lunes, 28 de junio de 2010

Goran Petrović: Atlas descrito por el cielo


Idioma original: serbio
Título original: Atlas Opisan Nebom
Año de publicación: 2001
Valoración: Recomendable


Atlas descrito por el cielo es una obra peculiar. Está narrada por el Cartógrafo (el propio Petrović) y nos presenta a ocho personajes que viven juntos y que un día deciden quitarle el techo a su casa y que ésta no tenga más límite que el cielo. Su audacia, sin embargo, va más allá de pretender vivir sin techo, y la negativa de estos personajes a seguir las normas establecidas acaba extendiéndose a todas las facetas de sus vidas.

Para ello, se valen de objetos especiales, como el Espejo Occidental (que refleja en su lado izquierdo la mentira y en el derecho la verdad de la persona que se mira en él), el Espejo Septentrional (que muestra, al mismo tiempo, el pasado, el presente y el futuro de la persona reflejada) o la Enciclopedia Serpentiana, un libro infinito que contiene todas las respuestas, al que contínuamente se le añaden nuevas entradas y que sólo muestra lo que cada lector necesita leer en el momento que lo consulta. Y los cuadros. Esas 52 obras pictóricas que con esmero describe el Cartógrafo a lo largo del libro y que, pasando por alto que puedan existir o no (en ese caso, nos encontraríamos ante una pinacoteca imaginaria absolutamente brillante y digna de reseña aparte), ayudan al lector a comprender y completar la narración que está desgranando.

Atlas descrito por el cielo es una obra compleja, compuesta por múltiples líneas narrativas, por numerosas historias que tienen tanto valor en sí mismas como entretejidas en la narración principal. Es éste un libro curioso, interesante, que nos ofrece un realismo mágico que nos hace recordar al mejor Borges. Petrović presenta aquí sus grandes dotes de narrador y nos ofrece, imaginación mediante, una vía de escape de la misma realidad de la que huyen los protagonistas de este libro.

6 comentarios:

Santi dijo...

Qué cosa tan curiosa. Me lo apunto. :)

Jaime dijo...

¡Qué buenísima pinta! También hay algo de Calvino en el aprovechamiento metafórico de esa premisa fantástica, no?

Maese Salakov dijo...

Este no lo he leído, pero creo que ya os recomendé "La mano de la buena fortuna", del mismo autor. Un libro sobre el amor a los libros. Y con unas descripciones y un vocabulario de gritar: "¡uauh!".

Y eso.

izas dijo...

Tengo "La mano de la buena fortuna" en la montaña de pendientes. A ver si me pongo pronto con él :)

Sonia dijo...

Me estoy volviendo loca para encontrarlo en bibliotecas!!jo...

Anónimo dijo...

Es un libro interesante, muy imaginativo, pero a veces la suma de situaciones surrealistas lo hace algo pesado. Me gustó, pero personalmente prefiero a Milorad Pavic, otro autor serbio que escribe de forma parecida