martes, 28 de mayo de 2013

China Miéville: La ciudad y la ciudad

Idioma original: inglés
Título original: The City and The City
Año de publicación: 2009
Valoración: Muy recomendable

La ciudad y la ciudad, de China Miéville (que por cierto es un hombre, y por cierto realmente se llama China) es una novela difícil de clasificar: en inglés se habla de slipstream o weird fiction para hablar de este tipo de obras que mezclan el género fantástico, el de terror o la ciencia ficción (y en este caso, también la novela policiaca). En realidad, podría decirse que lo que caracteriza a esta obra es la creación de un mundo alternativa, con algunas reglas diferentes aunque muy próximo a este mundo real nuestro en casi todo lo demás.

La novela empieza como tantos procedural policiacos: se ha descubierto el cadáver de una chica joven en los suburbios de la ciudad de Besźel, en el Este de Europa y el detective Tyador Borlú es el encargado de encontrar al asesino. Pero pronto, desde el primer capítulo prácticamente, se proporcionan pistas al lector que indican que Besźel no es una ciudad cualquiera: en realidad, es una ciudad unida a otra, Ul Qoma, con la particularidad de que ambas ocupan espacios geográficos no solo contiguos sino en muchos casos coincidentes o entrelazados. Los habitantes de Besźel tienen prohibido ver los edificios y a las personas de Ul Qoma, y viceversa, aun cuando topordinariamente estén a centímetros de distancia.

En realidad, eso es lo que más interesa y lo que más atrapa de la novela, mucho más que la trama policiaca en sí: ese trasfondo de política ficción, en que un mismo espacio es compartido (o mejor, repartido) entre dos entidades políticas, con una omnipresente e omnipotente entidad (la Brecha) encargada de controlar que nadie cruce, ni siquiera con la mirada o el pensamiento, de un lado de la frontera al otro. Ese mundo irreal, pero que habla a las claras de muchos otros lugares perfectamente reales (Jerusalén, Belfast, Berlín...) es sin duda el personaje más interesante del libro.

Parece ser, por lo que he leído, que China Miéville escribió esta novela como un regalo para su madre, amante de las novelas policiacas, cuando ella estaba enferma en fase terminal. Que el resto de su obra es más propiamente fantástica, y todavía más weird. Habrá que seguir leyéndole, por lo tanto.

3 comentarios:

El lector Invisible dijo...

Acabo de ver este libro en unos grandes almacenes al precio de 3€ y me ha llamado mucho la atención que hubiera ganado el premio Hugo. Ahora gracias a tu reseña, no me quedan dudas de que lo adquiriré.

Saludos!

El lector Invisible dijo...

Acabé de leerla y la verdad es que me ha decepcionado un poco. Esperaba, por todos los premios que ha ganado, que fuese más fantástica. Aun así no está del todo mal, me encantó la idea de las dos ciudades. Es genial! y desde luego es lo más motivador para seguir con la lectura.

Te dejo el enlace de mi reseña. Un saludo!

http://ellectorinvisible.blogspot.com.es/2015/05/la-ciudad-y-la-ciudad-china-mieville.html

novan dijo...

Si te interesa algo mas fantasioso lee kraken o alguno de la saga bas-lag (los mas fantasticos), no se puede juzgar a Mieville por un solo libro jaja
Suerte