miércoles, 21 de diciembre de 2016

Knut Hamsun: Pan

Idioma  original: noruego
Título original: Pan
Año de publicación: 1894
Traducción:Kirsti Baggethun y Asunción Lorenzo 
Valoración: recomendable


Como ya ocurría en su primera novela "Hambre" (reseñada también en este blog), Knut Hamsun sigue indagando el comportamiento humano. Así como en la anterior novela se centraba en la desesperación y las penurias de un joven escritor para conseguir salir adelante combatiendo el hambre y su propio equilibrio mental, en Pan el autor describe la vida de un joven teniente que habita en medio de la naturaleza y la dificultad que tiene en establecer una relación sentimental. Estos dos aspectos principales de la novela llevan al autor a titularla con el nombre de "Pan", en referencia al dios mitológico de la naturaleza salvaje, los pastores, la fertilidad y la sexualidad masculina. Tal es así, que la devoción del teniente Glahn por su entorno natural es un elemento adicional a la propia historia, y esta relación del protagonista con el medio se pone de manifiesto en las conversaciones y sueños en los que Pan está presente.

Una vez situados en el terreno en el que se mueve el libro, nos encontramos con el teniente Glahn como protagonista de la historia, un joven solitario bastante inestable y huraño poco acostumbrado a las relaciones sociales (las cuales le incomodan enormemente), motivo por el cual tiende a rehusarlas, pues carece de las habilidades sociales necesarias para comportarse de la forma apropiada. La vida apacible y sosegada que lleva viviendo en su cabaña, con la compañía de su perro, se verá alterada por la aparición de una joven aldeana que despertará los sentimientos de Glahn. Sin querer entrar más al detalle con la trama (razón por la que os animo a no leer la solapa del libro) esta novela trata sobre el enamoramiento del protagonista y la dificultad en conquistar la joven debido a la falta de capacidades en cuestiones amorosas por parte de él así como al carácter caprichoso e inestable de ella. De este modo, en Pan nos encontramos con una historia de enamoramiento, deseo, celos e inseguridades.

Leídas Hambre y Pan, vemos que la obra de Hamsun gira en torno al comportamiento humano a través de personajes de vida tormentosa y emocionalmente inestable. De esta manera, mientras en Hambre el tema tratado era la obsesión, la desesperación y hasta en cierto modo la locura, en Pan la historia gira entorno al enamoramiento y a los actos irracionales que conlleva. Aunque ambas novelas traten de temas muy distintos, sí hay aspectos parecidos entre ambos: la actitud y personalidad el narrador acostumbra a ser bastante insegura y torpe con las mujeres. En Pan vemos que trata de forma errática y a menudo incoherente; sucumbe a sus encantos a la vez que las trata con desprecio y las ridiculiza cuando siente que los sentimientos  que tiene respecto a ellas no son correspondidos en igual medida. Los sentimientos irrefrenables del teniente Glahn le sobrepasan y no sabe sobrellevarlos. La pasión le lleva a no contener sus instintos más primarios ya sea en grandes proclamas de amor o en muestras de desdén cuando estos no son correspondidos. Es este comportamiento irracional y exagerado del protagonista el que le lleva a entorpecer toda relación posible. Es en este aspecto donde encontramos una de las claves de la obra de Hamsun, los sentimientos en su estado más puro, sin intento de contenerlos ni matizarlos. No hay intento de endulzarlos, la rabia y el amor se mezclan y se alternan rápidamente según si sus sentimientos son o no correspondidos.  

Terminado el libro, uno se queda con una sensación agridulce ya que, si bien el autor es hábil en saber llevar los sentimientos al extremo, al límite incluso de la locura, es esta característica suya la que no permite disfrutar completamente de su lectura al no existir la posibilidad de empatizar con los personajes. El comportamiento de Glahn es tan mezquino, irracional y cruel hasta el hastío, que roza incluso la demencia y así es muy difícil conectar con él por muy evidente que sea su habilidad narrativa.

En cualquier caso, es justo destacar que es precisamente este estilo de prosa y la forma de tratar el interior humano lo que supuso que Hamsun ejerciera una gran influencia en autores posteriores de renombre como son Zweig, Mann, Kafka e incluso Paul Auster. Lamentablemente su obra no ha sido tan difundida y popularizada como su calidad literaria merece; el motivo probablemente se deba a su pasado ideológico a favor del fascismo que provocó que su obra fuera repudiada al terminar la segunda guerra mundial e incluso fue llevado a juicio por simpatizar con el nazismo. Aún así, más allá de su ideología, la influencia ejercida en la literatura posterior le otorga un lugar destacado en la historia de la literatura y es probablemente su mejor legado. 

Otras obras de Knut Hamsun reseñadas en Un Libro al DíaHambreLa bendición de la tierraVictoria

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Es curioso que siempre se tiene cierta prevención contra Hamsun por sus simpatías nazis, y sin embargo hay muchos autores con simpatía hacia otros regímenes dictatoriales y a ellos no se les tiene en cuenta. Mi intención no es levantar polémica, es una reflexión.

Koldo CF dijo...

Creo que la prevención o el recelo de la que habla Anónimo va en los dos sentidos (ideológicos) y no solo en literatura. Afortunadamente, esto es literatura y de eso hablamos. Y coincido con Marc en que Hamsun en un muy buen escritor.

Muy buena reseña, por cierto.

Abrazo!

Marc Peig dijo...

Gracias Koldo. Ciertamente, he apuntado que el desconocimiento que existe respecto a la obra de Hamsun probablemente se deba a la cesura de su obra por motivos ideológicos sin pretender entrar en comparaciones con otros régimes totalitarios. Aún así, interesante la reflexión, Anónimo, aunque su debate en lo tocante a este tema no formaría parte del objetivo de este blog.

Saludos.

Anónimo dijo...

Por lo que he leido, Hambre y La bendición de la tierra son sus mejores novelas, no?
Saludos

Marc Peig dijo...

Según las reseñas en ULAD sobre este autor parece que, efectivamente, las dos que indicas son las mejores. Por mi parte, habiendo leído "Hambre" y "Pan", te diría que la primera es bastante superior a la segunda. Gracias por opinar y leer nuestro blog.
Saludos.

Anónimo dijo...

Lo de su perro Esopo me ha traumado jajajaja

Marc Peig dijo...

Me lo imagino :-)