miércoles, 8 de mayo de 2013

Lu Xun: La mala hierba 野草 (Yecao)


Idioma original: chino
Título original: 野草 (Yecao)
Año de publicación: 1927
Traducción: Blas Piñero Martínez
Valoración: está bien


De acuerdo con el apartado crítico de La mala hierba del poeta chino Lu Xun, en el caso de Virgilio, “la mala hierba es una invasora amenazante y destructora (como tantas otras) de la granja, y ésta una alegoría del mundo político. La mala hierba es también una imagen que se asociaba a la muerte en China. El campo, y sobre todo donde había habido algún enfrentamiento entre soldados, algo muy común en esos años de constantes conflictos bélicos en el interior del país, se llenó de tumbas improvisadas –otro de los elementos simbólicos del texto- que se formaban enterrando al muerto en la superficie de la tierra y poniendo encima un montículo de piedras 小石頭(xiao shitou). La mala hierba 野草 (yecao) o 蔓草(mancao) solía crecer en esos montículos que hacían de tumbas 墳墓(fenmu), en los cementerios y en los lugares abandonados. La hierba que ahí crecía acabó por ser una representación metafórica de la muerte y su presencia en el mundo de los vivos.”

“Esto es lo que puedo decir sobre los textos de La mala hierba;”, explica el autor, “son «pequeñas flores blancas», flores miserables, tristes y dignas de nuestra compasión, que han crecido en medio del infierno. Unas flores de las que no se puede decir que fueran bellas. Sin embargo, este infierno desapareció como no podía ser de otra manera. Este fue mi objetivo y mi manera de proceder. En aquella época, los gestos heroicos no me decían nada. Por eso escribí El buen infierno ya perdido para siempre. Más tarde no pude seguir ocupándome con estas cosas. Los días pasaban, la vida había cambiado, y me fue imposible seguir escribiendo este tipo de textos. Ya era otro momento y otras eran las inquietudes que ocupaban mi espíritu. Ahora, con el paso del tiempo, creo que fue bueno que así fuera.”


Escritos entre 1924 y 1926, esta especie de ensayos breves, fueron publicados sucesivamente en el semanario Al hilo de las palabras y, aunque ni siquiera él mismo pueda definirlos con certeza, los presenta como un “conjunto de relexiones sobre el momento presente”. De este modo, la unidad temática desaparece y los textos de La mala hierba van desde la ironía frente a la sentimentalidad que aqueja a la nueva poesía (‘Mi pena de amor’) a la pasividad de la sociedad ante los males que la ensombrecían en aquella época (‘La venganza’), la desesperación de los jóvenes (‘La esperanza’), la indignación que experimentó el autor el hecho de que los intelectuales ayudaran y apoyaran a los Señores de la Guerra (‘Este tipo de combatientes…’), la masacre del gobierno de Duan Qirui (‘Entre las descoloridas manchas de sangre’), hecho que provocó su huida precipitada  de Pekín, tras la escritura de ‘Despertar’, otro de los textos incluidos en el conjunto.

La mala hierba no es un libro sobre el que afirmaríamos, quizás, por desconocimiento de la tradición literaria a la que pertenece, que nos ha cambiado la vida o que ha influido notablemente en nuestra escritura, pero creo que se trata de una obra interesante a la hora de acercarse a la poesía china precisamente por el proceso de descodificación que plantea, por ese juego velado en el que poco a poco nos llenamos de árboles, fuego, coral helado o un cielo distante y extraño que parece alejarse de los hombres para que los hombres no lo vean más. 


5 comentarios:

Beatriz Da Graça dijo...

Me da la sensación de que es un libro complicado de leer...y taaan largo. No creo que me atreva con este.
P.D.: Una duda, ¿cuanto has tardado en leerlo?

Anónimo dijo...

El texto que habéis publicado está duplicado, lo que hace casi imposible entender la reseña ¿podríais, por favor editar la entrada correctamente? Ah, otra pregunta: ¿no soléis indicar qué editorial publica los libros reseñados? ¡¡Gracias!!

Uxue dijo...

Beatriz: se trata de un libro interesante. Muchos de los pasajes son descriptivos, hablan de la naturaleza, árboles, flores... las imágenes son bonitas. Otras veces se trata simplemente de una especie de parábola o anécdota que encierra una reflexión más profunda. Podemos hablar de una doble lectura: aquella que realizas cuando todavía desconoces los símbolos de la tradición poética china y una segunda lectura que puedes llevar a cabo ayudándote del aparato crítico de la obra, una sección muy clara y completa, sencilla de entender, que te dará las claves principales. Vamos, que de una u otra forma, yo te animaría a leerla. La verdad es que algunos versos me han gustado muchísimo. Por último, no se trata de un poemario muy extenso, si mal no recuerdo, se trata de 113 páginas y, teniendo en cuenta que es una edición bilingüe, no es mucho, ¿no?

Anónimo: gracias por la información, ya he reeditado la entrada, ¡no sé qué ha pasado! La editorial es Bartleby Editores. ¡Muchas gracias por todo!

Beatriz Da Graça dijo...

Error mío, al ver 1927 leí rápido y di por hecho que era el número de páginas ;)

Fco Javier Fernández Sabariego dijo...

Estoy muy interesado en adquirir dicha edición para mi TFG y tengo la siguiente pregunta:

En la portada se puede leer que es una edición bilingüe, pero mi duda es si el otro idioma es el chino o el inglés, ya que no sé qué idioma ha tomado como base el traductor de dicha edición (chino o inglés), ya que las diferencias serían muy grandes.

La edición de "Diario de un demente y otros cuentos" en este sentido es nefasta y tiene expresiones muy pobres.

Un saludo y gracias por cualquier información.