sábado, 26 de junio de 2010

Javier Cercas: Anatomía de un instante

Idioma original: español
Año de publicación: 2009
Valoración: Muy recomendable

Desde que publicó Soldados de Salamina (una novela notable, como ya dejamos dicho aquí, más o menos...), todo lo que hace o dice Cercas es noticia. Sus novelas, sus relatos, pero también sus declaraciones, en ocasiones polémicas, sobre la Guerra Civil, la Transición o la Ley de Memoria Histórica. Precisamente sobre el tema de la memoria trataba, en cierto modo, Soldados de Salamina, y también un ejercicio de memoria crítica es Anatomía de un instante, en el que aplica el bisturí al golpe de estado del 23-F, y a sus principales protagonistas, ofreciendo una visión muy alejada de la glorificación habitual (triunfo de la democracia, éxito de la transición, hazaña del Rey).

El libro nace de un instante congelado en el tiempo: ése en el que, tras los gritos de Tejero y los disparos en el Hemiciclo, Adolfo Suárez, aparentemente impasible, vuelve a sentarse en su escaño (mientras los demás diputados se protegían rápidamente bajo los suyos). Tomando ese instante como punto de partida y como centro, Cercas se propone revisar quiénes fuerons los principales protagonistas del golpe (Suárez, Carrillo y el general Gutiérrez-Mellado, por un lado; Tejero, Armada y Milans del Bosch, por otro), y cómo llegaron todos ellos a la situación a la que llegaron el 23-F.

Dicen que los libreros han tenido serios problemas para situar Anatomía de un instante en sus estanterías. Por su tema, debería encontrarse en la sección de historia, junto a los demás libros que analizan el antes, el durante y el después del golpe de estado; pero porque su autor es un novelista (no un historiador) y porque sus métodos tienen tanto de fantasía como de documentación, algunos se han visto tentados a considerarlo meramente como literatura. En realidad, ni una cosa, ni otra; o las dos cosas a la vez. Ya en el prólogo el propio Cercas juega con la idea de la ficcionalidad del 23-F (que él achaca a su exhibición televisiva, aunque igual de ficticio habría sido, probablemente, una vez narrativizado en novelas y libros de historia); y en efecto, en el discurrir de la obra Cercas se permite (porque puede) ir mucho más allá de lo que lo haría un historiador, planteando posibles alternativas en el discurrir del golpe, o metiéndose en la mente de los protagonistas para describirnos sus pensamientos, sus intenciones o sus motivaciones. Tengo la suposición de que con este libro, Cercas ha intentado hacer con el 23-F lo que Truman Capote hizo con un crimen real en A sangre fría: una "novela no-ficcional".

Porque como reconstrucción histórico-literaria del 23-F, Anatomía de un instante es prácticamente insuperable (lo que no quiere decir, por supuesto, que no se hayan escrito ni se puedan escribir análisis más sólidos, mejor documentados, menos personalistas). Sólo cabe ponerle algunos pocos peros: por ejemplo, es para mi gusto excesivamente repetitiva, algo normal, teniendo en cuenta que traza círculos concéntricos en torno al 23-F, pero que no explica por ejemplo por qué se vuelve una y otra vez a la posible participación del CESID en el golpe, o por qué se dedican tantísimas páginas a presentar la soledad de Suárez, y tan pocas, tan poquísimas, a otros aspectos esenciales de aquel día. Además, Cercas disfruta demasiado con los paralelismos y las simetrías, algo que, aunque sin duda embellece la obra como objeto literario, siembra ciertas dudas sobre su veracidad como documento histórico.

Lo mejor, en cambio, es el estilo de Cercas, ese estilo dubitativo y autoconsciente, que parece corregirse a sí mismo mientras se escribe, mostrándonos la trama de la escritura (o del pensamiento) en tiempo real -algo que, qué duda cabe, es otra nueva ficción-. Gracias a este estilo tentativo, recursivo y autocrítico, Cercas es capaz de reconstruir la personalidad de seis antihéroes (porque "nadie fue un héroe el 23-F", nos dice) hasta elevarlos -o denigrarlos- hasta la categoría de personajes.

Otras obras de Javier Cercas en ULAD: Aquí

4 comentarios:

Maese Salakov dijo...

Le tengo ganas a este libro. Por lo visto desmitifica la figura intocable del Rey (iba a escribir "puto Rey", pero menos mal que me he dado cuenta a tiempo de que es delito) y sólo eso ya justificaría su lectura.

Si además, Cercas escribe al nivel de este artículo reciente en "El País", es un 'must have'...

http://www.elpais.com/articulo/opinion/punetera/verdad/elpepuopi/20100606elpepiopi_13/Tes

Santi dijo...

Pues sí, sobre la figura del Rey, Cercas se aparta bastante de la línea tradicional de mitificación de su actuación antes, durante y después del 23-F. Básicamente viene a decir:

a) Que el Rey tenía unas ganas enormes de que Suárez dejase de ser presidente, porque ya no lo aguantaba

b) Que algunas personas le llegaron a comentar al Rey en privado que podía haber un golpe de Estado, y él no dijo esta boca es mía.

c) Que durante el golpe, no fue tanto el Rey, como sus ayudantes, quienes impidieron a Armada que fuese a la Zarzuela (lo que podría haber sido fundamental para el triunfo del golpe).

En resumen, que el Rey no es que estuviese detrás del 23-F (no era el "elefante blanco", como algunos han llegado a afirmar) pero tampoco fue el adalid incólume de la democracia que se ha dicho que fue.

http://planetamancha.blogspot.com dijo...

Excelente libro. Podría ser una novela si no hubiera pasado de verdad. Me fascina como trata a los personajes con sus matices, cosas buenas y malas. En golpistas y contra-golpistas.

http://planetamancha.blogspot.com/2010/09/anatomia-de-un-instante-heroes-de-la.html

Mycroft Holmes dijo...

Un consejo para los que busquéis ese análisis más sólido del 23-F que se puede echar en falta en "Anatomia de un instante": leed el número de febrero de 2011 de la revista de Historia online "La Bitácora de Pedro Morgan". Ahí encotraréis material nuevo sobre el tema y comentarios sobre "Anatomía de un instante" desde el punto de vista de un historiador.