedades mentales y de los tratamientos que reciben los pacientes.

Afirma el autor que muchos de los síntomas que presentan los trastornos mentales (como los delirios, las alucinaciones, las manías, los tics...) son en realidad mecanismos de defensa desarrollados por los enfermos para poder sobrellevar su enfermedad, por lo que la actual clasificación de enfermedades mentales (que se dedica a diagnosticar a un paciente en base a sus síntomas externos) resulta ser inútil. Así mismo, denuncia que el tratamiento más extendido actualmente se limita a la ingesta de fármacos que lo único que consiguen es atontar al paciente y adormecer sus síntomas, de manera que pueda volver a comportarse de forma "normal".

Haciendo continuas referencias a los maestros del psicoanálisis como Lacan o Freud y a su experiencia con diversos pacientes, Leader defiende la técnica del psicoanálisis tradicional (basado en el diálogo habitual con el paciente) y la aplicación de terapias (que no de medicamentos) exclusivas para cada persona, pues sostiene que cada trastorno, como cada paciente, es único, y por tanto necesita un tratamiento individual y adaptado a cada caso. Estas terapias permiten, según el autor, que los pacientes sobrelleven su enfermedad y mejoren notablemente su calidad de vida y la de los que los rodean.

¿Qué es la locura? nos intoduce así en un tema del que no sabemos demasiado, a pesar de lo mucho que nos afecta, y explica de forma amena y con ilustrativos ejemplos diversas cuestiones que todos nos hemos planteado alguna vez, como: ¿Hay que decir que alguien está loco o que se vuelve loco? ¿Son todos los enfermos mentales peligrosos o violentos? ¿Se puede vivir con una persona que no está cuerda?, etc. El autor carece, por supuesto, de varita mágica que aclare todas las dudas existentes o de tratamiento definitivo para todos los trastornos mentales que existen, pero sin duda aporta una visión esclarecedora y consigue que dejemos de lado muchas de las ideas preconcebidas –y negativas– que todos tenemos sobre este tema.

1 comentario:

JeanP dijo...

No puedo creer lo que acabo de leer. O bien acabas de descubrir América detrás de la puerta o te va el rollo desgastado y desgastante.

Leo libros relacionados con este tema desde que tengo uso de razón, y, por lo que reseñas, esta obra parece regurgitar el ratón que la serpiente come y devuelve a la boca y retraga y vuelve a mostrar y vuelve a tragar... Es una "viciada" insoportable. Traer a colación algo tan obsoleto como el psicoanálisis para tratar de rebozar un tema tan antiguo como el hombre, y con una influencia del aspecto social tremenda, de un aura de realismo, veracidad y cristiandad new-age es del género tonto. Que no del loco.

Rumiar sobre el tema de la locura, quién está y quien no está loco, es meterse a lo cutre en "Un mundo de Sofía", que de por sí ya es un trabajo barato, cutre y pueril. Primero, hay que hablar cristalino y distinguir la "locura por exceso" (por ejemplo, la de Dalí, que no es más que excentricismo con periodos de bajón anímico) de la "locura por defecto", y luego ir siguiendo el hilo de Ariadna.

Si quieres leer un auténtico, brevísimo y acojonante ensayo sobre la locura, atrévete con "La locura lo cura" de Guillermo Borja, quien se jugó el tipo, y déjate de asombrarnos con idioteces que apestan a la legua.