sábado, 4 de mayo de 2013

Ana María Shua: Contra el tiempo

Idioma original: español
Año de publicación: 2013
Valoración: muy recomendable



Ana María Shua (Buenos Aires, 1951) es una de las escritoras argentinas más valoradas de la actualidad. Ha trabajado la novela, la poesía, el ensayo y la literatura infantil, aunque es sin duda más conocida por sus colecciones de relatos y microrrelatos (de hecho, se la conoce como la "reina del microrrelato").

Contra el tiempo es una recopilación de relatos inéditos en España (aunque incluídos en sus anteriores colecciones, todas publicadas en Argentina) a cargo de la también escritora de cuentos y compatriota Samanta Schweblin (de quien reseñamos la obra Pájaros en la boca aquí), quien, además, se ha encargado de prologar la antología y de realizar una entrevista a Ana María Shua, incluída como cierre del libro.

Gracias al trabajo de Schweblin podemos conocer a Shua, saber algo de su historia personal y de por qué y cómo escribe (lo cual es ciertamente muy interesante), pero, si queremos saber quién es Ana María Shua en realidad debemos leer los cuentos que contiene esta recopilación.

En Contra el tiempo nos encontramos de todo: madres desbordadas, muertos vivientes, hombres que se convierten en perros, una operación de estética, pesadillas... toda una lista de personajes, situaciones, escenarios y demás elementos que se combinan de manera magistral para dar forma a dieciséis relatos que no dejan a nadie indiferente.

Rayando lo fantástico, las historias de Shua son a pesar de ello inquietantemente verosímiles, quizá porque se desarrollan en un ambiente cotidiano y aparentemente "seguro", en el que en teoría nunca debería suceder nada que nos perturbase. Y, por supuesto, no es así. Estos relatos nos conmueven, nos sorprenden y nos golpean, y no permiten que pasemos al siguiente hasta no haber reflexionado al respecto.

Pues ésa es otra de las características de estos cuentos: debido a sus finales abiertos, a la falta de moraleja y a los propios detalles de cada una de estas narraciones, la autora deja que sea el lector el que le ponga el broche final a sus historias. Cada uno de nosotros, por tanto, tiene en sus manos el poder de interpretar cada relato como desee, dejándose llevar por sus apetencias y, sobre todo, por sus miedos.

1 comentario:

Jero PRODUMU dijo...

Hola, pues a mí me ha gustado tu artículo. También os quería recomendar una página muy interesante que tiene unos contenidos sorprendentes, de mucha calidad.. ¿Podéis echarle un vistazo y ver qué os parece lo que dicen aquí? La página se llama Pastiche y esto es lo que dice: http://pastiche.es/pastiche-y-el-valor-de-la-palabra/