viernes, 5 de enero de 2018

Carlos Droguett: Patas de perro

Año de publicación: 1965
Valoración: Muy recomendable

Latinoamérica y años sesenta van indisolublemente unidos en lo literario a la palabra BOOM, la cual va asociada a ciertos autores por todos reconocidos. Creo haber comentado en alguna ocasión que la parte negativa del “boom” puede ser que muchos autores contemporáneos de las vacas sagradas hayan quedado relegados a un triste olvido. Desde luego, este sería el caso del chileno Carlos Droguett y de su novela “Patas de perro”.

Publicada originalmente en el año 1965, “Patas de perro” narra la historia de Bobi, un niño de 13 años mitad hombre mitad perro, y de su relación con Carlos, el hombre que le adopta. La novela es, fundamentalmente,  un tratado sobre la “otredad”, sobre el miedo a lo diferente  y la comprobación de las funestas consecuencias que ese miedo irracional puede conllevar. Pero, además de esto, es la historia de múltiples extrañamientos: el de Bobi con su mitad humana, con su mitad canina y con el resto del mundo, el de Carlos consigo mismo, con el propio Bobi y con la sociedad, etc.

Como podéis imaginar es un libro jodido, duro. La vida de Bobi es terrible: marginalidad, miseria, violencia, soledad, dolor… Las imágenes que nos llegan de la infancia de Bobi son devastadoras. Baste un ejemplo: cuando Bobi acude al mercado, los comerciantes le arrojan trozos de carne cruda, como si fuese un animal de feria.

Pero no solo es un libro "complicado" por temática, sino también por estilo.  El texto es un larguísimo monólogo interior de Carlos, la rememoración de los días pasados juntos. En ese monólogo, alucinado, deslavazado y casi siempre poético, se entrelazan conversaciones con Bobi o con otros protagonistas de la historia. Y es que la prosa de Droguett es desmesurada y torrencial. En ella, lo poético se entrelaza con lo real y la forma llega a primar sobre el fondo.  Enumeraciones eternas, reiteraciones, cambios de puntos de vista, signos de puntuación que parecen aleatorios, etc, exigen esfuerzo por parte del lector.  Eso sí, el esfuerzo merecerá la pena, aunque conviene ir preparado.

Por cierto, pregunta para aquellos que hayáis leído a Droguett y a Bolaño: ¿no os recuerdan algunos libros de Bolaño, como "Amuleto" o algunas partes de "Los detectives salvajes", a Carlos Droguett?

11 comentarios:

Carlos Andia dijo...

Me parece súper interesante el libro, gracias por el descubrimiento, brother. Lástima que mi lista de pendientes tenga la extensión que tiene. Pero igual se puede hacer alguna trampa y colarlo por ahí.

Saludos!

Koldo CF dijo...

La verdad es que no había oído ni hablar de este autor, pero el libro está muy bien (para mi gusto). Ya contarás si lo lees!!

Pablo Rumel Espinoza dijo...

Hace muy poco escribí sobre ese libro en mi blog.
Comparto con ustedes :)

La Crueldad Circundante de Carlos Droguett

Koldo CF dijo...

Magnífica reseña de un gran libro.
Gracias, Pablo!

Pablo Rumel Espinoza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pablo Rumel Espinoza dijo...

Gracias a ti Koldo CF por compartir la literatura de este querido y casi-olvidado compatriota. Sin duda tiene nexos con Bolaño, pero yo me atrevería a decir que tiene más cercanía con Juan Carlos Onetti y el mismo Faulkner, que vendría a ser el papá de todos estos. No obstante esos pasajes de Bolaño que nombras, yo sumaría Nocturno de Chile, un libro que está lleno de guiños a la infame cultura chilena en los tiempos previos y posteriores a la dictadura de Pinochet. Saludos!

Anónimo dijo...

No he leido la obra comentada, pero si su novela Eloy. Creo que es del año 1960 y muy original. Novela que tambien exige esfuerzo, pero vale mucho la pena. Trataré de encontrar la comentada por vosotros.

Lupita dijo...

Hola: feliz año nuevo a todos y enhorabuena por un nuevo año más. No había oído hablar de este libro ni del autor, y me parece muy interesante.Es cierto lo que comentas, Koldo, de las dos caras del boom. Los grandes conocidos han podido tapar a muchos otros talentos. A mí me fascina la literatura latinoamericana, pero debo decir que quitando a Onetti, Borges, García Márquez, Bolaño, Vargas Llosa y los más típicos, poco más conozco. Lo que más me ha tirado es la poesía, qué decir: Neruda (tanto el primer romántico como el poeta social), Vallejo, Benedetti, Cardenal, Nicanor Parra..tantos, quizás en eso se me ha ido el tiempo.
Por otro lado, hay en esos escritores algunos que se me hacen farragoso, no tanto por el idioma, como por la temática. Sobre todo, me cuestan los temas historico-políticos y de dictadores.
Creo que este libro me lo voy a comprar, y os comento, pero como vivo y trabajo con niños, no sé si lo soportaré.
Aún recuerdo como tuve que dejar "Mi planta de naranja-lima", de Mauro de Vasconcelos.
Un saludo y felices Reyes magos.
Os quiero Ulad

Lupita dijo...

Perdón por lo mal escrito que está. Dedos gordos y movil, mala combinacion

Koldo CF dijo...

Pablo: Los ecos de Faulkner son también clarísimos (quizá algo menos los de Onetti), pero lo de la comparación con Bolaño me parece interesante ya que no creo haber leído a Bolaño ninguna referencia a Droguett.
Anónimo: Acabo de ver en el catálogo de librerías de segunda mano en Madrid el "Eloy" que comentas, pero también "El enano Cocorí", "Todas esas muertes" y alguno más. No sabía que hubiera cosas de Droguett publicadas en España (y menos en los aos 60 y 70). Alguno cae, fijo.
Lupita: Si dejaste "Mi planta de naranja-lima", igual "Patas de perro" no es tu libro. Me explico: a mi me resulta mucho más duro. También he de decir que es más complejo, pero que me ha gustado mucho más que aquel.

Muchas gracias a los tres por aportar tan interesantes comentarios!!!!

Marcela dijo...

Hola! Me recordó el libro del dramaturgo ruso, Maijael Bulkanov en su obra “Corazón de Perro”.

Un profesor llamado Preobrajenski , adopta a un perro callejero llamado Bola. El doctor tiene un plan para él: piensa sustituir su hipófisis y sus glándulas sexuales por las de un joven proletario que acaba de fallecer y cuyo cuerpo nadie va a reclamar. Sorprendentemente, la operación resulta ser un éxito y la evolución médica del perro queda reflejada en un diario que va escribiendo . La obra, va describiendo, como el perro, se va metamorfoseando hasta alcanzar un aspecto humanoide, cómo aprende a hablar y cómo en su carácter se encuentran tanto las mezquindades propias de su raza y como las heredadas a través de la hipófisis del joven revolucionario que resultó ser un alcohólico.
En fin, Temas de ficción que se relacionan en distintas culturas. Saludos