lunes, 4 de febrero de 2019

Reseña a cuatro manos: El aliado, de Iván Repila

Idioma: español
Año de publicación: 2019
Valoración: bastante recomendable


Cualquier noche de jueves tras la sesión de la RAE. Lugar: una distinguida coctelería del centro de Madrid. Dos hombres maduros, dos amigos, charlan mientras beben sendos gimlets.

- …pues los soviéticos tendrían sus cosas chungas, no te digo que no, pero la Tokarev siempre ha sido una pistola mejor que cualquier semiautómatica norteamericana…

- Ay, Arturo, vaya perra te ha dado con las armas de fuego, con lo estruendosas y vulgares que son… ¿Te parece algo propio de nuestra condición?

- Entiendo… ¿Tú prefieres las armas blancas? ¿Has visto alguna vez “Forjado a Fuego”?

- Que no, hombre, lo que pretendo decir es que, ya que somos los dos escritores y académicos de la Lengua, podríamos departir sobre temas más elevados… hablar de libros, por ejemplo.

- Pues tú dirás, Javi, porque yo hace siglos que no leo ninguno. Ni los míos, je, je…

- Je, je… Yo sí que he leído una novelita de cierto interés. Como se acerca el día 8 de Marzo, quería tocar en mi columna semanal el tema del feminismo, pero no de forma directa, que ya sabes cómo se ponen las feminaz…nistas y los inquisidores de la corrección política. Así que pensé en hablar sobre los aliados.

-¿Quiénes?¿Los que desembarcaron en Normandía con subfusiles Thompson y…

- No, hombre, no, los aliados son esos tipos que se juntan con las femina…nistas y luego se convierten en más feministas que ellas.

- ¡Ah, los planchabragas! Bueno, yo les llamo así en privado, porque en público los inquisidores de la corrección política no me dejan… aunque cuando puedo lo cuelo en algún tweet, je, je…

- Je, je… pues sí, esos mismos, Arturo. La novela se titula precisamente así: El aliado y es de un escritor joven y prometedor, Iván Re…no sé qué…

- ¡No jodas, Javi! ¿Un millenial de ésos que nos llaman “pollaviejas”? Pues como me lo encuentre yo llevando encima el hierro, se va a enterar…

- Bueno, no sé si es tan joven. Igual me lo parece porque, claro, no tiene detrás una carrera tan prestigiosa como la mía… como la nuestra, me refiero.

- Nada, nada,  Javi, como la tuya, dices bien… Que este año te llaman de Estocolmo sí o sí, ya lo verás. La rabia que le va a dar al japonaka ése… y a los inquisidores de la corrección política, je, je...

- Je, je... sí. Bueno, como te contaba: es ya la quinta novela de un tal Iván Rop...lo que sea. El caso es que a este mozalbete le sigo con cierto interés. Parece que para él "todo acto es un acto político y todo texto es un texto político" (como para mí cuando era joven, rojo y alocado). Porque El aliado es un texto claramente político, al igual que sus anteriores novelas, el Atila o Prólogo. Más gamberro, menos "sesudo", menos metafórico si se quiere, pero a todas luces político... Sí, con el libro persigue zarandearnos y lo consigue, sin duda.

- ¿Zarandearte, Javi? ¿Quieres decir con esto que te dan ganas de comprar por el Wallapop un AK47 y hacer que las concentraciones feminaz…nistas parezcan el instituto de Columbine?

- ¡No seas bruto, Arturo, un poco de contención! Mira: vale que los personajes resultan un tanto arquetípicos o caricaturescos, pero eso es lo que les hace funcionar. Además, a veces la realidad supera a la ficción. ¡Anda que no habremos oído conversaciones “cavernícolas” similares a las que aparecen en el libro en las que, pensándolo fríamente, me da vergüenza ajena haber participado sin haber puesto en su “sitio” a los sujetos que intervenían!

 - ¡Coño, Javi, me sorprendes! ¿O sea que te arrepientes de haberle dicho a Soto Ivars: “Juanito, con esa melenita de niña vas a follar menos que un casado”? ¿O de haberle soltado a Houellebecq: “Ne pas épouser la japonaise car elle a de petits nichons!”?

- No, hombre, que es broma… ¡Que a mí en Oxford me llamaban “the Pretty Iberian Machito” por algo, je, je! Mira, hablando de Michel, aquí el Iván Rodi… el pollo éste hace un poco de Houellebecq porque predice un poco el auge del “neomachismo” que vemos en el mundo. ¡Y mira que me fastidia porque yo soy más partidario de la masculinidad tradicional!

- ¡Joder, y yo! Del hombre-hombre, como El Fary, y del “la mujer, de la habitación a la cocina y por el pasillo a hostias!”

- ¡Arturo, compórtate! El caso es que, estando totalmente en desacuerdo con Iván Repo…el perroflauta, vaya; he de admitir que me lo he pasado muy bien leyéndolo. Para empezar, es divertido, tiene muy buen ritmo narrativo y la extensión justa para no hacerse pesado. Parte de una premisa muy muy buena y no la alarga innecesariamente. ¡Anda que no habremos leído libros que arrancan genial pero que el autor estira el tema hasta hacerse cansino!

- ¡Por las pelotas de Blas de Lezo, qué insinúas, eh! ¿Que en mis libro hay más pajas que en una peli porno? Perdón, quería decir paja… ¡A qué te reto a duelo, mal amigo! ¡Si parece que te ha gustado más que mi Sabotaje!

- ¡Pardiez, Arturo, no way! Sabotaje te sitúa en la cumbre de la novelística actual, por favor… El Iván Ropi… Ripo…bueno, como  sea, no deja de ser un tuitero con ínfulas que escribe estas cosas para tener más predicamento entre las féminas...

- Fijo. Esa gente sólo piensa en el ñaca-ñaca.

-Eso sí, lo hace con gracia el muy… titiritero. Además, mantiene un acertado equilibrio entre lo cómico / humorístico / gamberro, lo patético / esperpéntico y lo serio o incluso épico. Sin olvidar el erotismo;  aunque a la novia del protagonista, la tal Najwa, ni la tocaría un gentleman con un mínimo de educación y cultura... ¡Vaya una pájara femina…nista! Me gusta también la evolución del personaje: toma de contacto - toma de conciencia - acción… y que la historia sea una uto-distopía, un poco al estilo del Ensayo sobre la lucidez o el Ensayo sobre la ceguera de Saramago. Eso sí, estirando la ficción de una forma muy diferente al portugués, mezclando humor gamberro con patetismo, tensando la cuerda sin que esta llegue a romperse.

- ¡Por las patillas del último de Filipinas, Javi, qué despliegue de erudición! ¡Y no te veía tan entusiasmado desde que la última vez que vetamos la entrada de una tía...mujer en la RAE! Igual hasta me lo tengo que leer. ¿Me animo o no?

- Hombre, el tema de fondo está claro que no puede ser más actual. Habrá quien se sienta más o menos concernido por ello, of course… Yo no, porque no soy ni machista ni feminista; sólo tengo sentido común, je, je… Pero al ser una historia sin una moraleja clara, sino más que nada satírica, creo que le puede interesar a cualquiera. Eso sí, me parece un texto generacional. Vamos, muy para la muchachada o gente de nuestra edad, pero joven de espíritu como nosotros (si es que eso es posible). En todo caso, ideal para machirulos de viejo y nuevo cuño.

- ¿Me estás llamando machirulo? Mira que saco la fusca otra vez, ¿eh?

- ¡Qué va, Arturo, si tú y yo somos un ejemplo para las generaciones presentes, pasadas y venideras! Anda, guarda la Tokarev y vamos a ver el partido del Madrid a mi casa. A ver si consigo explicarte lo del fuera de juego, que toda la vida viendo fútbol y aún no lo has pillado.

- Claro, porque mientras tú comías pipas en el Bernabéu yo veía los partidos en una tele en blanco y negro con los guerrilleros somalíes… ¿Te lo he contado alguna vez? Pues verás… 


Firmado: Koldo y Juan (excepto si hay alguna querella por delitos contra el honor. Entonces, no).


Otros libros de Iván Repila en Un Libro Al Día: Una comedia canallaEl niño que robó el caballo de AtilaPrólogo para una guerra

21 comentarios:

Beatriz Garza dijo...

Estáis más locos que una cabra montesa en medio de la Gran Vía... Qué orgullosa estoy de ser vuestra compi!

Juan G. B. dijo...

Si no nos echáis de esta, ya no sabemos qué hacer, la verdad...

Lupita dijo...

Hola a los dos:

Gran recreación de lo que podría ser “ El asombroso mundo de Javimari y Arturolo” En este caso yo pondría a Leticia Sabater en lugar de Pilar Castro.
Enhorabuena por esta reseña, casi podía sentir la presencia de mi padre al volante con su ducados, Herrera en la radio y el aroma de Varón Dandy. Eso eran hombres..

¿Por qué os van a demandar? Quizás hay un doble sentido y no lo he pillado..
Por cierto, Forjado a fuego y la serie del Fary deberían ser de visión obligada para todo hombre de pelo en pecho.

Saludos

Juan G. B. dijo...

Bueno, es una condición que no excluye la de machista (como queda reflejado en la novela de Iván), pero yo diría que si hay algún programa de televisión con una impronta claramente gay, ese es "Forjado a Fuego".

Diego dijo...

Ahora que Juan habla de echarlos... no sé si lo sabíais, pero el otro día me levanté con el pie derecho y se me dio por autoproclamarme director en jefe de Ulad. Sí, después de tomar el café con leche.
Hoy mismo me ha llamado Pedro Sánchez para confirmarme que sí, que me apoya.
Y bueno, nada, que estáis todos despedidos por el bien de los derechos humanos.

cristina dijo...

Es fantástica la reseña, jajajaja!!!!

Magda dijo...

Gracias por estar ahí, gente. Que bueno encontraros. No sé si leeré el libro, pero sólo por esta reseña lo tiene bien merecido.

Juan G. B. dijo...

Gracias a todos/as por vuestra comprensión y paciencia para con estos pobres sociópatas.

Beatriz Rodriguez Soto dijo...

La verdad, Juan G.B, siempre que se trata de humor allí estás tú. Y eres simpático, ya ves, tanto que voy a perdonarte lo que me hiciste llorar por no reseñar en serio La Odisea. Y estoy casi segura de que sabes de ella mas de lo que dices, incluso puede que la hayas leído. Si no sabes que las sirenas de entonces eran mitad ave y mitad mujer, en vez de mitad pez y mitad mujer, es que no la has leído pero eso queda para tu conciencia.
¿Alguien me quiere explicar a qué alumno de secundaria le importa un pepino Homero o es capaz de flipar con su métrica? La belleza de esas obras está en su lenguaje, en la perfección de su expresión, en la emoción de sus contenidos, aunque estas en concreto tengan además el atractivo de ser amenas y divertidas. ¿Y por qué todo el mundo dirá que son largas?, no son largas. (300 páginas con notas). Largo es el Diccionario filosófico, de Voltaire y se relee con placer por lo agudo y gracioso que es.
Sobre Arturo Perez Reverte he de decir que, aunque no me gustan mucho sus novelas, me parece el hombre más valiente de España.
Saludos afectuosos

Juan G. B. dijo...

¿Cómo,de España? ¡De España y de lo que fue España y nunca debió dejar de serlo, desde las Californias a Tierra de Fuego y desfe Flandes a la isla de Guam! Algún día nuestros descendientes exclamarán:"por las pelotas de don Arturo" , pensando que se tefieren a alfgún héroe legendario, pero nosotros sabemos que es real y la suerye que tenemos de haber coincidido en el mundo con él, un nuevo Héctor o Aquiles, el de los tobillos delicados. O Patroclo. O ese otro que estaba un poco zumbao, ya sabes...
En cuanto a La Odisea, debo decir que tengo un pequeño trauma con ella desde que vi una peli en la que el papel de Ulises lo interpretaba Armand Assante...
En cualquier caso, gracias por tu apoyo y tu comentario, en general,Beatriz.

zUmO dE pOeSíA (emilia, aitor y cía.) dijo...

Me ha hecho mucha gracia el supuesto diálogo entre Marías y Reverte. De Marías, me llama la atención que él puede rajar de todo, y sin embargo cuando un humorista lo llamó en tono de broma "cascarrabias", él descalificó totalmente en serio al humorista. ¡Nadie ose cuestionar a don Javier! Y menos aún a don Arturo, quien también, despotricando él contra todo y contra todos, no aguanta la más mínima crítica a él dirigida.

Sandra Suárez

lupita dijo...

Juan!!

No he visto Forjado a fuego nunca, ni un segundo, sólo algunas imágenes cambiando y siempre salen hombres barbudos, muy barbudos, de ahí la gil.., o sea, la bobada de comentario.
Lo que más me ha gustado de la reseña es lo bien captada que está esa sensación de nostalgia de lo de antes, cuando todo estaba en su sitio. No hay duda de que habéis leído "Yo también fui a EGB"
¿Y nadie dice nada de esa portada? Es gloriosa, seguro que esa mujer de líneas sinuosas y apariencia sumamente femenina, con medias y contoneo al andar, sí le gusta a don Arturo. No sé porqué, pero siempre le imagino así, levantando la vista de la lectura para ver unas piernas envueltas en medias de red.

Saludos y que Diego os trate bien

Juan G. B. dijo...

¡¡¡Lupita!!!
Para tu información, y ya que pareces un tanto desconocedora decesos asuntos, te diré que el que an ese programa aparezcan hombretones con barba no excluye un subtexto (si se me permite la extrapolación del término) gay. Incluso todo lo contrario...
En cuanto a la portada, tengo enentendo que es una recreación fe una escena de la vida doméstica del propio autor. De hecho, nos consta que él suele vestir así a diario.
Un saludo y gracias, de nuevo

Diego dijo...

Ya he hablado con Koldo y me limité a reperir la frase favorita de las madres de mis examigos: "ten cuidado con las malas influencias".

lupita dijo...

Hola de nuevo:

Para acabar con este debate tan sesudo, comienzo pidiendo perdón a los demás lectores por las cotas tan altas de tontería, pero parece que ni Juan ni yo tenemos mucha vida social.

Señor Baigorri, sólo hay algo que me guste más que un hombre con pluma y barba, un gato. Tendré que ver los dos programas que más me seducen por comentarios cercanos a mí: El encantador de gatos y Faf . Como buena fujoshi te lo agradezco.

Por otro lado, me gustaría pedir/os consejo. Estoy preparando la última sesión del club de lectura, buscando un libro que dé para debatir sobre lo políticamente correcto y los límites de la libertad de expresión. ¿Este de Iván Repila o el de Cristina Morales (Lectura fácil), ambos reseñados garbosamente en ULAD, os parecen acertados para ese propósito? ¿Me aconsejáis uno de los dos? Pensad que tengo que gastar dinero que además no es mío..

Y si este autor va vestido de semejante guisa, sólo puedo decir que parece el perfecto petimetre y lechuguino. Habrá que interesarse por él.

¡Cáspita y recórcholis! Si estoy deseando leer el libro. Juan y Koldo..
GRACIAS

Marc Peig dijo...

Hola, Lupita. Dejaré que cada uno proponga lecturas sobre este tema, pero si buscas un libro sobre la libertad de expresión, quizá te convenga esperar a la reseña que publicaré en unos días. No sé si es demasiado específico para una sesión de lectura, pero se centra sobre la censura en España.
Saludos
Marc

Juan G. B. dijo...

Hola otra vez:
Sobre los dos libros mencionados, para un club de lectura me parece más adecuado "El aliado", puesto que, aunque las dos novelas son excelentes y, sobre todo, muy divertidas, la de Iván Repila es más corta y tiene, no diré menos nivel, pero sí menor "complejidad literaria" que la de Morales (perdóname, Iván), por lo que su lectura es más rápida. Y, aunque si bien el tema que trata (el machismo y sus expresiones) quizás se aleje más que el otro libro del que tú pretendes para el club, también es más es más fácil que suscite un debate yo diría que de forma inmediata, puesto que "Lectura fácil" puede sugerir multitud de temas para debatir, entre ellos, desde luego, la corrección política, pero lo hace de una forma menos central que "El aliado".
Por lo demás, y por si acaso ese club de lectura está lleno de abuelitas de misa diaria o impresionables mozuelos del Opus Dei, aviso que hay una escena de sexo subidita de tono, pero bueno, en la novela de Cristina Morales hay todavía más, no menos intensas... ; )
En cuanto al consejo de Marc, tenlo en cuenta, que él tiene la cabeza mejor amueblada que muchos de los que estamos por aquí. Al menos que dos de nosotros...
Saludos.

lupita dijo...

Muchas gracias a todos!!
Quizás el de Repila me lo compre para mí, y espero a la reseña de Marc. Sea como fuere, os contaré mis impresiones.
Juan, te diré que dirijo ese club, pero voy a otros dos sólo como participante, y las peores son las abuelitas (les encanta el ñaca-ñaca)

Saludos

Montuenga dijo...

Obvio. Igual que a los abuelitos.

Malamente dijo...

El diálogo de los académicos ArturJavi, está muy bien. Divertido :))

¿Qué decir de los considerados los dos intelectuales varones vivos, supuestamente con más peso por estos lares? Arturo, curtido en mil batallas, y nunca saciado de ellas, vendiendo siempre honor y gloria, cuando en el mundo, con 7.000 millones de almas, la gente, no solo pierde el honor todos los días, sino que no sabe ni a qué huele, porque el destino solo les legó supervivencia pura y dura, donde ser básico no es solo una obligación, sino lo único que se puede ser. Y el otro, hijo de intelectuales, que en su cuna ya olió libros, en lugar de mugre como les es destinado a otros, pues... ¿qué debe pensar de la osadía de escritores jóvenes que conectan con lectores de no se sabe que edad o condición?

En fin, insisto, muy divertido todo. Saludos.

Magda dijo...

Bueno ya lo he leido. Joder, cuando tenia la respuesta me ha cambiado la pregunta